Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Intento frustrado de ‘tocomocho’

Una pareja será juzgada el jueves tras intentar estafar a una vecina de Vitoria de 76 años aquejada de demencia en estado inicial

Un reportaje de Axier Burdain. Fotografía DNA - Viernes, 12 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Entrada a los juzgados de Vitoria.

Entrada a los juzgados de Gasteiz. (Foto: José Ramón Gómez)

Galería Noticia

Entrada a los juzgados de Vitoria.

es viejo, pero aún funciona. El timo del tocomocho, el mismo del que ya alertaban las películas en blanco y negro, sigue empleándose hoy en día con sustanciosos resultados para sus promotores, que acostumbran a escapar con el botín y sin denuncia, ya que la vergüenza de las víctimas suele echar tierra sobre el asunto.

El próximo jueves, el Juzgado de lo Penal número 1 de Vitoria celebrará vista contra una pareja acusada de intentar estafar en 2015 a una anciana de 76 años en el barrio de Salburua. Según la Fiscalía, los procesados, de 63 y 61 años, actuaron acompañados de una joven que ya se encuentra bajo la Jurisdicción de Menores.

El procedimiento fue el habitual. Los tres presuntos timadores abordaron a la mujer y le mostraron lo que parecía un enorme fajo de billetes que la menor portaba en una riñonera. Se aprovecharon de las limitaciones cognitivas de la víctima, que padece de demencia en estado inicial, y le persuadieron de que, si entregaba 2.500 euros, podía hacerse con el dinero.

Todo parecía ir rodado para los estafadores. Montaron a la mujer en un Ford Mondeo y la condujeron a su domicilio. Allí, recogió la libreta de ahorros y regreso al vehículo.

Con la cartilla en la mano, la comitiva realizó un segundo trayecto que le llevó hasta una oficina bancaria de la calle Logroño. Los artífices del tocomocho esperaron fuera mientras la anciana entró, dispuesta a extraer los 2.500 euros requeridos. Sin embargo, un empleado de la sucursal desconfió de la jugada y sospechó que la mujer estaba siendo víctima de un engaño. Llamó a la Ertzaintza y esperó. A partir de ese momento, todo se torció para los estafadores.

En cuestión de minutos, un agente de paisano entró por la puerta y habló con las personas que halló en la oficina. Una vez al tanto de lo que estaba ocurriendo, salió y se dirigió al vehículo donde aguardaban los tres presuntos timadores. Se identificó como policía y pidió al conductor que parase el motor en repetidas ocasiones. Ante su negativa, trató de sacar las llaves del contacto, pero el acusado abrió la puerta y aceleró bruscamente, abandonando el lugar a toda prisa y casi atropellando al ertzaina.

Un coche patrulla que se encontraba en la zona inició una aparatosa persecución a través de las calles Valladolid y Obispo Ballester con el vehículo de los sospechosos avanzando a gran velocidad y saltándose cuantos semáforos halló en su camino. Al llegar a Portal de Betoño y Portal de Gamarra, condujeron en dirección prohibida a 120 kilómetros por hora y, una vez en la N-240, consiguieron zafarse de la Ertzaintza a la altura de Legutio.

Su fuga les llevó hasta Galdakao, donde un segundo vehículo de la Ertzaintza reconoció la matrícula, persiguió de nuevo al Ford Mondeo y finalmente lo interceptó. Una vez detenidos, la Fiscalía les acusa de un delito de estafa en grado de tentativa, otro de atentado contra agente de la autoridad y un tercero contra la seguridad del tráfico. Por todo ello, para el hombre pide una pena total de 6 años, cinco meses y un día de prisión, mientras que para la mujer reclama únicamente cinco meses de cárcel.

castigo brutalUn día después, la misma sala celebrará un juicio ciertamente inquietante contra un hombre acusado de castigar a su hija, menor de edad, obligándole a realizar 100 sentadillas el día de Nochevieja.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, a las 15.00 horas del 31 de diciembre de 2017, el individuo se encontraba con su hija en el domicilio familiar y decidió castigarla obligándole a realizar 100 sentadillas mientras la azotaba. “El acusado, con grave desprecio por la integridad física de ésta, haciendo uso de un cable de antena, golpeó a la perjudicada en las extremidades inferiores y en la zona del glúteo”.

Como consecuencia de este brutal comportamiento, la niña sufrió lesiones en los muslos, caras anteriores de las rodillas y en las nalgas. Heridas que tardaron tres días en sanar y que no dejaron secuelas físicas.

El mismo 1 de enero de 2018, un juez dictó una orden de protección en favor de la menor que impedía al padre aproximarse o comunicarse con su hija. La Fiscalía establece que los hechos señalados son constitutivos de un delito de violencia doméstica y, al no concurrir circunstancias modificativas de la responsabilidad penal del acusado, exige para él una pena de un año de cárcel, así como la prohibición de acercarse a la niña y de comunicarse con ella por cualquier medio por espacio de 3 años. Igualmente, reclama para el hombre el pago de una indemnización de 108 euros por las lesiones causadas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus