Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Oier Lazkano Ciclista sub’ 23 vitoriano del equipo Caja Rural

“Sueño con correr las clásicas”

Con 18 años, Lazkano es el ciclista alavés con más potencial tras Mikel Landa. “Tengo que trabajar y esforzarme mucho para acercarme a él”, dice.

Asier Pérez Jose Ramón Gómez - Lunes, 13 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Oier Lazkano, ciclista sub’ 23 vitoriano del equipo Caja Rural.

Oier Lazkano, ciclista sub’ 23 vitoriano del equipo Caja Rural.

Galería Noticia

Oier Lazkano, ciclista sub’ 23 vitoriano del equipo Caja Rural.

Vitoria- Oier Lazkano es la gran promesa del ciclismo alavés. A sus 18 años, acaba de entrar en la categoría sub’ 23 y lo ha hecho ganando la primera etapa de la Vuelta a Segovia y el Trofeo Santiago, disputado el pasado día 24 de julio. El gasteiztarra va quemando etapas poco a poco, con el objetivo de llegar algún día a convertirse en ciclista profesional. En estos momentos milita en el Caja Rural, el equipo con más victorias a nivel amateurdel Estado. No se trata del prototípico ciclista vasco ligero y escalador, es un corredor de envergadura, potente, rápido y que se defiende bien en la montaña a pesar de su altura.

En primer lugar, me gustaría felicitarle por su victoria en el Trofeo Santiago. ¿Cómo vivió la carrera?

-Fue una carrera muy movida, intensa desde el principio. Conseguí aguantar en el grupo de cabeza en la última subida, gané unos cinco segundos bajando y me marché en solitario hasta la línea de meta.

¿Ha notado cambio al dar el salto de categoría junior a sub’ 23?

-Sí, ahora el nivel de los rivales es mucho mayor e incluso en el propio equipo hay más competencia. Antes las carreras duraban alrededor de dos horas y ahora prácticamente el doble, la exigencia ha aumentado notablemente.

¿Cómo fueron sus comienzos en el ciclismo?

-Desde pequeño me ha gustado mucho el mundillo, veía y sigo viendo todas las carreras que puedo. Entré en el equipo alavés Aranako con 12 años, en el segundo año de alevín, y desde entonces he entrenado duro hasta llegar al Caja Rural.

¿Qué opinión le sugieren las infraestructuras ciclistas en Álava?

-Siempre hay cosas que mejorar. El gran problema para este y para la mayoría de deportes es el fútbol. Lo abarca todo y se invierten millones de euros en fomentarlo. Nosotros, sin embargo, tenemos que buscarnos la vida. El material es muy cotoso, solo la bicicleta vale 2.000 euros. Con el fútbol el campo lo pone el club o el Ayuntamiento y lo más caro son las botas.

¿Cuánto entrena Oier Lazkano?

-Mucho, la verdad. Esta misma mañana he entrenado cuatro horas. Normalmente realizo tres o cuatro sesiones a la semana, pero el resto de días no me bajo de la bici. Igual aprovecho para pedalear hasta Landa a tomar un café, una actividad más tranquila.

¿Y qué hace cuando no está sentado en el sillín?

-Estudio, este año he cursado Segundo de Bachiller, pero tendré que repetirlo el próximo curso. El ciclismo exige un gran esfuerzo y mantenerse siempre en forma. El problema es que en invierno anochece a las seis de la tarde y hay dos opciones: o dejar de asistir a alguna clase o salir a la carretera con la linterna. En ocasiones toca hacer ambas.

¿Dónde se ve en el futuro?

-Mi objetivo es poder llegar a ser ciclista profesional algún día, aunque se que es difícil. Si no, cuando acabe Bachiller quiero estudiar un grado superior, quizás relacionado con el deporte, aunque no descarto otras opciones que también me atraen. Tengo un año por delante para pensármelo bien.

Suena a tópico pero, ¿es ganar el Tour de Francia el sueño de todo ciclista?

-No, a mí el Tour no me llama mucho la atención. Me gustan más las clásicas de primavera, el Tour de Flandes, la París-Roubaix con el pavé... Son carreras preciosas y muy exigentes. Mi sueño es poder disputarlas algún día, ganarlas ya es otra historia.¿Le pesa que le comparen con Mikel Landa? Ha hecho que las expectativas estén muy altas.

-Cada persona reacciona de forma diferente a estas comparativas. Es bonito escucharlo, por supuesto, pero un ciclista como Mikel Landa no surge de la noche a la mañana. Tengo que trabajar y crecer mucho para poder acercarme a su nivel.

A su edad la presión para obtener resultados es muy alta, ¿lleva esto a que se den casos de dopaje?

-Siempre hay algún descerebrado que tira por esa vía. Por suerte, cada vez se controla más. Ahora existe el pasaporte biológico, monitorizan nuestro rendimiento deportivo para que no haya anormalidades en la progresión, ya que hay formas de ocultar el consumo de estimulantes.

¿Cuáles son sus puntos fuertes como ciclista?

-Dicen que soy buen rodador, esprinto bien, tengo un pico de velocidad alto. Además me defiendo bien escalando, aunque pesando 75 kilos es difícil hacer frente a otros corredores más pequeños que pesan 15 kilos menos. A esta edad todavía no nos especializamos en un aspecto, el rol se va viendo con el tiempo.

¿Tiene alguna manía en la bici?

-Me vuelvo algo paranoico cuando voy liderando y me acerco a la línea de meta. Miro muchas veces atrás en los últimos metros, no me fío aunque lleve ventaja de sobra.¿Qué le gustaría mejorar?

-Al empezar la temporada, a principios de marzo, me caí y me rompí la clavícula. Desde entonces le he cogido algo de miedo a los descensos, pero poco a poco voy recuperando la confianza

¿Cómo es el proceso de recuperación de una rotura de clavícula como esa para un ciclista?

-Es duro, no podemos perder la forma física si queremos seguir compitiendo. Estuve cinco semanas en el rodillo, entrenando con dolor para mantener la resistencia, no es muy agradable, la verdad.

¿Qué le ha parecido esta edición del Tour de Francia?

-Creo que la carrera está perdiendo emoción, ya no se ven las exhibiciones que se veían antes, puede que sea porque se controla más el dopaje, pero se debe principalmente a que el equipo Sky domina sobre todos los demás. Se está volviendo muy predecible.

¿Qué espera de la Vuelta a España?

-Los últimos años me ha gustado más que el Tour. El que haya etapas con rampas empinadísimas que llegan al 20% de desnivel provoca que el equipo pierda protagonismo y destaque el más fuerte. El Movistar lleva un plantel competitivo y seguro que hacen un buen papel.

¿Qué se trae entre manos en este momento?

-Ahora estoy centrado en prepararme para la Vuelta a Salamanca, la prueba más importante de lo que resta de temporada. Se trata de una carrera de cuatro etapas que se celebra del 23 al 26 de agosto. Antes participaré en alguna otra competición para no perder ritmo.

las claves

“El gran problema para el ciclismo y otros deportes es el fútbol;lo abarca todo y se invierte menos en el resto”

“El Tour cada vez es más aburrido, hay un equipo que lo controla todo;en la Vuelta hay más igualdad”

“En invierno anochece pronto y tengo que elegir entre ir a clase o salir a entrenar con la linterna”

“Siempre hay algún descerebrado que sucumbe al dopaje;por suerte, cada vez se controla más”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus