Sánchez mira al futuro ante las críticas por el apoyo de Bildu a los PGE

“Entre avanzar o quedarnos, España dice adiós al pasado”, dice el presidente Casado insiste en que el pago a la coalición soberanista es acercar presos

14.11.2020 | 01:20
Pedro Sánchez, ayer en Pamplona, junto a la presidenta navarra, María Chivite. Foto: Javier Bergasa

pamplona – "Entre avanzar o quedarnos como estamos, el Congreso decide avanzar y España dice adiós al pasado". Esta la respuesta de Pedro Sánchez a las críticas recibidas desde que el pasado miércoles el coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, anunciara la disposición de la coalición soberanista a dar su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Ademas de las lógicas y consabidas andanadas desde la oposición –PP, C's y Vox especialmente–, Sánchez ha tenido que lidiar con "socialistas históricos" –Nicolás Redondo, Joaquín Leguina o Rodríguez de la Borbolla – o actuales barones socialistas – Javier Lambán, Guillermo Fernández Vara o Susana Díaz–. El último en sumarse al coro crítico interior fue Emiliano García Page. El presidente de Castilla-La Mancha afirmó ayer que el pacto con Bildu en los Presupuestos "no tiene un pase".

En una entrevista en la Cadena Ser, el barón socialista concretó que el pacto con Bildu "no tiene un pase" desde el punto de vista de fondo porque ni está en un proceso de normalización ni tampoco ha hecho un proceso de reconciliación. "Ahora lo que hacen es lo contrario, exigiendo a cambio de seguir aportando votos. Por tanto yo no lo veo". A su juicio, Sánchez está haciendo un intento por hacer viable la "casi inviable" situación política del país y los PGE, añadió, son un documento ""perfectamente homologable" en la dinámica de un presupuesto socialdemócrata. "El problema es que el documento de fondo es bueno pero el peaje que hay que pagar para sacarlo adelante es doloroso", sentenció.

Cuentas necesarias Pedro Sánchez, ayer de visita oficial en Nafarroa, celebró que los Presupuestos hubieran superado su primer trámite parlamentario en el Congreso derrotando las enmiendas de totalidad que pedían su retirada. "Entre avanzar o quedarnos como estamos, el Congreso decide avanzar y España dice adiós al pasado", señaló.

El presidente español, que fue recibido entre abucheos, no hizo referencia al papel de EH Bildu sobre las Cuentas y tampoco respondió a los periodistas que se encontraban en la puerta del Palacio de Nafarroa y que le preguntaron por las críticas de los barones del PSOE a este apoyo de la coalición soberanista. Sánchez insistió en que los PGE necesitan ser aprobados para movilizar los fondos europeos que le corresponden al Estado español para reactivar la economía tras la pandemia del coronavirus.

Lo cierto pese a las criticas de los barones mediáticos, también hay voces socialistas que apoyan el paso dado por el Gobierno. El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Rafael Simancas, defendió ayer que los Presupuestos superaran las enmiendas a la totalidad con el apoyo de Bildu y C's. "Se necesita a todos los grupos porque no puede se optar entre unos apoyos u otros y aquellos que se desmarquen deberán dar explicaciones por su irresponsabilidad, aseguró. Por su parte, el líder de los socialistas de Galicia, Gonzalo Caballero, pidió el apoyo de todas las fuerzas –incluida Bildu– a los Presupuestos, y aseguró que los que "yerran son los que votan en contra" de unas cuentas "fundamentales" para "salvar a la gente".

Casado y Arrimadas Mientras, tanto PP como C's siguen sin rebajar el tono de sus críticas. El líder del PP, Pablo Casado, acusó ayer a Sánchez, de haber negociado con EH Bildu un acercamiento de presos de ETA a cárceles vascas a cambio del apoyo a los Presupuestos. "Pedro Sánchez ha cruzado una línea negra, que es pactar con EH Bildu y hacerlo además a cambio de acercar a presos con delitos de sangre a sus espaldas cerca de las cárceles del País Vasco", afirmó.

Por su parte, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, agradeció a los "moderados" y a los "históricos" del PSOE que se han atrevido a "verbalizar" su disgusto. Por eso, pidió a Sánchez que escuche estas voces antes de negociar con Otegi "porque aún hay tiempo para rectificar".

"Hablamos de unos Presupuestos que van a transformar nuestra economía sobre bases sostenibles"

"Nos van a permitir arrancar cuanto antes un gigantesco proceso de recuperación"

Pedro Sánchez

Presidente del Gobierno español