Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

La campaña arqueológica en Elexazar busca pruebas de su función ganadera

La excavación se retomará en agosto y se centrará en el oeste del poblado, que se cree que estuvo dedicado a establos

Araceli Oiarzabal - Lunes, 30 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Voluntarios trabajando en la excavación del yacimiento romano de Elexazar en Amurrio.

Voluntarios trabajando en la excavación del yacimiento romano de Elexazar en Amurrio.

Galería Noticia

Voluntarios trabajando en la excavación del yacimiento romano de Elexazar en Amurrio.El investigador, Juanjo Hidalgo.Las tareas de excavación requieren de una meticulosidad extrema por la fragilidad de los hallazgos.

AMURRIO- Encomendados a la ciencia. Ese podría ser el resumen de la primera parte de la octava campaña de intervención arqueológica en el yacimiento romano de Elexazar en Amurrio que, dirigida por el investigador Juanjo Hidalgo, se ha desarrollado durante la primera quincena de julio en este paraje situado a 550 metros de altitud, y dentro de un espacio forestal público de media montaña. La intención de este año era trasladar los trabajos al gran recinto rectangular de 22 x 5 metros del lado oeste del poblado, de cara a poder identificar la estructura con una hipotética zona de establos. Un recinto cubierto para la guarda de animales domésticos, seguramente de ganadería vacuna, que revelaría la gran incógnita del qué hicieron aquí arriba los romanos desde finales del siglo I hasta el año 235-240 de nuestra era. “Los indicios apuntan a eso, a que era un poblado para la cría de ganado con el que abastecer al Imperio, pero en estos primeros quince días lo único que hemos hecho ha sido sacar carretillas de tierra, para dejar a la vista la estructura de las construcciones -ya registradas, topografiadas y documentadas- para poder seguir con la siguiente capa, hasta alcanzar la roca madre y respetando los muros, cuando regresemos en la segunda quincena de agosto. Pero vamos a necesitar muchos brazos para retirar todo el derrumbe, porque estamos trabajando por debajo de umbrales y esto es un pedregal, resultante de la caída de las paredes, techo, e incluso suelo, porque aquí todo era de piedra”, explica Hidalgo, que no confía en poder sacar mucha más información de los escasos restos constructivos.

CIENTÍFICOS COLABORADORESPor ello, sí que se han estado dedicando a recoger muestras de tierra de diferentes estratos para analizar su contenido en pH (H20), materia orgánica y P asimilable, con el fin de obtener una información fiable con la que poder trabajar hipótesis bien fundamentadas. “Si ha habido animales estabulados, aunque hayan pasado dos mil años, eso nos lo va a decir el análisis de fosfatos, y para ello contamos con una de las mayores expertas en este tema: María Ruiz del Árbol, científica del CSIC, Consejo Superior de Investigaciones Científicas”, apunta Hidalgo, que también cuenta con otros profesionales voluntarios interesados en “flotar la tierra para buscar restos de semillas, pólenes e incluso ácaros, que te pueden dar muchísima más información que restos de cerámica o elementos de hierro”, aclara.

En cualquier caso, el interés del yacimiento se mantiene vivo, y puede ser de gran importancia para conocer más de cerca este tipo de asentamientos de índole rural y tremendamente desconocidos por la ciencia, a pesar de la escasez de hallazgos. Y es que -salvo el Ara taurobolio descubierta en 2013 y ya expuesta en el Museo Bibat de Vitoria, que demuestra que el yacimiento desempeñó una función espiritual y religiosa- Elexazar es lo que se denomina un yacimiento pobre en cuanto a materiales que den pistas sobre su actividad, ya que solo se han hallado piezas de cerámica (ollas de pasta grueso con marcas de alfarero), algún que otro elemento metálico y dos monedas correspondientes a los emperadores Alejandro Severo y Gordiano III, que dan una cronología situada en la primera mitad del siglo III.

PLANO CLAROAvanza en su explicación Hidalgo al relatar cómo el plano del asentamiento “está ya muy delimitado y ya tenemos datos en cuanto a forma de construir;por lo que, si esta campaña logramos demostrar científicamente su función ganadera, y aunque aún no hemos encontrado zonas que dan mucha información tales como el basurero, a lo sumo nos quedarían dos campañas más para terminar la investigación de Elexazar, cuya importancia radica en que es uno de los primeros yacimientos de su tipología que se excavan en la parte vasca-cantábrica”, apunta. Las campañas realizadas hasta ahora han permitido identificar, dentro de un conjunto más amplio, cuatro áreas constructivas. Una muy arrasada en cuanto a plano original y funcionalidades (C4);una casa principal con patio, ya completamente excavado, que es donde se cree hacían la vida (C2);un edificio con una planta compleja formada por la sucesiva adición de estancias o recintos, comunicados por un camino de pasos empedrados, que es donde se hallaron restos de un hogar, una piedra yunque, clavos de metal y herramientas de hierro que les han hecho calificarlas como zona de talleres (C1);y el gran recinto del oeste en el que se están centrando esta campaña, que creen estaba destinado a establos (C3). “Este está unido con un muro de cierre a la construcción uno, y creemos que su función era la de protección del poblado para que no se escapara el ganado”.

PRÓXIMA CAMPAÑACon todo, en donde tienen depositadas grandes expectativas es en el gran espacio central encontrado entre las construcciones 1, 2 y 3, con una acera de piedras “que servía de paso entre la zona de vivienda y la de talleres, para no embarrarse, que para estas cosas los romanos eran muy organizados”, y en la que se centrarán la próxima campaña. “Se trata del centro neurálgico de este poblado y estoy seguro de que encontraremos gran profusión de restos cerámicos y otros materiales”, sentencia Hidalgo, no sin antes dar las gracias a los muchos voluntarios -incluso de Donostia y de Madrid- que han colaborado con sus brazos en la dura labor de limpieza realizada en la primera fase de esta octava campaña.

Las personas interesadas en ayudar en los trabajos de la segunda quincena de agosto no tienen más que enviar, a la dirección de correo electrónico elexazar@gmail.com, un e-mail con sus datos y contacto, además de aportar lo que crean oportuno. Posteriormente, el director de los trabajos se pondrá en contacto con ellas para explicarles las características y el desarrollo de la actividad arqueológica para la que se les invita a participar. “Hay que hacer hincapié en el carácter voluntario y altruista de cuantos participamos en este proyecto, unidos por el interés de investigar sobre nuestra historia”, subraya Hidalgo. No en vano, aunque se cuenta con ayuda municipal y foral, se trata de un dinero que se invierte en las indispensables labores de topografía y, sobre todo, en la consolidación de las estructuras de piedra que se han ido rescatando para su preservación, desde su hallazgo en 2009, a fin de ponerlo en valor como sitio arqueológico.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus