La oposición tiende su mano a la negociación de los Presupuestos

EH Bildu y Elkarrekin Podemos están dispuestos a dialogar, aunque las Cuentas “no son expansivas”

19.12.2020 | 23:23
Azpiazu junto al portavoz Bingen Zupiria en la presentación de los Presupuestos de 2021. Foto: Irekia

Vitoria – Los partidos en la oposición en el Parlamento Vasco mostraron ayer su mano tendida al diálogo con el Gobierno Vasco, formado por PNV y PSE, si bien matizan la afirmación del consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, de que los Prespuestos sean "expansivos. EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PP+C's aseguraron ayer, apenas 48 horas antes de que los consejeros comiencen a desfilar mañana por la cámara de Gasteiz para desgranar las partidas de cada área, que buscaran vías al entendimiento, si bien rebajaron las expectativas previas a alcanzar un consenso.

Ya es sabido que el Presupuesto de 2021 ascenderá a 12.442 millones de euros, un 5,7 % más que el de 2020, el más alto de la historia de Euskadi, según remarcó Azpiazu este pasado jueves, cuando se procedió a iniciar la tramitación parlamentaria. Aún pendiente de haber analizado en profundidad la letra pequeña, EH Bildu señaló que se aprestará a negociar. "No parece que cambien mucho las prioridades" y los temas, como Educación o Salud, "que preocupan a la ciudadanía, tengan un aumento de su peso es proporción al resto del Presupuesto", señaló el parlamentario Iker Casanova. El representante de la coalición afirmó asimismo que no caerán "en cantos de sirena" que les llegan desde el Gobierno Vasco, ya que el de 2021 "no es un presupuesto expansivo", sino más bien "es ordinario" y "da continuidad a una práctica pese a existir una situación extraordinaria". A su juicio, Lakua "vende como un gran presupuesto" de igual forma que "vendió los anteriores como verdes, con una gran partida para el TAV". "Hablan de diálogo y practica el monólogo", citó.

Tras mantener algún encontronazo este semana, y poner aún más difícil sus votos afirmativos –si bien PNV y PSE tampoco los necesitarían para aprobar las Cuentas–, Elkarrekin Podemos abundó en que deberán tomarse su tiempo. Las Cuentas no revelan "una ambición de incrementar el gasto público para compensar la caída que se ha producido en el sector privado, tampoco vemos ambición de responder de forma contundente a la crisis con políticas expansivas", incidió su parlamentaria, Isabel González. Tanto es así que en un primer vistazo, advirtió de que son unos presupuestos "cerrados". elaborados "sin escuchar las propuestas de otros".

En el transcurso de un programa de Radio Euskadi, el también parlamentario Carmelo Barrio anunció que PP+C's se guiará en si las Cuentas hacen "un esfuerzo por salir de la crisis. Esa es la actitud que vamos a tomar". Sí que exigirán un mayor esfuerzo "a los sectores más desfavorecidos, un mayor esfuerzo en materia sanitaria, en el reforzamiento del sistema público, con los autónomo o las pymes", agregó.

Mientras los partidos de la oposición deshojan la margarita, los consejeros del Gobierno Vasco comienzan a partir de mañana a desgranar las partidas de sus respectivos departamentos en el Parlamento. El primero será el propio Azpiazu (Economía y Hacienda), tras el que desfilarán Josu Erkoreka (vicepresidente primero y consejero de Seguridad) e Idoia Mendia (vicepresidenta segunda y titular de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia). Ya el martes harán lo propio Jokin Bildarratz (Educación), Arantxa Tapia (Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente), Olatz Garamendi (Gobernanza Pública y Autogobierno), Iñaki Arriola (Planificación Territorial, Vivienda y Transportes). Para el miércoles quedarán Gotzone Sagardui (Salud), Beatriz Artolazabal (Igualdad, Justicia y Políticas Sociales), Bingen Zupiria (Cultura y Política Lingüística) y Javier Hurtado (Turismo, Comercio y Consumo).