Situación rocambolesca de Juan Carlos I

La crisis de la monarquía, a debate

24.08.2020 | 00:59
Juan Carlos I, junto a su hijo Felipe II

La situación que vive la Casa Real y aquello que se llamó el 'juancarlismo' abren unos cuantos interrogantes. ¿Estamos ante otro cortafuegos o ante un punto de giro?

Momentos de nuevo históricos describen una crisis sistémica en el Estado. La situación rocambolesca de Juan Carlos I y las consecuencias sobre el reinado de su hijo abren multitud de preguntas. En esta coyuntura, hemos pedido un diagnóstico al filósofo navarro Jorge Urdánoz, al catedrático de Derecho Constitucional Javier Pérez Royo, a la periodista de ETB Eider Hurtado y al periodista especializado en Historia César Cervera. Salvo Pérez Royo, tres de los cuatro pertenecen a una generación que ha sucedido a la que pilotó la Transición, y que a priori tiene una mirada más alejada del mito que se construyó en torno a la figura de Juan Carlos I. Su caída, como apuntó hace días de forma inteligente el periodista Iñaki Gabilondo, ha dejado a la intemperie una cultura generacional que miró para otro lado en asuntos relacionados con la Zarzuela. El paso de los años ha servido para abrir esa mirada. Como expresa la periodista Eider Huertado, "si en el año 2020 una monarquía cuesta comprenderla, para periodistas del 2020 también es incomprensible que haya un tema tabú. Es inaceptable y que desde cierta generación ahora pueda decir que quizás no hicieron todo lo que debían hacer me parece una reflexión muy interesante". Hurtado anima a que ello derive en el surgimiento de nuevos testimonios, sobre "lo que vieron, lo que supieron y lo que pasó, porque eso también nos ayudará a construir la historia". .

El periodista César Cervera, autor de Los Borbones y sus locuras recuerda que estamos ante una dinastía "que ha abdicado tantas veces de forma forzosa, y se ha tenido que marchar al exilio,". De los ocho últimos reyes antes de Felipe VI, apunta, "los ocho han vivido en algún momento de su vida en el exilio". Con estos precedentes, dice que no "apostaría en contra de los Borbones, se mueven en el alambre, pero son bastante hábiles haciéndolo. Nunca diría que va a ser el final, porque han demostrado que tienen muchas vidas". La derivada política actual es que esa capacidad de supervivencia en estos momentos afecte a un partido como el PSOE, valedor de la monarquía, pero de bases republicanas, sufra un desgaste. Para el filósofo Jorge Urdánoz, el Partido Socialista, con este nuevo episodio de crisis monárquica de haber estado el PP en el poder, los populares sabrían que el PSOE no le iba a hacer una oposición utilizando a la monarquía. Sin embargo, gobernando el PSOE además en coalición con Unidas Podemos, "la derecha sí que la está haciendo claramente. Y es un juego peligroso desde los intereses del propio Felipe VI, porque la monarquía en este país, por razones obvias, históricas está escorada hacia la derecha y en esta crisis es evidente que Vox, PP y Ciudadanos han utilizado de manera partidista la figura del rey". A su juicio "eso es muy peligroso para la propia permanencia de la monarquía, que por definición tiene que ser una institución de todos y no de parte". En estas circunstancias, el catedrático Javier Pérez Royo es partidario de un referéndum. Cree que "seguir tal como estamos" acabará llevándose por delante la monarquía, y augura que a futuro "el testamento de Juan Carlos" puede ser una "bomba", porque "el dinero deja rastro ahora mismo". Y se pregunta: "¿Qué patrimonio es de Felipe VI? No lo sabemos pero lo mismo nos llevamos también una sorpresa".