Queda libre uno de los asesinos de los abogados de Atocha

García Juliá abandona la prisión de Soto donde ingresó en enero tras ser extraditado desde Brasil

20.11.2020 | 00:44

madrid – Carlos García Juliá, autor de la matanza de los abogados de Atocha, salió ayer de la prisión de Soto del Real, donde cumplía condena como autor de cinco asesinatos y cuatro intentos de homicidio. García Juliá abandonó a primeras horas la cárcel madrileña en la que ingresó en febrero de este año después de ser extraditado a España desde Brasil, donde fue detenido en diciembre de 2018 tras décadas prófugo y un periodo encarcelado en Bolivia por un delito relacionado con el narcotráfico.

Está condenado por ser uno de los autores de la matanza de Atocha, cometida en Madrid el 24 de enero de 1977 en un bufete de abogados laboralistas por miembros de la extrema derecha. Fue sentenciado a 193 años de prisión en 1980, pero tan solo cumplió 14 años de la pena que le había sido impuesta. En 1991 consiguió la libertad condicional y, años después, logró un permiso para viajar a Latinoamérica por una oferta de trabajo y, aunque el permiso fue revocado posteriormente, nunca regresó a España.

A pesar de que le quedaban por cumplir más de diez años de condena, la Audiencia de Ciudad Real atendió en mayo pasado la petición de su abogado para una nueva liquidación de la condena, que le reconoció redenciones durante el tiempo que estuvo prófugo en Sudamérica.