Los candidatos al Tribunal Superior vasco, pendientes del poder judicial español

El CGPJ, que nombra al responsable de la judicatura vasca, no hará designaciones hasta que no se renueve su composición

16.08.2020 | 23:28
Carlos Lesmes, presidente del CGPJ, en una de las reuniones del órgano que debe decidir quién será el nuevo presidente del TSJPV en sustitución de Juan Luis Ibarra. Foto: Efe

vitoria –Seis magistrados se disputarán la presidencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) después de que Juan Luis Ibarra abandonara el cargo el pasado 30 de mayo al jubilarse después de diez años al frente de la judicatura vasca. Los aspirantes al cargo son Garbiñe Biurrun, Luis Garrido, Antonio García, Mercedes Guerrero, Iñaki Subijana y Edorta Etxarandio. El plazo de presentación de candidaturas finalizó el pasado 12 de julio, fecha coincidente con las elecciones al Parlamento Vasco, aunque a lo largo de la semana posterior estuvo abierta la opción para que candidatos no adscritos a ninguna asociación se presentaran, lo que finalmente no se produjo.

Garbiñe Biurrun, presidenta en funciones del TSJPV, ha ejercido durante diez años de presidenta de la Sala de lo Social y pertenece a la progresista asociación Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD). En 2016 fue tanteada para ser la candidata a lehendakari por la coalición de Podemos Ezker Anitza y Equo, pero declinó el ofrecimiento.

Luis Garrido y Antonio García están asociados a la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (APM). Garrido es el presidente de la Sala de lo Contencioso-administativo del TSJPV y García, que ejerció de presidente de la APM en Euskadi, es uno de los integrantes de la Sala de lo Civil y Penal del alto tribunal. Fue uno de los jueces que compuso el tribunal que juzgó por presunta desobediencia al lehendakari Juan José Ibarretxe por reunirse en 2006 con miembros de la ilegalizada Batasuna, entre ellos Arnaldo Otegi, causa que fue archivada.

También concurren los presidentes de la audiencias provinciales de Araba y Gipuzkoa, Mercedes Guerrero e Iñaki Subijana, la primera asociada a la APM y el segundo a JJpD. Ambos tienen una conocida trayectoria de prestigio como juristas en Euskadi. Subijana fue el presidente del tribunal que condenó a guardias civiles por torturas a los miembros de ETA Igor Portu y Mattin Sarasola, sentencia luego revocada por el Tribunal Supremo.

Por último, Edorta Etxarandio, que fue titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao antes de solicitar una excedencia para ejercer en la empresa privada. Ahora es magistrado de lo Mercantil en Nafarroa.

De los seis candidatos, tres de ellos, Biurrun, Subijana y Etxarandio, son euskaldunes y se expresan perfectamente en euskera.

Para acceder a la presidencia del TSJPV, se precisa el apoyo de una mayoría cualificada, es decir, de los tres quintos de los miembros del pleno del CGPJ (13), compuesto por veinte vocales y su máximo responsable, Carlos Lesmes.

Los aspirantes deben acompañar sus candidaturas con datos sobre su formación, méritos y sentencias dictadas, para, posteriormente, defender ante el máximo órgano de gobierno de los jueces su proyecto. Tras esa comparecencia, el CGPJ elaborará "una terna" –que puede ser de 3, pero también de 4, 5 o 6, o 15, como en el caso del Tribunal Supremo– sobre la que los 21 miembros del pleno votarán a mano alzada.

decide el CGPJ Una vez que se conoce la composición del grupo de aspirantes a suceder a Ibarra al frente del TSJPV, la duda estriba en saber cuándo comenzará el CGPJ a dar los pasos para hacer efectivo el relevo. El máximo órgano de gobierno de la judicatura española se encuentra en funciones desde el 4 de diciembre de 2018, y en enero del presente año 2020 acordó paralizar los nombramientos de cargos judiciales "en la confianza de una pronta renovación de la institución". Sin embargo, la crisis sanitaria derivada del coronavirus ha emponzoñado el debate político.

Y es que hay tres órganos en que sus integrantes son escogidos a propuesta de los partidos: el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Tribunal Constitucional (TC) y el Tribunal de Cuentas.

El CGPJ es el máximo órgano de gobierno de la judicatura. No juzga, pero tiene competencias muy importantes, como designar determinados cargos (como magistrados del Tribunal Supremo ) y la inspección y la función sancionadora de los jueces.

Desde que la Constitución de 1978 estableció la existencia del CGPJ se abrió el debate: ¿Debe ser un órgano escogido únicamente por los jueces con el posible inconveniente del corporativismo, o la elección debe recaer en la soberanía popular? Se impuso esta segunda opción, por lo que la elección de sus miembros descansa en las Cortes Generales.

El CGPJ está formado por veinte vocales. Diez los escoge el Congreso y diez el Senado, y tienen un mandato de cinco años. No pueden repetir, salvo el presidente, que es nombrado a su vez en votación de los vocales. Doce corresponden a magistrados y ocho a juristas de reconocido prestigio (abogados, catedráticos...). Los jueces pueden presentar una lista de candidatos.

El actual CGPJ –como se ha señalado, en funciones desde diciembre de 2018– está compuesto por diez miembros a propuesta del PP, siete por el PSOE, y uno por parte de la extinta Convèrgencia, Izquierda Unida y PNV.

Posición del PP Según señalaban a DNA fuentes conocedoras de la situación, en esta fase de impasse es clave el PP para desbloquear la renovación del CGPJ y, por extensión, la designación del relevo de Juan Luis Ibarra al frente del TSJPV.

Estas fuentes apuntan que dentro de la formación de Génova hay dos posturas claras. Por un lado, están quienes consideran que, a pesar de la grave situación económica y social derivada de la pandemia, el Gobierno PSOE-Unidas Podemos, y pese a desavenencias puntuales con quienes apoyaron la investidura de Pedro Sánchez, está en condiciones de mantenerse y alargarse en el poder. Por eso, este sector de los populares apuesta por llegar a acuerdos que posibiliten, entre otras cuestiones, desbloquear el Consejo de Radio Televisión Española o el CGPJ, entre otros, lo que permitiría al órgano de gobierno de la judicatura nombrar nuevos cargos, uno ellos el de presidente del TSJPV.

Sin embargo, otro sector del PP, influenciado por FAES –fundación de José María Aznar– insiste en la mano dura con el gobierno –"al enemigo ni agua" es su máxima–, ya que consideran que el Ejecutivo Sánchez no tiene recorrido. Por eso se niegan a cualquier negociación, entre ella la renovación del CGPJ.

Las fuentes consultadas por DNA señalan que Pablo Casado, líder del PP, podría haber variado su postura inicial y ahora su posición es más pragmática, más próxima a quienes apuestan por el desbloqueo de las principales instituciones.

Sea como fuere, lo cierto es que, de momento, el TSJPV tiene una presidenta en funciones y hay seis candidatos dispuestos a darle su impronta al máximo organismo de la judicatura vasca.

Antonio García

Ingresó en la carrera judicial en 1989. Ha sido portavoz de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (APM). Es uno de los integrantes de la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior del País Vasco.

Edorta Etxarandio

Ingresó en la carrera judicial por el turno de juristas en 1994. Estuvo en el Juzgado Mercantil número 2 de Bilbao. Posteriormente pidió una excedencia para dedicarse a la empresa privada. Ahora está en lo Mercantil de Nafarroa.

Garbiñe Biurrun

Ingresó en la carrera judicial en 1987. Presidenta en funciones del TSJPV, ha presidido diez años la Sala de lo Social. Pertenece a Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD). En 2016 declinó ser candidata a lehendakari por Podemos.

Iñaki Subijana

Ingresó en la carrera judicial en 1990. Pertenece a la progresista JJpD. Desde hace diez años es el presidente de la Audiencia de Gipuzkoa. Presidió el tribunal que condenó a varios guardias civiles por torturas a Portu y Sarasola.

Luis Garrido

Ingresó en la carrera judicial en el año 1988. Pertenece a la Asociación Profesional de la Magistratura. Es el presidente de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

Mercedes guerrero

Ingresó en la carrera judicial y fiscal en 1987. Miembro también de la APM, pasó por las secciones Primera y Segunda de la Audiencia Provincial de Araba, hasta su nombramiento como presidenta de la Audiencia de Araba en 2010.