El presidente de Israel rechaza otras posibles elecciones

Reuvén Rivlin subraya que su país, que podría celebrar unos cuartos comicios, "no es una muñeca de trapo"

23.07.2020 | 23:45
Reuvén Rivlin

jerusalén – El presidente de Israel, Reuvén Rivlin, reprobó ayer al Ejecutivo de coalición, en continua disputa, después de que varios medios apuntaran a que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, estaría provocando la celebración de unos cuartos comicios para este otoño.

"Israel no es una muñeca de trapo para arrastrar mientras peleáis", escribió Rivlin en su cuenta de Twitter en un mensaje dirigido a todos los miembros del Ejecutivo.

Rivlin cree que el país necesita un Gabinete estable que aborde la crisis del coronavirus sin dar bandazos, y asegura que ir a otras elecciones en esta situación sería "terrible". "La gente necesita que todos estéis concentrados, despejados y buscando soluciones a esta crisis. Está en vuestras manos", agregó.

El diario Haaretz publicó este miércoles un artículo en el que aseguraba que Netanyahu habría decidido no pasar los presupuestos de 2020 y convocar elecciones para noviembre, aunque no hay declaraciones públicas que lo confirmen.

La pandemia también está empeorando la situación económica y más de 850.000 personas están desempleadas, lo que sitúa el paro en un 21%.

protestas y manifestaciones La covid-19 ha afectado también a la popularidad de Netanyahu y cada día se registran protestas contra su gestión, que han aumentado en número de manifestantes durante las últimas semanas. En abril, tras celebrarse tres comicios seguidos, Israel salió de un bloqueo político de más de un año con la formación de un Gobierno de coalición con una jefatura rotativa entre Netanyahu y su rival, Beny Gantz.

Gantz es el actual ministro de Defensa, y en noviembre de 2021 debería sustituir a Netanyahu y asumir la jefatura de Gabinete.

Sin embargo, los desacuerdos en asuntos relevantes son constantes, como el inicio de la anexión de partes de Cisjordania, la gestión del coronavirus o los presupuestos.

Según medios, Gantz quiere aprobar un presupuesto de dos años, pero Netanyahu pretende que solo sea anual.