Altsasu: cierre de ciclo sin olvidar “todo un montaje”

Los jóvenes condenados agradecen la ola de solidaridad durante cuatro años donde “la verdad poco ha importado” semilibertad, sus penas no finalizan hasta 2025

24.01.2021 | 00:52
Seis de los ocho condenados por el ‘caso Altsasu’ comparecieron ayer en Pamplona. Foto: Efe

Pamplona – Los jóvenes de Altsasu han decidido poner punto y final a una etapa de cuatro años de un proceso "largo y duro" si bien sus condenas no finalizarán hasta 2025. A pesar de encontrarse en un régimen de semilibertad, recordaron que "Jonan (Cob) y Julen (Goikoetxea) siguen teniendo que regresar a dormir a la cárcel todas las noches, así como los fines de semana permanecer encerrados". Así lo trasladó Adur Ramírez de Alda en un comunicado que leyó ayer en representación del resto de los implicados en el incidente del bar Koxka. Seis de los condenados –Oihan Arnanz, Iñaki Abad, Jokin Unamuno, Adur Ramírez de Alda, Aratz Urrizola y Ainara Urkijo– comparecieron acompañados por representantes de Altsasu Gurasoak y Altasasukoak Aske!, al considerar que "es hora de cerrar un ciclo" con la presentación de varios recursos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Ante todo, quiso agradecer a todas las personas que durante los cuatro años "han aportado su granito de arena, sea donde sea", y reconoció que nunca lo podrán olvidar y "nunca lo podremos agradecer lo suficiente". "Hemos sido solo uno más de los cientos de montajes políticos, mediáticos, judiciales y policiales que han existido en Euskal Herria y el resto del Estado", indicó pero reconoció que por alguna razón "esta causa ha superado muros que otras no habían conseguido". Según expresó, al echar ahora la vista atrás, y "analizado todo el proceso con perspectiva, lo interpretamos como un logro del trabajo, solidaridad y compromiso de la gente, del pueblo, que nos ha sacado de entre los muros"

Los jóvenes también quisieron agradecer todo el trabajo realizado tanto por sus padres como la plataforma Altsasukoak Aske! y los vecinos y vecinas de Altsasu. "Se levantaron en contra de las mentiras y ataques que recibieron y consiguieron contagiar la indignación convirtiéndola en movilización constante en toda Euskal Herria y diferentes lugares del Estado, con especial mención a Catalunya", indicó Ramírez de Alda. En esta línea, reconoció que toda esa labor e implicación "ha sido la base de toda esa solidaridad". Por otro lado, indicó que una vez que todos, a pesar de las limitaciones, ya están en la calle, "creemos que es hora de cerrar un ciclo que comenzó hace ya cuatro años". Con todo, confesaron que aún así no pueden "ignorar a los responsables de este auténtico montaje". Al respecto, mencionaron el "planificado trabajo" de la Guardia Civil, algunos medios de comunicación "con estrechas relaciones con las cloacas", Covite, fiscales y tribunales de excepción y políticos que "aireaban y jaleaban la versión impuesta en busca de réditos electorales". Ramírez de Alda destacó que todos ellos han contribuido a la construcción de un montaje "con intereses más allá del propio caso y donde la verdad poco les ha importado".

Al respecto, precisó que "podrán encerrarnos, podrán hacernos sufrir y podrán imponerse por la fuerza", pero "nunca podrán destruir nuestro espíritu joven, nuestro pueblo ni su gente". En esta línea indicó que seguirán solidarizando y luchando junto a todas aquellas personas que "están viviendo, o que vivirán en el futuro, situaciones injustas a manos del Estado". Además, apostilló que mediante todo este proceso, lo único que han conseguido ha sido que "nos unamos y que hoy estemos aquí más fuertes que nunca".

Desde Altsasukoak Aske, Idoia Goikoetxea recordó el "juicio farsa en la Audiencia Nacional" con "múltiples pruebas rechazadas y la vinculación de varios magistrados con la Guardia Civil". "El resultado es de sobra conocido: ganamos el juicio pero perdimos la sentencia".

"Hemos sido solo otro montaje más, pero por alguna razón esta causa ha superado a todas"

Adur Ramírez de Alda

Condenado por el 'caso Altsasu'