El PNV “no participa en paripés”

Califica el acto como “vacío y artificial” y critica que busca “limpiar la imagen de unos y otros”

24.02.2021 | 00:36

madrid– El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, aseguró ayer que su partido no pretendía hacer un "plante" al rey Felipe VI ni a nadie con su ausencia en el acto del 40 aniversario del 23-F, pero no participará en "paripés". A su juicio, este fue "un acto bastante vacío y artificial" y consideró que fue algo "más bien coyuntural para limpiar imágenes de unos o de otros".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Ortuzar aseguró que "no se trata tanto de hacer un plante, sino de no participar en un acto bastante vacío y artificial". "Han pasado 40 años y, hasta ahora, nunca se había hecho nada. ¿Por qué ahora sí? No ha habido ninguna alteración, no habido ninguna novedad que nos ayude o que nos empuje a hacer ese tipo de actos", añadió.

Asimismo, Ortuzar destacó que tampoco se sabe "al 100% lo que pasó en aquel en aquella situación". "Da la da la sensación de que es un acto más bien coyuntural para limpiar imágenes de unos o de otros, y a nosotros en ese tipo de paripés no nos gusta estar".

Secretos oficiales Por su parte, el portavoz jeltzale en el Congreso, Aitor Esteban, justificó la ausencia de su partido por la bruma que existe sobre lo ocurrido el 23-F y la negativa a reformar la ley de secretos oficiales para que se conozca qué pasó realmente. En rueda de prensa en el Congreso, Esteban lamentó que se haya dado a los grupos ya "cocinado" ese acto presidido por el rey y no hayan podido plantear sugerencias. "Es incómodo estar conmemorando unos sucesos envueltos aún hoy en una bruma informativa y bastante propaganda y de los que desconocemos sus detalles después de cuarenta años", añadió.

A su juicio, eso ocurre porque no se quiere modificar la ley de secretos oficiales. "Se habla mucho de transparencia y de hacer las cosas de otra manera pero, hasta ahora nada de nada", subrayó antes de lamentar que la Mesa del Congreso ampliara ayer el plazo de enmiendas a la proposición que pretende modificar la ley de secretos oficiales y que el PNV presentó hace más de ocho meses.