La pandemia, el choque EEUU-China e Irán marcan la 75ª Asamblea de la ONU

El evento arranca la próxima semana de forma virtual por la crisis del covid-19

20.09.2020 | 00:42
Vista general de los participantes en una Asamblea de 2018. Foto: Efe

Madrid – La respuesta global al covid-19 y su crisis económica, la creciente rivalidad entre EEUU y China, el choque en torno al acuerdo nuclear iraní y la crisis climática son algunos de los asuntos que marcarán los debates de la Asamblea General de la ONU, que arranca la próxima semana.

Estas son las claves de la semana grande de la diplomacia internacional, que por primera vez se celebra de forma virtual por la pandemia del coronavirus.

La pandemia marcará tanto el formato de la Asamblea General como su contenido, pues se espera que sea el eje de los discursos de muchos de los líderes, preocupados tanto por las consecuencias sanitarias como por las económicas y sociales.

Hasta ahora, la respuesta al coronavirus ha estado fuertemente fragmentada, con las autoridades nacionales al mando y sin demasiada coordinación a través de organismos como Naciones Unidas, que además ha visto cómo el papel de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido ampliamente criticado.

Las discusiones sobre cómo se distribuirá una futura vacuna y las medidas de apoyo económico para los países más vulnerables serán los puntos clave de la discusión en la ONU, según fuentes diplomáticas.

Hace un año, el secretario general de la ONU, António Guterres, utilizó su discurso ante la Asamblea para alertar del riesgo de una "gran factura" que divida al mundo en dos sistemas, uno encabezado por EEUU y otro por China.

Desde entonces, en lugar de apaciguarse, el conflicto entre las dos potencias no ha hecho más que crecer, con una continuación de la guerra comercial, sanciones mutuas y duros choques en torno a Hong Kong y la pandemia. Las relaciones entre Washington y Pekín se encuentran en uno de sus momentos más tensos de las últimas décadas y, por primera vez, Donald Trump y Xi Jinping intervendrán ante la misma Asamblea General, tras las ausencias del presidente chino en los últimos años.

Tras abandonar el acuerdo nuclear con Irán sellado en 2015, en los últimos meses EEUU endureció su acometida contra ese pacto, que la Unión Europea (UE), Rusia y China tratan de mantener con vida. Irán ha ido gradualmente incumpliendo sus compromisos, entre ellos los límites al enriquecimiento de uranio, en respuesta a la ruptura por parte de Washington y la reimposición de las sanciones de EEUU.

La última batalla se está librando precisamente en la ONU, donde Estados Unidos –tras fracasar en su intento de prorrogar el embargo de armas contra Irán– invocó una cláusula del acuerdo nuclear para pedir el restablecimiento de todas las sanciones internacionales levantadas con la aprobación del pacto. Aunque el resto de potencias considera que ese movimiento no tiene validez pues EEUU dejó el acuerdo nuclear, Washington considera que las sanciones volverán a estar en vigor y se prepara para actuar contra quienes las incumplan.

Pese al parón económico provocado por la pandemia, el calentamiento climático sigue acelerándose, según un informe reciente de Naciones Unidas, que quiere utilizar la Asamblea General para apremiar a los países a usar la recuperación de la pandemia con el fin de impulsar una economía "verde" y cumplir con las metas del Acuerdo de París. Guterres tiene previsto convocar una cita específica sobre la crisis climática para dar un empujón a este proceso. También se abordará la preocupante pérdida de biodiversidad que sufre el mundo, con alrededor de un millón de especies en peligro de extinción, durante una cumbre el 30 de septiembre.

los protagonistas

Donald Trump. El presidente de EEUU llega a la gran cita anual de la ONU en un momento turbulento: a mes y medio de las elecciones, con una gestión de la pandemia muy criticada, en medio de un duro choque con China y en plena arremetida diplomática contra Irán.

Xi Jinping. Tras varios años ausente, Xi conmemorará el 75 aniversario de la ONU por vídeo. Lo hará en plena "guerra fría" con EEUU, un choque entre superpotencias que no ha hecho más que endurecerse durante la pandemia y que es una de las grandes preocupaciones de Naciones Unidas.

Vladimir Putin. El presidente ruso regresa a la ONU consolidado como un actor clave en la escena geopolítica internacional. El jefe del Kremlin centrará su intervención en la pandemia del coronavirus y en sus consecuencias.

Hasan Rohaní. Irán será una de las cuestiones clave en la Asamblea. El presidente iraní se ha visto, por ahora, apoyado en el intento de EEUU de reimponer sanciones internacionales contra el país.

Recep Tayyip Erdogan. El líder turco tiene un papel clave tanto en Siria como en Libia, dos de los principales conflictos de la actualidad, pero además vive un momento de máxima tensión con Grecia sobre el control del Mediterráneo oriental.

Nicolás Maduro. El presidente de Venezuela intervendrá en Naciones Unidas solo unos días después de que una misión internacional impulsada por la organización le acusase de ser responsable de violaciones de los derechos humanos.

Antonio Guterres. La ONU cumple 75 años con una crisis del multilateralismo y muy cuestionada ante la pandemia del coronavirus, por lo que el secretario general deberá hilar fino en sus intervenciones para tratar de recabar apoyo para el proyecto.