El Gobierno vasco cree que no bastará con medio año de estado de alarma

Pretende evitar recurrir al confinamiento general mediante la aplicación de "medidas restrictivas y duras" como las puestas en marcha este lunes

27.10.2020 | 13:10
Bingen Zupiria, portavoz del Gobierno vasco.

El portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, cree que no bastará medio año de estado de alarma para superar la situación sanitaria que genera la pandemia del coronavirus y ha planteado que se busquen otras fórmulas que garanticen que las instituciones puedan adoptar medidas restrictivas "con garantías jurídicas" para hacer frente a la covid-19.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno semanal, Zupiria ha afirmado que la intención del Gobierno de Pedro Sánchez es la de prolongar durante seis meses este instrumento jurídico, y el Ejecutivo vasco cree que este plazo de tiempo "no bastará para superar esta situación sanitaria", por lo que aboga por que no se recurra "permanentemente con el estado de alarma".

Por ello, ha planteado que busquen otras normas para el futuro que permitan adoptar restricciones "garantías jurídicas". "Algo hace falta. El único instrumento que existe en estos momentos es el estado de alarma, que durará lo que tenga que durar, pero sería conveniente que se busquen otras fórmulas para hacer frente a esta situación, sin tener que recurrir permanentemente al estado de alarma", ha subrayado.

Según ha advertido, "en estos momentos, nadie sabe cuánto va a durar esta situación de pandemia". "Nadie en el mundo, ningún Gobierno ni ninguna autoridad científica o sanitaria, sabe cuánto tiempo que se va a tener que convivir con esa enfermedad", ha añadido

A su juicio, el estado de alarma es "una figura jurídica, normativa, que permite la adopción de medidas restrictivas con todas las garantías de un Estado de Derecho". No obstante, ha considerado que también puede haber otras normativas del ámbito sanitario que ofreciera la garantía "suficiente" para la adopción de estos medidas.

"A día de hoy, hay una propuesta para que este estado de alarma, que es la herramienta jurídica que nos permite a las instituciones adoptar medidas, se pueda prolongar por seis meses. Es muy probable que también en el futuro hagan falta instrumentos jurídicos de ese tenor, no sé si debe ser un estado de alarma o una norma de rango superior que permita la adopción de estas medidas", ha añadido.

Zupiria ha afirmado que el Ejecutivo pretende evitar el confinamiento general mediante "medidas restrictivas y duras"

Las nuevas medidas pretenden "evitar el confinamiento general" 

El Gobierno vasco pretende evitar recurrir al confinamiento general de la población mediante la aplicación de "medidas restrictivas y duras" como las puestas en marcha este lunes, pero tampoco lo descarta, si fuera preciso, para evitar la expansión del coronavirus.

En rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, el portavoz del Gabinete Urkullu, Bingen Zupiria, ha insistido en que el Ejecutivo no descarta "ningún escenario", tampoco el del confinamiento total.

No obstante, ha recordado que las autoridades sanitarias realizan un seguimiento "diario, pueblo a pueblo, de la situación sanitaria", y las instituciones públicas reunidas en el LABI también efectuarán "un continuo y permanente análisis".

Tras advertir de que todos ellos tienen el convencimiento de que Euskadi va a vivir "unas semanas muy complicadas", ha añadido que el objetivo es "uno y único", el de "evitar la expansión de la enfermedad y limitar su contagio".

A su juicio, la actual situación "más o menos grave" es "parecida" a la vivida en los meses de marzo y abril, que conllevó un confinamiento general de la población. Según ha añadido, "en estos momentos y en esta nueva ola", la intención es la de "no tener que recurrir al confinamiento general para hacer frente a esta situación, adoptando todas las medidas extraordinarias que haya que adoptar".

"Sí nos hemos planteado como objetivo mantener la actividad económica y educativa y, de momento, las instituciones dejan la puerta abierta a mantener actividad física, una mínima actividad social, cultural y deportiva segura", ha indicado.

Para Bingen Zupiria, "la única manera de garantizar" ahora este "nivel de actividad" es "limitando la movilidad, la actividad nocturna y social", con no más de seis personas, que no se mezclen otras que no pertenezcan a "su burbuja social más cercana". "Son medidas restrictivas, duras, para evitar el confinamiento general", ha concluido.