Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Un ‘Glorioso’ tremendo y líder

Se impone al Madrid en el descuento tras un soberbio trabajo defensivo, pone fin a una sequía de 88 años sin ganar a los blancos en primera y alcanza el liderato

Andrés Goñi Iñigo Foronda - Domingo, 7 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Momento en el que Manu García marcaba el gol en el minuto 94

Momento en el que Manu García marcaba el gol en el minuto 94

Galería Noticia

Momento en el que Manu García marcaba el gol en el minuto 94

1

1-0 (min. 95) Manu García remata de cabeza dentro del área pequeña tras una asistencia, también de cabeza, de Sobrino después de un saque de esquina que botó Jony.


Amonestó a Wakaso (54’) por parte del Deportivo Alavés.

Vitoria- Una semana después de la pésima imagen que el equipo ofreció ante el Levante, los chicos de Abelardo tiraron de terapia, enmendaron la plana y firmaron ante el Real Madrid su mejor partido de la temporada. Y no ya tanto por el resultado, que le coloca colíder en la clasificación, sino sobre todo por la imagen ofrecida ante el actual campeón de Europa. Ayer de nuevo en el tiempo de descuento, el Alavés doblegó al poderoso equipo madrileño -700 millones de euros de presupuesto- a base de intensidad, orden y un sentido colectivo y solidario al que Manu puso la guinda con un testarazo en el 95 que permite al Glorioso romper un racha de 88 años sin vencer en Mendizorroza al conjunto blanco en Primera División. Un triunfo de fe, en definitiva, para un Alavés tremendo y humilde a partes iguales que ayer diseñó el camino a seguir. “Si continuamos manteniendo los mismos valores que hacen grande a este equipo puede ser una temporada muy bonita”, advirtió eufórico Manu García a la conclusión del partido.

Mucho antes de eso, la pizarra de Abelardo y Javi Cabello echaba humo. Para tratar de contener el supuesto potencial ofensivo del Madrid -el equipo blanco visitaba Vitoria en plena crisis de resultados después de tres jornadas sin ganar ni ver puerta-, el técnico asturiano dispuso el once titular que hoy por hoy más garantías le da, con la incursión de Tomas Pina como novedad en el centro del campo junto a Wakaso y Brasanac, formando un trivoteque trataba de cortocircuitar la zona de medios blanca. En el banquillo dejó el Pitua Manu García en lugar precisamente del manchego y también a Martin, que tampoco está protagonizando un buen arranque de curso. Y por si hubiera alguna duda de que al preparador albiazul no le tiembla el pulso, en la grada terminó Guidetti, que hace seis días había sido titular ante el Levante. Toque de atención sin duda para el delantero sueco, muy alejado del estado de forma que se le supone a un profesional de su nivel a estas alturas de la temporada.

Si el Alavés era consciente de que el camino para lograr la victoria pasaba por firmar un partido perfecto, se afanó a ello desde el inicio. Era pura intensidad el Alavés en los minutos iniciales, enseñando los dientes como en las mejores tardes. Saltaban chispas pronto entre Ramos y Calleri y el alavesismo se entregaba a la actitud de sus jugadores. El Real Madrid, mientras tanto, dormía la pelota y disponía de las mejores ocasiones de gol. Dos remates de Benzema y Ceballos atajados por Pacheco y otra ocasión más del francés que Laguardia sacó casi bajo palos. Se liberaría poco después el Glorioso del atosigamiento blanco estirando sus líneas y abriendo sobre todo su juego por la banda de Jony, que en el minuto 26 protagonizó la jugada de mayor peligro de los albiazules en la primera mitad. Una cabalgada marca de la casa cuyo centro posterior, sin embargo, no encontró remate. No varió mucho más el guión hasta el final de los primeros 45 minutos. Continuó dominador la escuadra de Lopetegui ante un Alavés agazapado atrás y muy bien plantado aunque incapaz de gestionar con criterio la salida de la pelota. Los continuos pelotazos de Pacheco o Laguardia fueron la prueba de que el equipo tenía un problema en ese sentido.

mendizorroza y el éxtasisTras la reanudación, el Madrid dio entrada a Mariano por Benzema buscando más profundidad mientras que Abelardo siguió en sus trece. El equipo entregaba el balón y buena parte del campo a cambio de una recuperación para salir a la contra. Como ocurrió en el 49’ con una nueva cabalgada de Jony que Ibai controló en el área pequeña faltando muy poco para que armara su pierna derecha y batiera a Courtois. Fue de lo poco que ofreció el conjunto albiazul junto a un disparo de Duarte desde fuera del área, porque a partir de ahí un Madrid cargado de urgencias tocó arrebato, con más control que oportunidades claras, todo sea dicho. Asensio entró en escena para aportar su magia pero la pizarra albiazul continuaba ayer inmensa. Entraba el Alavés en una fase sin retorno, quizá metido demasiado demasiado atrás pero con las fuerzas necesarias para continuar saliendo a la contra como en el 76’, donde Jony tuvo de nuevo el gol en sus botas. Sin embargo, su disparo salió rozando el empate. El partido llegaba a su fin y el asistente anunciaba cinco minutos de prolongación. Una eternidad para un plantel muy mermado físicamente que había dejado varias bajas por el camino. Así que se aferró el Glorioso al empate como si fuera un triunfo hasta que en el 94’, a la salida de un saque de esquina y contra todo pronóstico, Manu García llevaba el éxtasis a Mendizorroza, que como en las grandes noches, volvió a tocar el cielo.

el dato

las claves ‘Trivote’ y trabajo defensivo. Se empeñó Abelardo en ahogar al Madrid en el centro de campo y lo consiguió con el ‘trivote’ que formaron Pina, Wakaso y Brasanac y una tela de araña perfecta y solidaria que terminó por enredar a los blancos.


Intensidad y solidaridad. Recuperó el Alavés su señas de identidad perdidas, le añadió pasión y trabajo y se llevó por delante al campeón de Europa.

abelardo

Decisivo. Así como ante el Levante el experimento de las rotaciones le estalló en la cara, ayer firmó una dirección notable desde el banquillo, tejiendo una tela de araña defensiva tan sólida y orquestada que terminó por atrangantarle la tarde al Real Madrid. Además de eso, el ‘psicólogo’ asturiano fue capaz de recuperar la confianza de su plantel y devolverle los valores que siempre le han llevado al éxito.

la figura

Volvió a explicar ayer porqué no puede ser suplente en este equipo, como Abelardo decidió ante el Levante. El interior asturiano volvió a ser un puñal por su banda izquierda, protagonizó un duelo fantástico con Odriozola, asistió con peligro y casi marca en el 76’ después de otra cabalgada marca de la casa.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus