El Gobierno saharaui denuncia que Marruecos ha roto el alto el fuego pactado con la ONU

El Ejército alauí disuelve una protesta del Frente Polisario en el paso fronterizo de Guerguerat

14.11.2020 | 01:21
Dos soldados saharauis, en una imagen de archivo, en Tifariti. Foto: Efe

argelia – La tensión entre Marruecos y el Frente Polisario se ha disparado en las últimas horas al registrarse el incidente más grave de los últimos años. El Ejército marroquí lanzó ayer un operativo militar para reabrir una ruta hacia Mauritania bloqueada por cientos de manifestantes saharauis, acción por la que el Frente Polisario acusa a Rabat de violar el alto el fuego firmado en 1991.

El Frente Polisario anunció que sus fuerzas respondieron a la agresión marroquí en el paso fronterizo de Guerguerat, bloqueado desde hace casi un mes por cientos de saharauis que exigen la retirada de las tropas de Rabat, y dijo que su Ejército sopesa considerarlo definitivamente roto.

El Ejército marroquí confirmó, por su parte, que sus fuerzas habían traspasado la línea divisoria y penetrado en la llamada "franja desmilitarizada del extremo sur del Sáhara" con el objetivo declarado de romper el bloqueo al tráfico impuesto hace tres semanas por un grupo de manifestantes saharauis. Las Fuerzas Armadas Reales (FAR) de Marruecos aseguraron que su acción consistía en crear un "cordón de seguridad para garantizar el flujo de bienes y personas", y que fue una acción "no ofensiva y sin intención belicosa (porque) "no habrá recurso a las armas salvo en caso de legítima defensa".

En un comunicado emitido en Rabuni, la ciudad administrativa de los campamentos, el Polisario aseguró que "el Ejército marroquí ha abierto tres brechas y ha traspasado del muro" de separación construido en el desierto, considerado el más largo del mundo. Las fuerzas del Frente Polisario intervinieron para proteger a los ciudadanos saharauis que se encuentran desde hace tres semanas en Guerguerat, en el extremo sur del Sáhara Occidental, para protestar contra la inacción de la ONU y la (misión espacial para el referéndum del Sahara Occidental) MINURSO.

Las fuerzas del Ejército Popular de Liberación saharaui respondieron como es debido al ataque", agregó la nota sin otros detalles.

preocupación El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, lamentó que sus esfuerzos para evitar la escalada de tensión entre Marruecos y el Frente Polisario en la zona de El Guerguerat no hayan tenido éxito y se mostró preocupado por las consecuencias que los últimos acontecimientos puedan tener. Argelia y Mauritania, los dos principales aliados del Frente Polisario a nivel internacional, apelaron ayer tanto a los dirigentes saharuis como a Marruecos a respetar el acuerdo de alto el fuego para el Sáhara Occidental.

La tensión en el región de Guerguerat ha crecido de forma exponencial desde que hace cuatro semanas un numeroso grupo de personas atravesara el desierto desde los campos de refugiados en la región argelina de Tinduf y las llamadas "zonas liberadas" y acamparan en el territorio ocupado de Guerguerat. Los congregados anunciaron que permanecerían allí y solo permitirían el paso a civiles, por razones humanitarias, hasta que las tropas marroquíes se retirasen y la ONU cumpliera con su compromiso de convocar un referéndum de autodeterminación para resolver uno de los escasos conflictos territoriales que quedan abiertos de la época colonial europea. Días atrás, los manifestantes denunciaron que el Ejército marroquí y agentes de paisano se habían colocado a apenas tres kilómetros de su campamento y el Polisario puso a sus tropas "en estado de máxima alerta".

Sur del sáhara

¿Por qué es importante el paso fronterizo de Guerguerat?

Se ha convertido en el mayor punto de fricción de un "conflicto dormido" desde hace dos décadas, bloqueado por la intransigencia de Marruecos y el Frente Polisario.

1. EL LUGAR. Guerguerat no es una población, sino zona donde Marruecos tiene instalada una aduana. Al sur de esa aduana, se abre una franja de 5 km hasta la frontera mauritana. Esa franja es para el Polisario parte de lo que llama "territorios liberados" donde sus militantes tienen derecho de paso; para Marruecos, es una zona de amortiguación entre la zona que controla y Mauritania.

2. LA CARRETERA. La única carretera que transita por esa franja es en su mitad una pista asfaltada por Marruecos y en su otra mitad un camino casi intransitable, lleno de baches, por el que circula todo el tráfico que une Marruecos con el África Occidental. Unos 130 camiones pasan a diario por la Aduana marroquí.

3. COMERCIO Y NORMALIDAD. La actividad comercial ha ido dando a esta frontera no reconocida internacionalmente un aire de normalidad, las oficinas de aduana sellan pasaportes y han convertido Guerguerat en una frontera casi normal. El Polisario considera que ese movimiento es contrario al estatus de una frontera y califica Guerguerat como una "brecha ilegal" por la que no debe transitar sino la fuerza de paz de la ONU.

4. LA PRESENCIA DE LA ONU. La ONU no tiene ningún puesto permanente en Guerguerat, su presencia depende de sus patrullas diarias. Además, se han limitado a observar los movimientos de tropas, cuando los ha habido, y a documentarlos. Según un acuerdo militar, firmado por la ONU por separado con Marruecos y el Frente Polisario, en la franja de Guerguerat no puede haber presencia de hombres armados, condición que con frecuencia rompen.

5. EL PRECEDENTE DE 2017. En mayo de 2017 se produjo otro momento de tensión en la zona, cuando Marruecos introdujo maquinaria pesada con el fin de asfaltar los cinco kilómetros entre su aduana y la de Mauritania. A esto, el Polisario respondió movilizando tropas que consiguieron paralizar la carretera. Finalmente el Polisario ordenó a sus hombres retirarse evitando amonestaciones.

6. ROMPER EL SILENCIO. Mientras que el conflicto del Sáhara se estanca en los pasillos de la diplomacia, las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU se suceden con un sesgo cada vez más favorable a Marruecos. Ante esta situación, el Frente Polisario ha lanzado un pulso en Guerguerat para romper el silencio sobre el Sáhara, para recordar al mundo que queda en esa esquina de África un territorio que la ONU aún considera pendiente de descolonización.