Macron ofrece asilo a Navalni, en coma tras ser presuntamente envenenado en Rusia

La médico del candidato, Anastasia Vasilieva, ha solicitado públicamente a las autoridades rusas que den los permisos necesarios para que pueda ser trasladado a "uno de los principales centros de desintoxicación de Europa"

20.08.2020 | 20:18
Macron en la rueda de prensa donde le tiene una mano a Navalni.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha ofrecido asilo al opositor ruso Alexei Navalni, que está en coma después de que este jueves haya sido envenenado con una toxina, según ha denunciado su entorno.

"Por supuesto, estamos dispuestos a dar toda la asistencia necesaria a Alexei Navalni y a su familia, en relación a su salud, asilo y protección", ha dicho Macron en una rueda de prensa junto a la canciller alemana, Angela Merkel, con quien se ha reunido este jueves en Fort de Bregancon, la residencia de vacaciones de los presidentes franceses.

Macron ha contado que ambos líderes han dedicado "bastante" tiempo a analizar lo ocurrido con Navalni y han coincidido en la necesidad de que haya "completa claridad" sobre lo sucedido.
"Lo que es muy, muy importante ahora es que se aclare urgentemente lo ocurrido (...) Es algo en lo que vamos a insistir", ha apostillado Merkel, subrayando que hasta ahora solo han escuchado hablar de "circunstancias desfavorables".

La canciller alemana ha deseado una rápida recuperado a Navalni y también ha ofrecido su país para darle la asistencia médica que necesite en estos momentos, si bien en su caso no ha mencionado un posible asilo.
La ONG alemana Cinema ha informado en este sentido de que ya ha iniciado las gestiones para conseguir un avión medicalizado para que Navalni pueda ser trasladado a Alemania "por razones humanitarias", según ha contado su presidente, Jaka Bizilj, al 'Bild'.

Bizilj ha apuntado posteriormente a la agencia de noticias DPA que el entorno del opositor ruso ha dado permiso a sus seguidores para que organicen su traslado a un hospital de Berlín. "Estamos intentando hacerlo posible", ha declarado.
La médico de Navalni, Anastasia Vasilieva, ha solicitado públicamente a las autoridades rusas que den los permisos necesarios para que pueda ser trasladado a "uno de los principales centros de desintoxicación de Europa".

Vasilieva ha explicado en Twitter que "ya se ha acordado con un centro europeo el examen y el tratamiento de Alexei, pero los médicos de Omsk no lo dejan ir ni le entregan ningún documento médico".
"El médico jefe del Hospital de Atención Médica de Emergencia Número 1 se niega a proporcionarnos a su esposa, a mí y a Ivan Zhdanov (su abogado) un certificado de egreso o una epicrisis", ha denunciado.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, había dicho horas antes que el Ministerio de Sanidad ruso estaba dispuesto a autorizar el traslado si recibía una petición en ese sentido. "Le deseamos una pronta recuperación, como a cualquier otro ciudadano del país", ha aseverado.

La cara más visible de la oposición rusa

Navalni se ha convertido en los últimos años en la cara más visible de la oposición al presidente ruso, Vladimir Putin, encabezando numerosas protestas en su contra y siendo detenido en repetidas ocasiones por las autoridades rusas.

Su caso recuerda al de otros opositores y disidentes rusos envenenados en los últimos años. En 2006, el antiguo agente del servicio secreto Alexander Litvinenko falleció tras haber tomado un té que contenía polonio-210, una toxina radiactiva, durante una reunión en Londres.

También en suelo británico, el antiguo espía convertido en agente doble Sergei Skripal y su hija fueron hallados inconscientes en marzo de 2018 frente a su residencia en Salisbury después de haber sido envenenados con un agente nervioso, si bien ambos consiguieron sobrevivir. Londres responsabilizó a las autoridades rusas de este suceso.