Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
cinco días con suspensión de funciones

Un guardia civil ‘desconsiderado’

Sancionan a un sargento primero por faltar al respeto a un cabo del cuerpo que viajó a Vitoria por una urgencia médica

Un reportaje de Axier Burdain. Fotografía DNA - Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Vehículo de la Guardia Civil.

Vehículo de la Guardia Civil.

Galería Noticia

Vehículo de la Guardia Civil.

le hallaron responsable de una falta por desconsideración grave con un subordinado durante el ejercicio de sus funciones, recurrió ante el Tribunal Supremo y finalmente los magistrados han confirmado que el sargento primero en cuestión se excedió al faltar al respeto a un cabo primero que había solicitado un permiso de urgencia para viajar a Vitoria y visitar a su pareja sentimental, que había sufrido una amenaza de aborto cuando se encontraba en avanzado estado de gestación. La Sala confirma para él la pérdida de cinco días de haberes con suspensión de funciones.

Los hechos juzgados tuvieron lugar en abril de 2015. Un cabo primero de la Guardia Civil que prestaba servicio en Gijón recibió la noticia de que su mujer, residente en Vitoria, había sufrido una amenaza de aborto. Preocupado, solicitó al teniente jefe accidental de la compañía -ya que el sargento primero se encontraba de vacaciones- permiso para ausentarse “por enfermedad grave de un familiar”.

Una vez concedido, viajó a la capital alavesa y se reincorporó a su unidad dos días después, a primera hora de la mañana. Mientras se encontraba en su puesto redactando los documentos para formalizar la autorización, el sargento primero, que había regresado de sus vacaciones, apareció junto con una persona detenida. Le preguntó qué hacía allí, le reprochó no haberle comunicado nada sobre el permiso y cuando el cabo se disponía a explicar las circunstancias en las que se encontraba su pareja, éste le dijo que hablarían cuando acabase con el arrestado y le indicó que “esto se acabó”, mientras cerraba la puerta del despacho “violentamente”.

Poco después, el sargento volvió a aparecer y el cabo trató de contarle, una vez más, que su mujer había sufrido una amenaza de aborto. “Esto es la Guardia Civil”, le respondió el superior y, según consta en la sentencia de la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo, agregó que lo que le ocurriera a su familia le era absolutamente indiferente, “empleando para ello la frase me la suda, me toca los cojones o una expresión similar”.

Al contar con la declaración de un tercer agente que presenció los hechos y considerando que la sanción resulta proporcional a la falta cometida, ya que cuenta con consideración de gravedad, los magistrados entienden que las expresiones empleadas fueron “soeces” y desestiman el recurso de casación del acusado.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus