El presidente comparecerá cada dos meses y revisará el estado de alarma en marzo

El PSOE apoya la propuesta de ERC y amarra la votación hoy en el Congreso

29.10.2020 | 00:03
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ayer en el Congreso. Foto: Efe

madrid – Más allá de la polémica por la no comparecencia de Pedro Sánchez hoy en el Congreso para defender el estado de alarma, el PSOE maniobró ayer para garantizarse los apoyos suficientes en la votación de la prórroga de dicho estado de alarma. Con este fin miró hacia la mayoría de la investidura y rebajó las condiciones que el Consejo de Ministros extraordinario aprobó el pasado domingo por un periodo de 15 días. Esto es, que el estado de alarma tenga una duración de seis meses tras su primera prórroga –desde el 9 de noviembre hasta el 9 de mayo– y evitar rendir cuentas en el Congreso de forma periódica.

En este sentido, el PSOE votará hoy a favor de la propuesta de resolución que presentará ERC en el Pleno, que plantea que el estado de alarma sea sometido a revisión el 9 de marzo, por lo que tendría una duración inicial de cuatro meses. Según la enmienda, será la Conferencia de Presidentes, previo acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la que decidirá si lo levanta o lo mantiene hasta el 9 de mayo. Esta decisión se tomará a la vista de la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales y económicos.

ERC solicita, además, que Sánchez comparezca en el Pleno del Congreso "cada dos meses" para dar cuenta de los datos y gestiones del Gobierno en relación con la aplicación del estado de alarma, y que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, acuda a la comisión parlamentaria del ramo una vez al mes para detallar los datos y gestiones correspondientes a su departamento. Unidas Podemos confirmó que también votará a favor de esta resolución, de modo que saldrá adelante.

Se da la circunstancia de que, en el Pleno de control de la mañana de ayer en la Cámara Baja, Sánchez realizó una oferta en términos muy similares al PP que fue rechazada por esta formación. El líder del PSOE propuso que el estado de alarma se prolongue cuatro meses, en vez de los seis que recoge el decreto aprobado, alegando que su Gobierno "está por la unidad". Así, planteó que el próximo 9 de marzo sea el Consejo Interterritorial de Salud el que "revise" si debe o no continuar esta medida excepcional. Sin embargo, Pablo Casado defendió su oferta de limitar el estado de alarma a dos meses para "salvar" la campaña de Navidad y la "esperanza de millones de españoles, sobre todo los mayores que viven sin sus familias". Para el presidente del PP, esta propuesta seguía tratando de "eludir" el control del Congreso, y advirtió de que no se puede aplicar un estado de alarma tan largo "sin control parlamentario ni judicial" porque, a su juicio, eso "desborda el estado de derecho" español y el europeo.

El PNV, que ya consiguió que el estado de alarma tuviera como autoridades competentes a los presidentes autonómicos, presentó una enmienda al decreto para que enclaves como Trebiño, que está en territorio alavés pero pertenece a Burgos, tenga que aplicar las restricciones que se aprueben para Araba. Durante el anterior estado de alarma por el coronavirus, el partido jeltzale ya registró una enmienda similar que fue aprobada, de forma que este tipo de enclaves se ajustaron a las medidas que se aprobaron para el territorio circundante. Unidas Podemos confirmó que votará hoy a favor de esta iniciativa, al igual que EH Bildu, cuya portavoz, Mertxe Aizpurua, llamó a evitar un "caos administrativo".

Más País y Compromís apuestan por comparecencias mensuales del presidente español, tal y como consta en la resolución que registraron ayer. Ciudadanos coincide en la rendición de cuentas cada 30 días, y el PP, al igual que el BNG, se decanta por una cadencia de 15 días. ERC pide que lo haga cada dos meses, el plazo más largo, propuesta que es compartida por el PDeCAT y EH Bildu y que será la que acepten el PSOE y Unidas Podemos. Se confirma además que JxCat y PDeCAT defenderán dos estados de alarma distintos. La marca de Puigdemont pide que dure dos meses y el PDeCAT aboga por cuatro meses.

Por otro lado, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, recordó que el actual decreto de estado de alarma "no permite confinamientos domiciliarios, ni de un día, ni de dos días, ni de fin de semana", pero no descartó que puedan incluirse en el futuro. Respondió así en TV3 a la propuesta de la Generalitat de implantar un confinamiento total en Catalunya este sábado y domingo, aunque recordó que el decreto sí permite que las comunidades ordenen "confinamientos perimetrales muy estrictos".

Illa se disculpó además por acudir a una gala en la noche del lunes en Madrid, junto a otros políticos y ministros, pese al estado de alarma. Admitió que los ciudadanos "tienen razón" por sus críticas.

"El estado de alarma no permite confinamientos domiciliarios pero sí perimetrales estrictos"

Salvador Illa

Ministro de Sanidad