Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Unas apuestas se ganan, otras no del todo

La Gasteizko Ganbara Orkestra junto a Perico Sambaet, y Cory Henry componen una viernes de contrastes

Un reportaje de Carlos González. Fotografía P. Barco/J. Chavarri - Domingo, 22 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Cory Henry en un momento de su actuación.

Cory Henry en un momento de su actuación.

Galería Noticia

Cory Henry en un momento de su actuación.Varios instantes del concierto de la Gasteizko Ganbara Orkestra con Perico Sambeat Quartet.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Penúltima doble sesión la que se vivió el viernes por la noche en un Mendizorroza con algo menos de media entrada, similar a la del jueves, que presentaba en su cartel dos propuestas bien diferentes entre sí. Por un lado, la Gasteizko Ganbara Orkestra presentó el proyecto realizado junto al compositor y arreglista Miguel Blanco y el cuarteto de Perico Sambeat, una idea que es una auténtica pena que no vaya a tener más recorrido, por lo menos de momento. Por otro, Cory Henry &The Funk Apostles, que cambiaron por completo el ritmo y la intensidad, aunque eso no fue suficiente para enganchar a un polideportivo que, por lo general, se mostró bastante frío.

Con el personal todavía sentándose y sin que se apagasen las luces, los miembros de la Gasteizko Ganbara Orkestra ya estaban en sus puestos, tras haber calentado en la zona de gimnasio que tiene el polideportivo. Curiosa la imagen de tanto músico suelto entre sacos de boxeo, básculas y un ring. Pero cuando todo comenzó, de pelea aquello no tuvo nada. Bajo la dirección de Iker Sánchez, la orquesta supo estar en un papel extraño para ella, entablando un suave, delicado e interesante diálogo entre la música de cámara y el jazz, parte en la que Perico Sambeat (con la compañía de Joan Díez, Masa Kamaguchi y Marc Miralta) volvió a demostrar capacidad y saber hacer.

Es una auténtica pena que el proyecto de la Gasteizko Ganbara Orkestra con Perico Sambeat y Miguel Blanco no tenga continuidad

Funk, jazz, rock... Henry se sirvió de todo lo posible en un concierto que pilló a buena parte del público un tanto f

Todo ello se sustentó en el trabajo realizado por Blanco a partir de temas de Monk, Ravel o el propio Sambeat, una labor que no ha tenido que ser nada sencilla y que, en realidad, se completó de verdad en los dos días anteriores al concierto de ayer, con los ensayos intensivos realizados en el Conservatorio Jesús Guridi. El resultado fue hora y media disfrutable e interesante a la que le faltaron detalles para ser completa. Es de agradecer al festival que se involucrase en esta aventura y que haya apostado por ella. Ojalá pudiera tener más recorrido.

De un lado al otro Tras un descanso excesivamente largo (en realidad, el cambio de set se hizo muy rápido), fue el turno e Cory Henry y sus apóstoles del funk, dispuestos a llenar de energía y ritmo un polideportivo que, en realidad, no estaba por la labor en gran parte. De hecho, el goteo fue constante, sobre todo en la zona de abonos numerados. Aún así, el norteamericano no se rindió y, en hora y veinte minutos, fue derrochando sonidos, funk, jazz, rock... y, en realidad, todo lo que se le puso por delante.

Con el volumen bien alto, que para algo era viernes por la noche, y una actitud positiva más allá de que Henry y los suyos eran conscientes de que sus amigos parecían estar sólo al fondo del pabellón bailando como locos, fueron cayendo versiones (fantástico Proud Mary) y temas propios en una actuación en la que no hubo bises y que dejó a los irreductibles con ganas de más.

A destacar el papel de Denise Stoudemire y Tiffany Steveson, que cantan bastante mejor que Henry, y de Taron Lockett, que parecía con su actitud pasar de todo mientras le daba a la batería, que no quiso ningún protagonismo pero que, en realidad, sostuvo toda la propuesta de manera encomiable. Este mismo concierto con otra configuración de la doble sesión hubiera sido una apuesta segura, por lo menos para el disfrute del personal. Pero en este festival tan extraño, no terminó de cuajar.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus