La Mesa del Congreso tumba que Sánchez explique la salida del rey

Rechaza la petición de comparecencia del presidente y de Calvo porque no compete al Gobierno

21.08.2020 | 23:20
Pedro Sánchez y Carmen Calvo, durante el debate de investidura del primero el pasado enero. Foto: Efe

madrid – La Mesa del Congreso rechazó ayer tramitar las peticiones de comparecencia de representantes del Gobierno español sobre la decisión del rey emérito Juan Carlos de abandonar el Estado al considerar, de acuerdo con la propuesta de los letrados, que se trata de una "materia ajena" al control parlamentario al Ejecutivo.

ERC, Bildu, el Grupo Plural (Junts, Más País, Compromís y BNG) y la CUP habían pedido la comparecencia tanto del presidente Pedro Sánchez como de la vicepresidenta Carmen Calvo para que explicasen las gestiones de Moncloa con la Casa del Rey en relación con la marcha del padre de Felipe VI. Su objetivo era que esas peticiones se debatiesen en la Diputación Permanente de esta próxima semana, pero ese debate ya no se va a producir porque la Mesa del Congreso que preside la socialista Meritxell Batet no admitió a trámite los escritos con los votos del PSOE, PP y Vox.

"Comunicar a los grupos parlamentarios autores del presente escrito que no procede la admisión a trámite de la comparecencia cuya celebración en sesión extraordinaria se solicita, en la medida en que dicha solicitud versa sobre materia ajena a la competencia del Gobierno, no procediendo, en consecuencia, la convocatoria solicitada", asegura el acuerdo alcanzado por el órgano de gobierno de la Cámara baja.

La decisión no fue unánime, ya que los representantes de Unidas Podemos expresaron su desacuerdo al considerar que el Gobierno sí debe dar explicaciones, "como mínimo" Calvo, cuya comparecencia habían pedido públicamente tras conocerse la noticia de lo que consideran "la huida" de Juan Carlos I, según aseguraron fuentes de la formación. En todo caso, y pese a la posición de la formación morada, la inadmisión a trámite salió adelante en la Mesa con el apoyo de PSOE, PP y Vox.

Tras conocerse este rechazo, uno de los grupos proponentes, ERC, divulgó un vídeo de la portavoz adjunta en el Congreso, Carolina Telechea, en el que criticaba que "una vez más el régimen" de 1978 "impida que los ciudadanos conozcan las corruptelas de la Casa Real". Añadía que este nuevo "veto", que se suma a los de las peticiones de comisiones de investigación sobre las actividades de la monarquía, incide en la "opacidad" de los partidos que integran ese "régimen del 78". Y ERC quiere romperlo, aseveró Telechea, para favorecer la creación de la "República catalana".

Debate social Sobre la situación del rey se pronunció también la ministra de Igualdad y número dos de Unidas Podemos, Irene Montero, quien reconoció que la salida del rey emérito ha generado un debate en el seno del Gobierno habida cuenta de que calificó al PSOE como monárquico y a su formación como republicana. Defendió, eso sí, la coalición gubernamental porque considera que hay "más cosas" que los unen que las que los separan, y acusó a la derecha de intentar generar "fricciones" en el seno del Ejecutivo. Añadió que la sociedad está "empujando hacia un horizonte republicano" fruto del "debate social" que se está dando como consecuencia de los últimos acontecimientos en torno a la Jefatura del Estado.

Noticias relacionadas