Tras la dimisión de Alfonso Alonso

Casado sopesa visitar Zaldibar para dejar atrás la crisis del PP vasco

Su presencia en Euskadi pretendería dar una imagen de unidad y criticar la gestión del PNV

27.02.2020 | 02:49
Pablo Casado conversa con Cayetana Álvarez de Toledo, ayer durante el pleno del Congreso de los Diputados.

madrid– Pablo Casado sopesa visitar mañana el vertedero de Zaldibar y sus inmediaciones en la que será su primera visita a Euskadi tras la tormenta interna entre el PP de la CAV y Génova, que terminó con la dimisión de Alfonso Alonso y la designación de Carlos Iturgaiz como su sustituto para liderar la candidatura electoral. Con este movimiento pretende pasar página y dar imagen de unidad tras una crisis interna que ha convulsionado y dividido al partido en Euskadi, a poco más de un mes para las elecciones al Parlamento Vasco y con unas encuestas electorales que lo sitúan como una fuerza residual en la Cámara vasca.

Casado se aferra a la coalición PP-Ciudadanos como tabla de salvación para los comicios del 5-A, aunque con esta operación se haya servido del PP vasco como laboratorio de ensayo para una coalición en el conjunto del Estado con vistas a las próximas elecciones generales, todavía muy lejanas salvo adelanto electoral. Tras su arriesgada apuesta apartando a Alonso, primero como candidato a lehendakari y después como líder del partido en la CAV, Génova se vuelca ahora en la figura de Iturgaiz para consolidarlo como líder e intentar al menos salvar los muebles en las urnas.

Según ha podido saber este diario de fuentes del PP, Casado está valorando recalar en Euskadi, e incluso apuntan que podría acudir al vertedero de Zaldibar. La visita pretende reforzar la imagen de unidad en un partido que, en Euskadi, ha estado a punto de estallar en mil pedazos. Zaldibar podría ser la primera piedra de toque y los populares, con su líder estatal al frente, pasarían al ataque tras unas últimas semanas a la defensiva por la sucesión de encontronazos de Alonso y el PP vasco con Génova.

Su presencia en el vertedero derrumbado hace tres semanas, y con los dos trabajadores desaparecidos aún bajo la escombrera, permitiría a los populares recuperar fuelle político y criticar al Gobierno Vasco y al PNV por la gestión de la catástrofe. El partido conservador cree que una parte de su caladero electoral reside en la formación jeltzale, por lo que busca presentar su actuación en el derrumbe de Zaldibar como un caso de mala gestión.

contra el pnv En los últimos días, a pesar de que el caso de Zaldibar no está en la agenda de la política estatal, Génova se ha prodigado en declaraciones criticando al PNV y al Gobierno Vasco por este asunto. Tanto Casado, como su número dos, Teodoro García Egea, han enfocado en esta dirección para desviar la atención sobre su situación interna. Casado retuiteó el lunes un mensaje de Iturgaiz en redes sociales en el que denunciaba que "los ciudadanos vascos tenemos un gobierno que es un desastre, lo estamos viendo en el vertedero de Zaldibar". Días antes, el propio Casado criticó en una rueda de prensa el silencio del Gobierno español y de su ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre este asunto, y anunció que pedirá una comisión de investigación.

En esa misma comparecencia, el líder del PP ironizó señalando que ese silencio se debe a que el PNV "gestiona muy bien y es honesto". En este sentido, añadió que "ahora resulta que hay dos pérdidas humanas, que Ermua casi acaba sepultada por una marea de lodo y basura, y no pasa nada, porque como el PNV gestiona tan bien...".

Por parecidos derroteros ha llevado el asunto García-Egea cada vez que lo ha sacado a colación. La última vez fue el pasado martes, día en el que acusó al PNV de "inoperancia y opacidad en Zaldibar", y recriminó al Gobierno de Pedro Sánchez por no ofrecer explicaciones sobre el caso.

Tras los guiños a Vox al día siguiente de su nombramiento como candidato del PP vasco, llamando incluso a extender a otras partes del Estado su colaboración en Andalucía, Madrid y Murcia, Iturgaiz ha redireccionado su discurso para no hacer la campaña a su competidor por la derecha. En los últimos días, ha puesto el foco en el PNV, pero también en el PSE, acusando a los socialistas de no ser lo suficientemente constitucionalista y de aliarse con los enemigos de la unidad de España.

La visita de Casado también coincidiría con el cierre del plazo para presentar las candidaturas para las elecciones del 5-A. Los populares tienen poco tiempo para confeccionar las listas después de la sacudida interna y, aunque Génova es la que pilota este proceso, contará con las recomendaciones de Iturgaiz y su equipo. Previsiblemente, la corriente afin a Casado, localizada sobre todo en la ejecutiva de Bizkaia y una parte de Gipuzkoa, saldrá premiada tras el cambio de líder en Euskadi.

plataforma Unión 78

Díez, savater y la foto de colón

Manifestación. Fernando Savater y Rosa Díez presentaron ayer la plataforma Unión 78, que busca "defender la democracia, las instituciones y la Constitución de 1978" y oponerse a las cesiones del Gobierno de Pedro Sánchez a los partidos nacionalistas. Con ese fin, prevén celebrar una primera manifestación en Madrid antes de Semana Santa, en lo que será la repetición de la foto de Colón. En el acto participaron, además de Savater y Díez, los exdiputados del PP en el Parlamento Vasco María San Gil y Carlos Urquijo. Según Rosa Díez, Unión 78 es una "iniciativa cívica ciudadana" y "una plataforma de activismo político no institucional, sin pretensiones electorales ni a corto ni a largo plazo", que nace como un instrumento para "defender la ciudadanía, también en la calle". Unión 78 busca que "la gente preocupada por esto se mueva", y por ello esperan poder celebrar una primera concentración o manifestación en Madrid antes de Semana Santa.