Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
innovación

“La pieza que nos faltaba”

Diez deportistas locales se enfrentan a sus miedos, carencias y vacíos a través de un juego tan popular como el lego

Asier Pérez Josu Chavarri - Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Además de hacer reflexiones interesantes, los participantes tuvieron tiempo para divertirse.Además de hacer reflexiones interesantes, los participantes tuvieron tiempo para divertirse.

Además de hacer reflexiones interesantes, los participantes tuvieron tiempo para divertirse.

Galería Noticia

Además de hacer reflexiones interesantes, los participantes tuvieron tiempo para divertirse.Además de hacer reflexiones interesantes, los participantes tuvieron tiempo para divertirse.

Vitoria- La carrera de los deportistas suele ser efímera por razones biológicas, coincidiendo su momento álgido con su plenitud física pero también psicológica. La motivación y la mentalidad son una parte fundamental de la competición, y son aspectos que muchas veces se dejan de lado a favor de la tecnificación y la preparación física. En este sentido, son muchos los atletas/deportistas de élite que no alcanzan todo su potencial o, una vez alcanzado, caen en picado por razones ajenas al deporte. La firma alavesa Sport&Play pretende no solo ayudar a estos profesionales a alcanzar su máximo nivel, sino también a que puedan ser felices durante su carrera y una vez terminada ésta. Sin embargo, no son ellos los que darán con la solución a los problemas de personas tan expuestas como son los deportistas de élite, sino que serán los propios protagonistas los que hallarán las respuestas. Para ello, esta compañía diseña un escenario en el que puedan abrirse y debatir sobre estos temas, a veces tan áridos y difíciles de tratar. Una atmósfera desde luego distinta con un protagonista común: las piezas del clásico LEGO.

La idea surge de la metodología Lego Serious Play, que lleva años desarrollándose en el mundo de la empresa. Su práctica consiste en reunir a varios miembros de una organización -tanto empleados como ejecutivos- en torno a una mesa junto a piezas de la mítica compañía danesa y estrechar vínculos entre trabajadores y jefes además de desarrollar estrategias innovadoras para la economía empresarial. Una metodología muy útil para situaciones de bloqueo, como le ocurrió a la propia LEGO cuando comprobó en primera persona cómo sus ventas y beneficios se reducían exponencialmente.

El hacedor vitoriano Jorge Ortiz de Urtaran, socio-fundador de Sport and Playy Coach and Playha aplicado esta técnica con éxito en distintas empresas del País Vasco y busca ahora extrapolarla al mundo del deporte de la mano de los tres socios que conforman este equipo: Tania Lamarca, Sergio Ezpeleta y Jokin Fernández. A tal fin y como primera toma de contacto con el mundo real, reunió la semana pasada en la Fundación Estadio a diez deportistas alaveses vinculados con la élite en una divertida sesión de la que fue testigo de excepción DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA.

Que la piezas de LEGO sean protagonistas no es algo circunstancial o una excusa para hablar de temas mayores. Tiene una explicación científica. Según dicha metodología, trabajar con las manos ayuda a asimilar mejor el conocimiento, entre otras cosas porque el 80% de las células están conectadas con las manos. “Nunca en la vida dejamos de jugar. Queremos demostrar que hay personas detrás de los deportistas;en los periódicos solo se ve el éxito o el fracaso, así que nos preguntamos cuáles son sus necesidades”, explica Ortiz de Urtaran.

La sinceridad es clavePara que la metodología funcione de una manera adecuada son necesarios el compromiso con la transparencia y la implicación de todos los participantes, algo de lo que el moderador advirtió al inicio de una sesión que se alargó por espacio de dos horas. Otro aspecto clave es la no intrusión entre participantes. “No hay una construcción más válida que otra, hay que ser empáticos y preguntarnos el por qué de cada postura, sin cuestionarla”, abunda el dinamizador. En esta ocasión, la implicación por parte de los deportistas fue absoluta, a pesar de que compartieron mesa personas de distintas edades, disciplinas y funciones dentro del ámbito del ejercicio físico.

La charla comenzó con construcciones más sencillas como una torre o un puente, para pasar después a edificaciones más complejas y personales. Fue al final cuando, con todos los participantes volcados, salieron a la luz las propuestas más interesantes para mejorar la vida personal del deportista de élite. La de tener un coachpersonal que ayude a mantener los pies en el suelo y aporte una visión exterior fue una de las más repetidas. “Ojalá hubiera tenido esa figura a mi lado en el punto más alto de mi carrera;disfruté mucho más en mi última etapa, cuando ya no jugaba bajo tanta presión”, señala Juan Antonio Compañón, Konpa, Campeón del Mundo de Cesta Punta a los 22 años, mientras ilustraba su meteórica carrera con una escalera hacia arriba y otra hacia abajo. Igor Crespo, exjugador de basket y agente en las principales ligas del mundo, entre ellas la NBA, compartió sus conocimientos con los asistentes: “Queremos que nuestros clientes puedan rendir al máximo nivel, pero también es importante que tengan un futuro una vez que terminen sus carreras”. Todos coincidieron en la relevancia de tener un consejero.

Tania Lamarca, Oro en gimnasia rítmica en los JJOO de Atlanta 1996, hizo hincapié en las personas de las que se rodea el deportista: “Cuando estamos en la cima nos alaban y muchos se acercan por interés y desoímos a los que de verdad importan, de modo que luego el golpe es muy grande, todos se van”. Con ella coincidió el seleccionador de fútbol de Andorra, Koldo Álvarez de Eulate: “Con el tiempo he aprendido que a veces es mejor rodearte de gente de confianza que de trabajadores más cualificados pero que desunen el grupo”.

Cada vez que los deportistas terminaban las construcciones, el moderador intentaba que fueran un paso más, que dieran sentido a lo que construían. “Las vallas son los obstáculos que tengo que superar para recuperarme de la lesión”, reflexionaba Anne Fernández de Corres, una de las perlas del rugby alavés. Las necesidades de los más jóvenes de la mesa contrastaron con la mirada de los veteranos. Así, mientras Sara Ortega, jugadora de basket en el RPK Araski, y Víctor Val, de baloncesto en silla de ruedas en el Zuzenak, pedían poder dedicar más tiempo a entrenar, a Nerea Gambra, duatleta y undécima clasificada en la modalidad Full del Triathlon de Vitoria-Gasteiz de la semana pasada, le habría gustado contar con los recursos que tienen ahora a su disposición las deportistas.

Una vía de escapeLa presión mediática es otro de los factores que puede provocar frustración. Como apunta Crespo, los deportistas están muy expuestos y el miedo al ridículo es enorme. A Pablo Gómez, jugador del Deportivo Alavés durante su época dorada, le habría gustado encontrar una forma de desconectar de todo ello, quizás relajándose en el monte. Miguel Beltrán, por su parte, no quiso dar el salto al rugby de élite y se quedó en su equipo de siempre, el Gaztedi. Allí aprendió a priorizar el grupo sobre lo individual y lo sigue haciendo como entrenador. Para ellos, todo gira entorno al deporte, pero necesitan más ingredientes para ser felices.

Como última labor, Ortiz de Urtaran colocó un tablero en el centro de la mesa y propuso a cada uno de los presentes que colocaran una pieza que les habría gustado tener en su etapa como deportistas, creando así una construcción con diez módulos clave para ellos. Lamarca puso un ojo en representación de esa mirada externa que echó en falta cuando estaba en la cima. Sara Ortega, optó, por su parte, por una flor como metáfora de la salud, factor que un atleta nunca puede dejar de lado y que muchas veces depende de la suerte. Igor Crespo se decidió por un muñeco, que bien podría ser el mentor que tanto le habría ayudado a la hora de asentar las bases de su empresa. En esa misma línea, Koldo Álvarez de Eulate colocó un paraguas como metáfora de esos amigos y personas de confianza que protegen de las críticas y los problemas, mientras que Nerea Gambra no encontró un reloj, pero sí un molino, como símbolo del tiempo necesario para entrenar y no desatender lo básico. Lo mismo le gustaría tener a Víctor Val, que unió su pieza a la del molino: el entrenamiento requiere de espacio para ello. Miguel Beltrán no se olvidó de la relevancia de tener los pies en el suelo y contar con medios de todo tipo como apoyo a ese trabajo personal y grupal. Como indicó Anne Fernández de Corres con un barril, hay que tener la cabeza bien amueblada y ser realista con las metas.

Finalmente, Konpa y Pablo Gómez hablaron de aquello con lo que hay que complementar el deporte. El ex futbolista destacó la relevancia de sentar bien las bases de todo y pensar bien en los pilares sobre los que se construye, base encima de la cual el ex puntista situó una pieza transparente representando la paz interior y el equilibrio.

Las necesidades del deportistaUna vez todas las piezas estaban sobre la mesa, los presentes se quedaron a solas un rato para idear una historia con las piezas de las que disponían. De aquel relato se obtuvieron varias conclusiones. La primera de ellas es que el deportista de élite debe dejarse ayudar. Muchas veces se encierran en ellos mismos y no admiten sus problemas y preocupaciones, creen que no necesitan ningún apoyo. Para el seleccionador de Andorra falta esa cultura de dejarse aconsejar. Cuanto más dinero y éxito tiene un atleta más difícil es que se den cuenta. La segunda idea trata sobre la necesidad de rodearse de buenas personas. Los deportistas profesionales tienen las mismas necesidades que cualquiera y necesitan estar emocionalmente bien para rendir. Los veteranos de la mesa advirtieron que hay un salto en las formas de ver las cosas con la edad, y avisaron a los más jóvenes de los peligros de verse cegado por la magnitud mediática del deporte.

Desde Sport and Playpretenden seguir organizando este tipo de reuniones para poder dar respuesta a las distintas cuestiones relacionadas con el bienestar psicológico de los deportistas que puedan surgir, y ayudarles a encontrar soluciones a sus problemas con esta metodología tan innovadora. Los asistentes se mostraron dispuestos a ayudar en futuras sesiones y apoyaron la propuesta del grupo de coaching. Parece que las piezas de la empresa danesa LEGO pueden tener utilidades más allá de la de ejercer como pasatiempo para los más pequeños. Es difícil saber qué deparará el futuro a esta metodología que tanto éxito está teniendo en el ámbito empresarial y si se podrá extrapolar a otros ámbitos además del deportivo. Es posible que se acabe viendo a equipos de fútbol profesionales enteros en una mesa con piezas de LEGO o que simplemente sirva para replantear la imagen que se tiene del deportista. En cualquier caso, merece la pena seguir la pista a esta idea tan original.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus