Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
iniciativa de Ana Baz

Desde Lapuebla de Labarca con solidaridad

Una joven cooperante que estuvo en Kenia sigue enviando dinero para alimentar a los niños de un orfanato

Un reportaje de Pablo José Pérez - Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:04h

El trabajo de Ana Baz se ha extendido con una caja de cartón ubicada en la cafetería Zubia, donde el resto de vecinos de Lapuebla de Labarca depositan su ayuda para Kenia.

El trabajo de Ana Baz se ha extendido con una caja de cartón ubicada en la cafetería Zubia, donde el resto de vecinos de Lapuebla de Labarca depositan su ayuda para Kenia.

Galería Noticia

El trabajo de Ana Baz se ha extendido con una caja de cartón ubicada en la cafetería Zubia, donde el resto de vecinos de Lapuebla de Labarca depositan su ayuda para Kenia.

La iniciativa de Ana Baz de no olvidarse de las razones por las que se fue a trabajar unas semanas como cooperante voluntaria en Kenia, en un orfanato, está teniendo un efecto multiplicador. Desde su regreso, los pequeños están mejor alimentados gracias a que, desde la localidad ribereña riojanoalavesa, Ana y muchos vecinos aportan pequeñas cantidades de dinero con la que poder comprar frutas, huevos, carne, pescado y verduras.

Cuenta Ana Baz que regresar fue un suplicio para ella. “Vine triste, porque los niños pequeños seguían allí, en el barrio Eastleigh en Nairobi, Kenya, desatendidos, solos, alimentados únicamente con arroz”. Sus carencias las denunció en la Embajada de Kenia en Madrid: en el orfanato hay 52 niños viviendo situaciones “dantescas”. Baños sucios, sin papel ni jabón, aunque si lo tienen y están limpios los baños que utilizan el coordinador del centro y las chicas que cuidan de los niños. “Por los desagües asomaban la cabeza las ratas y cuando no las mirabas directamente, salían por allí”. Muestra también cómo son los armarios de la ropa de los más pequeños, toda ella apelotonada de cualquier manera y con escasas condiciones higiénicas.

Pero lo peor estaba en las personas que, teóricamente, estaban para cuidarles. “Entraba la furgoneta con la comida para el orfanato y, sin apenas descargarla, se la llevaba el coordinador para repartirla con algunos miembros del personal del centro, mientras que a los niños sólo les daban arroz con trozos minúsculos de carne o pescado”, relata.

Ana Baz no quiso que el regreso a lo pueblo en Rioja Alavesa fuera cerrar los ojos a lo que había vivido. Y fue entonces cuando decidió que volverá en octubre para trabajar unas semanas más y, mientras tanto, decidió que podía recaudar dinero para enviar a una persona de su confianza en el país africano que se responsabilizara de comprar alimentos y repartirlos entre los niños.

Dicho y hecho. Contactó con una persona en Nairobi, a la que ofreció una propina por el trabajo que tenía que realizar y planteó la situación a su familia. Tanto su madre, como su hermano y ella aportaron los primeros 60 euros que sirvieron para poder realizar las primeras compras de comida. De hecho, el enlace ha ido enviando por WhatsApp fotografías de las compras y de los niños comiendo.

La segunda parte fue colocar una caja de cartón, con una pequeña información de la causa de la que se trataba que, casi de inmediato, comenzó a recibir donativos de las numerosas personas que acuden a la cafetería Zubia de Lapuebla de Labarca. Hubo incluso gente que quería hacer donativos semanalmente y así se creó un grupo de WhatsApp por el que se comunican y, al mismo tiempo, en Facebook, Ana Baz va colocando las fotografías y los donativos que se reciben.

Gracias a eso las redes realizaron el efecto multiplicador. Primero fueron dos bares de Logroño los que se interesaron por la iniciativa y han colocados sendas cajas para recaudar fondos. Después fue un colegio, también de la capital riojana, los que se interesaron por la historia y celebraron una actividad solidaria. Mañana domingo es el propio Ayuntamiento de Lapuebla de Labarca quien ha organizado una merienda solidaria a las siete y media de la tarde, cuya recaudación se entregará a Ana.

Y gracias a ella también surgieron otros voluntarios. Desde Bolivia, dos jóvenes dentistas se enteraron de lo que estaba haciendo y tras contactar con la joven riojanoalavesa la anunciaron que iban a Kenia como voluntarias y que se pasarían por el orfanato para realizar un reconocimiento dental a todos los niños. Y también se han interesado otras dos jóvenes argentinas: una maestra y otra fisioterapeuta, que han anticipado su deseo de acercarse al centro.

Desde que comenzó a enviar dinero, el medio centenar de niños ha mejorado notablemente su alimentación. Por eso Ana Baz está empezando a preparar el segundo viaje en octubre, también con Voluntarios del Mundo, que esta semana la han nominado voluntaria del mes a nivel internacional. En este caso no irá sola, una joven de Bilbao ya ha contactado con ella y volarán juntas llevando ropa para los niños pequeños y mayores, juegos didácticos y más fondos para garantizar la correcta alimentación de los niños.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus