Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
César Bermúdez representante del sindicato agroganadero alavés uaga

“Hemos tenido problemas por falta de mano de obra, pero ya disponemos de los temporeros necesarios”

Rioja Alavesa depende mucho de los temporeros. El terreno dedicado a viñedos aumenta año a año y cada vez es necesario trabajar extensiones mayores.

Axier Burdain Pilar Barco - Domingo, 10 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:04h

César Bermúdez, representante del sindicato agroganadero alavés UAGA.

César Bermúdez, representante del sindicato agroganadero alavés UAGA.

Galería Noticia

César Bermúdez, representante del sindicato agroganadero alavés UAGA.

Vitoria- El arranque de la presente campaña de espergura y desniete de las vides en Rioja Alavesa comenzó con una cierta inquietud entre los profesionales del sector. La contratación de temporeros que estaba llevando a cabo la Unión de Agricultores y Ganaderos de Álava, UAGA, no cubría las necesidades existentes y tocaba ser imaginativo a la hora de distribuir los recursos. A día de hoy, sin embargo, todos los problemas se han solventado adecuadamente y los trabajos de limpieza de las vides avanzan a buen ritmo. En breve, dará comienzo la retirada de las yemas sobrantes.

Hace unas días, la UAGA advirtió de la escasez de mano de obra para llevar adelante las campañas de espergura y desniete de las vides. ¿Cuál es la situación en estos momentos?

-Ya no existe ese problema, pero es verdad que lo hemos tenido hasta hace poco. Por una parte, no había temporeros suficientes para todos los agricultores que nos dedicamos al cultivo de vid en Álava. Por otra, debido a las lluvias, las ocho o nueve horas que todos dedicamos normalmente por jornada se han reducido a veces a ninguna hora, a una o a dos. Y, lógicamente, los temporeros se cogen para todo el proyecto. En Rioja Alavesa hay unas zonas más templadas junto al Ebro, como La Puebla, Moreda u Oion, y zonas más tardías como El Villar, Labastida, Kripan... Por eso, se coge una serie de temporeros para todos los agricultores. Concretamente ahora contamos con 350, cuando hace unos días disponíamos de 321, así que ahora estamos cubiertos.

El sindicato UAGA puso en marcha en su momento un programa que optimizaba la contratación de temporeros. ¿Cómo funciona?

-Este proyecto se creó estructurado en torno a tres pilares fundamentales. Que haya mano de obra cualificada para los agricultores, que los temporeros se sientan valorados y bien acogidos, con alojamientos adecuados y dignificando su profesión, y el tercero era la solidaridad entre agricultores. Es decir, que todos los agricultores compartieran la mano de obra disponible. Este último punto ha funcionado este año al, más o menos, 95%. Algunos no han querido participar, pero el resto, casi todos, como no había temporeros suficientes lo que hemos hecho ha sido repartir según el número de hectáreas y en función del número de jornaleros que había pedido cada agricultor. Lo que ha funcionado muy bien ha sido la creación de parejas de agricultores. Ha ido un número determinado de temporeros con dos agricultores y se han repartido los días, así hasta que hemos salido un poco del atolladero.

Ese pequeño porcentaje de agricultores que no han participado, ¿ha gestionado las contrataciones por su cuenta?

-No, las contrataciones las ha formalizado UAGA. Todas. Lo que ha sucedido es que ha habido algún agricultor que, como los temporeros estaban ya en sus alojamientos, no los ha querido ceder al resto. Y como también andábamos muy justos con el tema de los alojamientos... El año pasado, por ejemplo, tuvimos menos demanda de temporeros a causa de las heladas. Todo vino más tardío y mucho más escalonado. Primero se atendió la zona que no estaba helada y luego la helada. Tuvimos 225 temporeros y este año 350, de manera que el asunto del alojamiento es un handicap. El que dispone de alojamiento, pues puede hacerse fuerte. Algunos lo han hecho, pero han sido los menos y me gustaría subrayar que la gran mayoría han sido solidarios.

A la ciudadanía le choca esa falta de mano de obra y esa necesidad de traer temporeros de fuera con los datos de paro que padecemos.

-Ocurre una cosa. De hecho, en UAGA hemos desarrollado proyectos de temporerismo con personas que estaban en paro, pero falta motivación. La gente que viene de Marruecos llega muy motivada, aprende rápido y con ganas de trabajar. Más de una vez nos ha sucedido que contratamos a gente que está en paro y al final no demuestra iniciativa para trabajar. Por contra, esta gente que llega de Marruecos está acostumbrada a las condiciones del campo, a pasar frío, a pasar calor, a tragar polvo... Lo que nos toca a los agricultores. Y no todo el mundo está preparado para trabajar así.

¿Las condiciones económicas resultan atractivas?

-En Álava tenemos el convenio agrario más barato que en La Rioja y que en Navarra, de manera que muchas cuadrillas se van para allí porque les pagan más. A veces se ha criticado que UAGA haya firmado un convenio y que tenga un precio elevado, pero al final esto acaba siendo un obstáculo.

Este año, además, se han solapado las fechas con el Ramadán.

-Efectivamente. Como el año pasado, la campaña ha coincidido con el Ramadán y hay que tener en cuenta que es como para nosotros la Navidad. Muchos prefieren quedarse en Marruecos y celebrarlo en sus casas con su familia.

También ha coincidido con la campaña de la fruta en Lleida...

-Sí, pero eso no nos ha afectado tanto. Nuestra competencia directa son los pueblos cercanos, como pueden ser Fuenmayor, en La Rioja, o Viana, en Navarra. Ahí se está pagando más. De hecho, somos el único proyecto que está llevando a cabo contrataciones de temporeros cumpliendo con todos los requisitos legales y que cuenta con una certificación de calidad, y pese a todo pagamos más barato que los de fuera. Nos lo tenemos que repensar, porque si continuamos así vamos a tener problemas para contratar gente.

¿Cuántos agricultores alaveses se han unido esta campaña?

-139 agricultores en total.

De cara al año que viene, ¿se va a adoptar alguna medida para conseguir que todos los agricultores cedan temporeros?

-Tendremos que celebrar una reunión y decidir qué se hace, si se aplica algún tipo de sanción o alguna medida. Algo habrá que hacer con quienes no han querido cumplir lo acordado. Tenemos que hacer ver que para que esto funcione bien, tenemos que participar todos.

¿Hacían falta más temporeros o con los 350 que se han conseguido son suficientes?

-Ahora estamos bien, no hace falta más gente. Eso sí, hemos tenido una temporada en la que ha llovido mucho, no se trabajaban las ocho horas diarias y las tareas se iban acumulando. Si las zonas tempranas no terminaban y las tardías empezaban, estábamos más gente a la vez trabajando y la falta de personal ha sido un problema.

¿Afectan de alguna manera los problemas que se han vivido ahora, en las campañas de espergura y desniete, a la próxima campaña de vendimia?

-Esperemos que no. En primer lugar, porque vamos a tomar medidas para mejorar el funcionamiento del sistema. Y, además, porque valoraremos otras cosas, tal vez haya que revisar el precio... Esperemos que en la vendimia venga todo más rodado. Dependemos del clima, y en este caso el clima nos ha perjudicado.

Al menos este año ya no coincidirá con el Ramadán...

-Hace tiempo tuvimos vendimias que coincidieron con el Ramadán, porque va cambiando y se adelanta 12 días cada año, y no tuvimos ningún problema. Son trabajadores muy profesionales. Llevo años trabajando con marroquíes y estoy encantado.

¿Siempre con trabajadores marroquíes?

-No exclusivamente, pero sí mayoritariamente. También suelen venir algunas cuadrillas de trabajadores andaluces. Un año vinieron temporeros rumanos, pero sin vehículo. Hubo que alquilar furgonetas para trasladarlos, fue un año muy lluvioso y nos salió caro porque muchos días no se pudo trabajar y las furgonetas se quedaron paradas... Ahora estamos estudiando, en colaboración con un sindicato de fruta de Lleida, traer gente de otra zona de Marruecos. Nosotros trabajamos normalmente con gente de la zona de Oujda, que está pegando con Argelia, y ellos trabajan con cuadrillas de otra zona. Como la recogida de la fruta es entre agosto y septiembre, nos podría venir bien para que esa gente se viniera a la vendimia después de la fruta.

¿Están satisfechos del apoyo que reciben por parte de las instituciones?

-Las instituciones están prestando un apoyo muy importante al plan de temporerismo, como no podía ser de otra manera. Gracias a este plan estamos eliminando muchísimas mafias de la zona. Aquí ya apenas se ven, pero todavía lees en los periódicos nacionales que han detenido a un grupo de personas que se dedicaba a traer temporeros y a mantenerlos en condiciones no muy óptimas y con salarios poco adecuados, en ocasiones sin seguros y ese tipo de cosas. Ese era precisamente uno de los objetivos que perseguíamos cuando empezamos con este proyecto, dignificar este trabajo y ofrecer condiciones buenas a los trabajadores. Ellos vienen con un contrato de trabajo en la mano, saben lo que van a cobrar y todo está perfectamente organizado.

Cada vez hacen falta más temporeros. ¿Por qué?

-El número de agricultores ha disminuido, pero la superficie de viñedo ha aumentado. Antiguamente toda la familia trabajaba en el campo y ahora no. Cada vez necesitamos más mano de obra externa, ajena a la empresa, aunque no me gusta hablar de empresa. Tengo necesidad de contratar personal temporalmente, pero no me considero un empresario. Para mí, este trabajo es algo diferente.

¿El proyecto de contratación tiene en cuenta la educación de los menores que acompañan a las familias como en otras zonas?

-En el caso de UAGA no traemos a menores. Casi siempre vienen varones solos y sus familias se quedan en sus zonas de residencia, que suele ser Marruecos o la zona de Murcia. Todo el grupo familiar está perfectamente asentado en un domicilio y los niños están escolarizados, no acompañan a la cuadrilla.

las claves

“Hemos desarrollado proyectos de temporerismo con personas que estaban en paro, pero falta motivación”

“En Álava tenemos el convenio más barato que en La Rioja y Navarra, por lo que muchas cuadrillas se van allí porque les pagan más”

“Gracias al plan de temporerismo estamos eliminando muchísimas mafias de la zona. Aquí ya apenas se ven”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus