Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

El sector primario alavés mira con preocupación la falta de temporeros

La UAGA, junto a las instituciones, se encarga de atender a estos trabajadores cubriendo las necesidades de los agricultores
El sindicato logra que se equipare el salario de hora trabajada en Rioja Alavesa con el de las otras zonas

Pablo José Pérez - Domingo, 29 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Arriba, un alojamiento ilegal de temporeros descubierto por la Ertzaintza. En el medio, un albergue para estos trabajadores. Debajo, una cuadrilla en plena faena en un viñedo alavés.

Arriba, un alojamiento ilegal de temporeros descubierto por la Ertzaintza. En el medio, un albergue para estos trabajadores. Debajo, una cuadrilla en plena faena en un viñedo alavés.

Galería Noticia

Arriba, un alojamiento ilegal de temporeros descubierto por la Ertzaintza. En el medio, un albergue para estos trabajadores. Debajo, una cuadrilla en plena faena en un viñedo alavés.Sobre estas líneas, un comedor para temporeros, una cuadrilla de trabajadores junto a las vides de Samaniego y temporeros en busca de trabajo.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Laguardia-Hubo inquietud durante la pasada primavera, durante la espergura, cuando se estaban planificando las primeras tareas en los viñedos y se veía que las cuadrillas no llegaban en número suficiente. Ahora parece ser que podría ocurrir lo mismo, aunque en honor a la verdad las condiciones de trabajo se han mejorado para que sean atrayentes a los trabajadores que realizarán la vendimia. Hay confianza, pero aún es pronto para saben cuantos temporeros vendrán a Rioja Alavesa.

La llegada de estos trabajadores es una labor conjunta de varias instituciones, departamentos de Agricultura y Trabajo del Gobierno Vasco, departamentos de Agricultura y Bienestar Social de Diputación Foral de Álava, los sindicatos, la Subdelegación de Gobierno, Osalan, Hazi, Lanbide y Cáritas, pero al final, quien realiza los contactos con unos y con otros es la UAGA, Unión Agroganadera de Álava. El coordinador de este área es César Bermúdez, quien reconoce que “hay menos trabajadores temporeros interesados en venir” y explica que la pasada primavera “acudieron 59 cuadrillas integradas por 289 temporeros para cubrir las demandas de 139 agricultores participantes”.

Según la UAGA, el motivo de escasez de personas interesadas en trabajar en la campaña de la espergura se debía, en primer lugar, a las condiciones salariales, que hacen que elijan trabajos con mejores condiciones en otras zonas. Hasta ese momento, mayo de 2018, el convenio de esta actividad fijaba un salario de 7 euros a la hora, una cifra inferior a la que se paga nada más pasar el Ebro. A esa situación se añadían otras: coincidió el mes de Ramadán y muchas personas de nacionalidad marroquí permanecieron en su país. Y también ocurrió que los trabajadores subsahariano,s que habitualmente acuden a estas tareas habían recibido ofertas de tres meses de contrato para la recogida de fruta en Lérida y les resultó económicamente más rentable que acudir algo menos de un mes a la zona del Rioja.

Con ese panorama, los responsables de UAGA comenzaron la negociación para tratar de mejorar sus condiciones de trabajo que ofrecen los viticultores, pero también se comenzaron a habilitar otras vías para tratar de contactar con nuevas cuadrillas, entre ellas con la Unión de Pagesos que mantienen contactos con numerosas cuadrillas de Marruecos que en agosto acudirán a la pera y después pueden venir a Rioja Alavesa a la vendimia, según explica Bermúdez.

Y es que la UAGA lleva acumulada mucha experiencia en materia de temporerismo. Desde el 6 de septiembre y hasta el 20 de octubre mantiene abierta la Oficina de información sobre Temporerismo Agrícola en el edificio de esta organización en Laguardia, justo enfrente de la Cuadrilla de Laguardia-Rioja Alavesa. Pero antes, en los meses previos, los servicios administrativos de UAGA realizan una intensa tarea para conocer las necesidades y los ofrecimientos de los agricultores. Según detalla el coordinador del área se elaboran unas fichas, que están permanentemente actualizadas, con los datos de la explotación agrícola;lugares donde están las parcelas, número de hectáreas, tiempo necesario para vendimiar, necesidades de personas, ofrecimiento de alojamiento y medio de transporte para los trabajadores.

Con esos datos el sindicato se puede mover para tratar de localizar a los trabajadores que va a necesitar cada agricultor, pero, además, con esa información puede garantizar a los temporeros que se respetarán sus derechos.

De esta forma, durante 2017 el servicio de temporerismo de UAGA atendió las solicitudes de 376 explotaciones agrarias que contrataron en total a 930 personas temporeras. La época más intensa de contrataciones fue septiembre, ese año 173 empresas agrarias contrataron, para vendimia, patata, txakolí, piparra y labores agrarias, a 574 personas temporeras repartidas en 67 cuadrillas de vendimiadores, 20 de patata y 7 para labores agrarias. Un total de 700 dispusieron de alojamientos a través de sus contratadores.

Pero no fue un año especialmente intenso en cuanto a contrataciones de temporeros. Las heladas de abril, el pedrisco y un verano muy seco hicieron que la producción del viñedo se redujera, en algunos casos de manera importante, lo que ocasionó una disminución tanto la demanda de contratación como el número de personas temporeras contratadas.

Aquel año, 2017, fue el último en marcar diferencias con las otras zonas del Rioja. Porque como reconoce César Bermúdez, en Álava había diferencias de salarios y condiciones con respecto a La Rioja. En realidad, el convenio alavés era “el peor” de las tres zonas. Así que el problema se abordó con los contratadores y se llegó al acuerdo de pasar de los 7 euros hora trabajada en jornadas de 8 o 9 horas a los 7,80 euros, cifra equiparada a las otras regiones. También se admitió que hubiera un incremento en los contratos por trabajo a destajo equivalente al aumento del IPC y otras mejoras.

Esas son las nuevas condiciones que se están transmitiendo a las cuadrillas y todo parece indicar que vendrán grupos de trabajadores desde Marruecos y desde Murcia, a quienes se les garantizan las acciones de formación en prácticas en el campo, uso de guantes y otras materias;el salario, y el alojamiento. Y dentro del alojamiento las condiciones para que sea un espacio digno. Es decir, que cumplan los metros cuadrados estipulados para cada cama;lavabos y servicios;sala de estar e instalaciones de electricidad y de gas comprobadas por un técnico.

Persiste el intrusismo Y es que a pesar de todas las medidas preventivas, todavía quedan restos de intrusismo, en el mejor de los casos, y de esclavismo en el peor. Cierto es que, en mayor medida, ocurre más en La Rioja que en Rioja Alavesa. César Bermúdez comenta que existe un mercado negro que se aprovecha sobre todo de subsaharianos, e incluso de familias portuguesas, que contratan directamente con los agricultores. Esto es algo legal, siempre y cuando se cumpla la normativa de contratación y se aplique el convenio colectivo en vigor. Pero no siempre es así. Cuenta que “hay gente que se aprovecha de estas personas y les mantiene en las peores condiciones que se pueda pensar, quitándoles -incluso- la mitad de su salario”.

Es fácil identificar a estos grupos, porque cuando el fotógrafo se detiene en la carretera para tomar una imagen de esas cuadrillas trabajando cunde el código de esconderse y siempre sale un encargado agresivo con amenazas. De esto sabe algo la Ertzaintza, que suele controlar en temporada de trabajos agrícolas los campos desde un helicóptero. A través de la información que van recopilando y las fotografías que toman pueden constatar si las cuadrillas que han localizado tienen contratos legales, gracias a la amplia información de la que dispone la UAGA. Pero hay otros casos que, en el momento que aparece el helicóptero, “hay desbandada de temporeros para esconderse” y es entonces cuando se realiza una investigación más minuciosa ante la presunción de contratación es ilegales o abusivas contra los trabajadores.

Por estas razones, “en la UAGA nos tomamos esta actividad con mucha seriedad. Mantenemos reuniones periódicas con el resto de instituciones que están implicadas en el Plan de Temporerismo. Además, el sindicato cuenta con una ISO de Calidad que garantiza la legalidad y las buenas prácticas en las contrataciones que se gestionan para que sean mejor que bien. Porque el reto que tenemos es que además de hacer bien las cosas es que seamos competitivos para mantener la confianza de agricultores y trabajadores”, añade Bermúdez.

Plan de acción Y es que todo el procedimiento está regulado en el IV plan de Atención al Trabajo Temporero 2017-2020, en el que UAGA se vuelca en dos áreas de actuación: la mejora de las condiciones de contratación y el incremento de los alojamientos disponibles y mejora de su gestión y colabora en una tercera área como es la atención de menores ligados a la población temporera. Este Plan, elaborado y aprobado por la Mesa Interinstitucional presidida por el departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco es el que vela y desarrolla esas tres áreas de actuación con numerosas medidas concretas.

Según los datos de la mesa, en la campaña de 2014 volvieron a trabajar las cuadrillas históricas que el año anterior no habían acudido por ser la fiesta del cordero, lo que hace idea de la influencia de la cultura en el colectivo de temporeros. Hubo 359 explotaciones agrarias, lo que supuso un 7,8 % de incremento y 1.010 personas trabajadoras temporales (2 mujeres), un incremento de 10,5%. En general hubo un aumento importante de personal en espergura y una ligera reducción en vendimia.

Durante esta campaña se puso de manifiesto que el tema de los alojamientos era necesario trabajarlo ya que se había tocado techo, debiendo buscar nuevas alternativas para incrementar el número de plazas autorizadas y registradas y para poder tener más implantación en la comarca. Existían pueblos de Rioja Alavesa donde el proyecto era escaso o nulo, por lo que se vió la necesidad de analizar el por qué y si se apreciaba la posibilidad de alojamientos, intentar hacer un acercamiento. En la campaña de 2015 participaron 1.095 personas temporeras (3 mujeres) lo que supuso un incremento del 8,42% y hubo 400 explotaciones agrarias, incremento del 11,42%.

En la campaña de 2016, participaron 1.175 personas temporeras, un 9,60% de incremento. También hubo un incremento del 3,28% de las explotaciones agrícolas participantes, 409. En vendimias se ha producido un aumento importante de kilos recogidos, que no se reflejó en un gran aumento de jornadas reales lo que hace pensar que la productividad de las personas contratadas aumentó mucho este año.

Por último, como se indicaba anteriormente, durante 2017 el servicio de temporerismo de UAGA atendió las solicitudes de 376 explotaciones agrarias que contrataron en total a 930 personas temporeras.

Alojamientos La gran mayoría de estas personas tienen derecho a alojamiento que debe ser facilitado por los empleadores. En la mayoría de los casos se ceden casas en los pueblos habilitadas para ese fin. Hay localidades, como Leza, donde existe un albergue específico, que está a disposición de estas personas durante las campañas agrícolas. Asimismo, hay bodegas que disponen de locales específicamente construídos para los trabajadores que, además, suelen ser los mismos cada año. Son los casos de Bodegas Ostatu, con un más que digno chalet con todos los servicios;Marqués de Riscal, Torre de Oña y algunas firmas más. En total, según datos facilitados por UAGA, el número de alojamientos en Rioja Alavesa ronda las 800.

El Gobierno Vasco mantiene un programa de ayudas para los agricultores para la construcción, habilitación, reforma, ampliación, acondicionamiento, mejora o equipamiento de esos alojamientos. La cuantía de la ayuda a conceder a los beneficiarios no puede exceder del 50% de la inversión y del gasto subvencionable;del 60% en el caso de que las inversiones o gastos subvencionables sean realizadas por Jóvenes Agricultores en los cinco años siguientes a su instalación;y del 80% de las inversiones y gastos subvencionables cuando sean realizadas por las entidades locales.

La normativa recuerda a los empleadores que deben tener en cuenta que las personas temporeras cuyo empadronamiento esté ubicado a más de 70 kilómetros de distancia del domicilio social de la empresa agraria, tienen derecho a disponer de un alojamiento. Estos deben contar con agua, luz y ventilación directa, servicios de cocina e higiénicos. Los dormitorios dispondrán de un mínimo de superficie de 4 metros cuadrados por cama o litera de dos alturas, y de 5 metros cúbicos de volumen por usuario y dispondrán de armarios o taquillas para ropa. No podrán ser utilizadas zonas de paso para la instalación de camas. En los alojamientos para más de ocho personas se dispondrá de aseos y dormitorios separados para mujeres y hombres.

Los servicios higiénicos deberán disponer de lavabos, duchas e inodoros a razón de uno por cada 8 personas. La cocina deberá tener un sistema de captación y extracción de humos y estarán dotadas de cocina, frigorífico y de los útiles de cocina necesarios para el número de personas máximo del inmueble.

El habitáculo o equipamiento deberá disponer de una zona de estar o convivencia con espacio suficiente en atención al número de trabajadores alojados, pudiendo ser este mismo espacio el dedicado a zona de comedor, incluso a cocina. Los locales y equipamientos deberán tener un sistema de calefacción autónomo que garantice una temperatura adecuada en todos los lugares de la estancia y el vertido de aguas residuales o cloacales será a la red general de alcantarillado. Si no es posible se verterán al medio exterior previamente depuradas.

las cifras

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus