Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
euroliga 2018-19

La copa más preciada

Un Baskonia poco renovado desafía a los grandes colosos para alcanzar ‘su’ final a cuatro

Oscar San Martín Alex Larretxi/Jorge Muñoz - Martes, 9 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Baskonia.

Baskonia. (Foto: Alex Larretxi)

Galería Noticia

Baskonia.

Vitoria- A nadie se le escapa que esta Euroliga 2018-19 que vivirá pasado mañana su pistoletazo de salida no es una edición más. El glamour inherente a la máxima competición europea se deja sentir año tras año por todos sus poros, pero en esta ocasión el Baskonia afronta este viaje con más hambre que nunca con el fin de intentar ser uno de los selectos protagonistas. La Final Four, ese escenario idílico en el que dieciséis privilegiados tratan de inmiscuir su figura todas las temporadas, se disputará esta vez del 17 al 19 de mayo en el Buesa Arena como premio a la terca insistencia de Josean Querejeta y una ciudad donde se respira el baloncesto por todos sus costados. Ese premio largamente esperado por la capita alavesa, una demanda histórica que se hizo realidad en mayo de este año, ha puesto los dientes largos a todos los estamentos del club y la propia masa social, que sueñan con vislumbrar la silueta del Kirolbet en la gran fiesta del baloncesto continental.

El equipo de Pedro Martínez inicia este viernes en Kaunas un trayecto hacia “su” Final Four que promete ser áspero, laborioso y salpicado de obstáculos. Y es que por delante aguardan ocho largos meses que serán apasionantes debido a la extrema dureza a nivel físico y mental de una competición que, desde el cambio de formato experimentado hace dos campañas, se ha convertido en una carrera de fondo donde los sempiternos favoritos, dotados de un presupuesto faraónico y plantillas interminables, terminan imponiendo la lógica. Ese el déficit durante los últimos tiempos del Baskonia, que acostumbra a desfallecer por asfixia en los minutos finales cuando los rivales en boca de todo el mundo le llevan al límite haciendo gala de su mayor amplitud de recursos.

Que Vitoria haya sido escogida como sede de la próxima Final a Cuatro no implica necesariamente ninguna ventaja en el plano deportivo para un Baskonia que deberá luchar contra gigantescos molinos de viento y hacer frente a un puñado de rivales teóricamente superiores, entre ellos el vigente campeón Real Madrid u otros clásicos como el Fenerbahce y el CSKA, conjuntos armados hasta los dientes que parecen del todo inabordables y a los que ningún entendido puede negar en este instante su indiscutible favoritismo.

el espejo del zalgirisA falta de la monstruosa capacidad monetaria de otros, la baza a explotar por el Baskonia residirá en aprovechar el filón derivado del conocimiento y la química existente en el grupo. Querejeta ha apostado por la continuidad del proyecto introduciendo tan solo tres caras nuevas (Darrun Hilliard, Shavon Shields y el bisoño Ajdin Penava). Se pretende alcanzar otra vez la excelencia del pasado ejercicio como colectivo y desplegar un baloncesto moderno donde no falte de nada: ritmo volcánico, búsqueda del pase extra, juego en transición, defensa física... Si bien la afición soñaba con algún fichaje de postín que permitiera rubricar un salto de calidad a la hora de encarar una campaña tan especial, desde las altas esferas azulgranas se ha antepuesto el hecho de retener el grupo que tantas noches de gloria brindó durante el curso 2017-18. Una parálisis que contrasta bruscamente con la ambición desbordante acreditada por Josean Querejeta a lo largo de su largo mandato. Siendo el Kirolbet un colectivo robusto y bien armado en todas las demarcaciones, continúa echándose de menos un base dominante para las cruentas batallas que se avecinan desde el viernes en Kaunas. Tampoco hubiese venido mal un recambio de más garantías para Shengelia.

El Zalgiris de Sarunas Jasikevicius, la primera piedra en el camino de los alaveses, es el espejo en el que se miran los clubes más modestos, convencidos ya de que el dinero no lo consigue todo en el deporte profesional. Obviamente ayuda, pero no maquilla algunas vergüenzas de un puñado de equipos que vienen de coleccionar sonrojantes fracasos en los últimos años. Al igual que el Baskonia, otros grandes del Viejo Continente como el Real Madrid -el rival a batir por todos pese a la traumática marcha de Luka Doncic a los Mavericks de la NBA-, el Fenerbahce y el CSKA mantienen prácticamente intacta la espina dorsal de su plantilla.

Antes de que el balón se lance al aire, apenas se atisbancenicientas dentro de una competición donde esta vez se ausentarán algunos clásicos de temporadas anteriores y destaca la presencia de cuatro novedades: el Buducnost -sorprendente vencedor de la Liga Adriática ante el Estrella Roja-, el Gran Canaria -ha obtenido su billete como mejor clasificado de la Liga ACB tras los clubes con licencia A-, el Darussafaka -ganador de la Eurocup- o el Bayern Munich, que se coronó campeón de Alemania. En definitiva, un año más la flor y nata del baloncesto europeo para regocijo de los buenos aficionados al baloncesto.

sube la competenciaAunque es pronto para emitir juicios de valor, la nómina de aspirantes a competir con el Kirolbet por una plaza en su Final Four ha crecido como la espuma si se observan los movimientos de altas y bajas en el pasado mercado estival. La cancha dictará sentencia y siempre pone a cada uno en su sitio, pero a simple vista puede extraerse la conclusión de que clásicos temibles como el Olympiacos del exbaskonista Janis Timma, el Panathinaikos de Keith Langford, el Armani Milán de Mike James, el Maccabi de Scottie Wilbekin, el Khimki de Alexey Shved o el Anadolu Efes de la estelar pareja Shane Larkin-Rodrigue Beaubois se han reforzado de manera espectacular con fichajes a golpe de talonario.

Eso sí, mientras Pedro Martínez ya ha conseguido una química ideal entre todos los componentes de un plantel que casi se conoce de memoria, todavía está por ver si estos rivales directos serán capaces de hacer de sus grandes individualidades un equipo tan reconocible como el vitoriano. De momento, la sombra de la duda planea sobre todos ellos teniendo en cuenta los precedentes de su triste papel en años anteriores.

Si bien la maratoniana fase regular de treinta jornadas es lo suficientemente larga como para que la clasificación experimente vuelcos, la importancia de rubricar un buen arranque se antoja fundamental para el porvenir del Baskonia. El sonrojante 0-4 con que inició la pasada edición fue, a la postre, una losa demasiado pesada para los vitorianos, cuya extraordinaria reacción tras la dimisión de Pablo Prigioni se quedó corta a la hora de evitar a un peso pesado como el Fenerbahce en el cruce de cuartos. Con la lección bien aprendida, la tropa vitoriana buscará en primera instancia hacerse paso entre los candidatos al Top 8para luego buscar un zarpazo y tratar de asegurar la ventaja de campo en la eliminatoria que precederá la disputa de la Final Four. Sería el escenario ideal para el Kirolbet, que de entrada ya se ha granjeado al menos el respeto de sus adversarios.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus