Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
exjugador del alavés

Santos, volver a empezar

ENTREVISTA | Tras dos años sin oportunidades, el venezolano se despide del alavés con la “conciencia tranquila” y “sin rencor”;celebra haber conocido a una afición “tan increíble”

Andrés Goñi - Domingo, 8 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:04h

El jugador, que el pasado viernes fue presentado como nuevo jugador del Deportivo, deja el Alavés después de dos años de insignificante protagonismo.

El jugador, que el pasado viernes fue presentado como nuevo jugador del Deportivo, deja el Alavés después de dos años de insignificante protagonismo. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El jugador, que el pasado viernes fue presentado como nuevo jugador del Deportivo, deja el Alavés después de dos años de insignificante protagonismo.Christian Santos sacó ayer a relucir su enorme pegada en el remate con una volea que mandó directamente a la escuadra de Pau López.

Vitoria- Al igual que en Volver a empezar, la película que José Luis Garcí rodó en 1981 y que narraba la historia de un exiliado tras la Guerra Civil española, también hay algo de drama en la carrera de Christian Santos en el Alavés. Porque lo que estaba llamado a ser un proyecto personal y futbolístico exitoso cuando el club lo firmó a golpe de talonario hace ahora dos veranos, se fue convirtiendo con el paso del tiempo en una pesadilla de la que ahora trata de recuperarse con esa nueva inyección de moral que ha supuesto su fichaje por el Deportivo de la Coruña, uno de los históricos de la liga que el próximo curso estará dirigido en Segunda División por otro exalbiazul como el vitoriano Natxo González.

A sus 30 años y con la experiencia acumulada de dos malos años donde ha probado la cara más amarga del fútbol, no existe en estos momentos el más mínimo rastro de la euforia y el entusiasmo públicos que en su día el delantero venezolano sí pregonó durante su presentación en el Artium con el Alavés, donde estuvo acompañado por el responsable de su fichaje, el director deportivo, Sergio Fernández, y el presidente de la entidad, Alfonso Fernández de Trocóniz. Aquella mañana del 16 de julio, Santos se sabía el centro neurálgico en torno al cual iba a girar la capacidad ofensiva del equipo aquella temporada. Y lo sabía porque Fernández, que ya lo quiso reclutar cuando trabajaba en el Eibar, se lo prometió en las negociaciones. Sin embargo, como ocurre demasiadas veces en el fútbol, el viento se llevó las palabras y lo ocurrido después con Pellegrino en la primera temporada, y con Zubeldía, Cabello, De Biassi y Abelardo en la segunda, ya es historia.

Y pasado. Al menos para el propio jugador, que una vez cerrada de manera amistosa su salida del Alavés, se encuentra ahora mismo con la ilusión de un juvenil antes del comienzo de la pretemporada. Una ilusión contenida pero firmemente sólida y reforzada tras haber sido capaz de superar momentos muy duros donde lo psicológico, inevitablemente, llegó a afectar a lo físico. “En lo personal pude madurar bastante, porque tener que enfrentarte a ocasiones que son complicadas y que no te esperas me hizo evolucionar y ver las cosas de otra manera, de modo que creo que en el futuro me servirá de ayuda”, reconoce en este sentido el jugador.

Quizá por eso, los últimos quince días los ha pasado en Los Angeles (EEUU) realizando una exigente minipretemporada junto a su preparador físico de confianza para llegar mañana lunes a Abegondo, su nueva ciudad deportiva, con el tono físico perfecto. “Ha sido un trabajo muy bueno que hemos acompañado además de un control alimenticio exhaustivo, así que me encuentro muy bien, con muchas ganas de conocer a mi nuevo entrenador y quienes serán mis nuevos compañeros”, abunda el delantero.

¿Qué sensaciones tiene antes de comenzar este nuevo proyecto en A Coruña?

Muy buenas, la verdad. Estoy muy feliz por haber fichado por un club tan histórico, aunque este curso vaya a militar en Segunda, y con muchas ganas de mostrar mis capacidades y sumar cada día para ayudar al equipo a lograr el objetivo, que no es otro que el ascenso.

¿Por qué dio ese paso atrás?

Más que un paso atrás yo diría que es un paso para tomar impulso y continuar adelante en mi carrera. El club es un grande, con mucho poso y la meta de subir, así que espero dar lo mejor de mi fútbol para devolverle la confianza. Para mí es un paso adelante haber firmado acá.

Si contaba con ofertas de equipos de Primera, ¿cuál fue el detonante para decantarse por una de inferior categoría como la gallega?

Es verdad que había un par de clubes de Primera interesados y otros dos de Alemania, pero la seriedad del proyecto del Dépor, su historia, sus instalaciones y el interés que pusieron en mí decantaron la balanza.

¿Es cierto que el seleccionador nacional, Rafael Dudamel, también se lo recomendó?

Es verdad. Me reuní con él en Barcelona para hablar de ello y me lo recomendó por encima de todas las cosas, siendo consciente además de que el juego y la disposición con la que podría jugar el equipo encajaría muy bien en mi estilo.

Más minutos le volverán a abrir las puertas de la Nacional...

Indudablemente. Es algo que también hemos tenido en cuenta.

¿Con qué cuerpo se marcha del Deportivo Alavés?

Quizá con la pena de no haber podido demostrar realmente todo el fútbol que llevo dentro pero con la conciencia muy tranquila porque siempre di el 200% en lo poco que me dejaron jugar. Me hubiera gustado poder regalarle a la afición algo más de lo que tengo pero la vida viene como viene y no pudo ser. Me llevo esa espinita clavada del Alavés...

¿Dice adiós con rencor o revancha por algo o hacia alguien?

No, para nada. Yo sé lo que he hecho desde que llegué, que ha sido trabajar duro y con honestidad por tratar de hacer las cosas bien. Por eso estoy con la conciencia muy tranquila y, desde luego, libre de cualquier pensamiento que haga referencia al rencor o la venganza. En mi vida no tiene cabida una forma de pensar así. El pasado ya es pasado y solo quiero mirar al futuro. Sé que fui un buen profesional y que el entorno en el que trabajé esos dos años, también, así que satisfecho.

¿También lo cree Sergio Fernández, con el que su relación pasó de ser cálida a muy fría?

Sí, creo que sí. Me consta que se alegró por mi fichaje y que está seguro de que voy a triunfar y me va a ir bien. Ojalá acierte.

¿Cómo calificaría su relación con la afición teniendo en cuenta que siempre le miró con lupa y en algún momento incluso le pitó?

Me parece una afición enorme, increíble, la verdad... Por más que a uno le puedan llegar a pitar en algún momento, que entra dentro de los códigos del fútbol, yo no puedo tener la mínima queja de la afición. Siempre me respetó y me animó cuando tuve oportunidad de saltar al césped.

De los cinco técnicos que tuvo (Pellegrino, Zubeldía, Cabello, De Biassi y Abelardo), ¿por qué solo congenió con el italiano?

Porque quizá llevaba el tiempo suficiente en el fútbol como para saber cómo son las cosas en un club y en un equipo. Por eso creo que tuve las oportunidades que me dio y que puede aprovechar con varios goles y algunos buenos minutos...

¿Cuánta mala suerte cree que se ha cebado con usted en Vitoria?

Yo prefiero decir que son cosas que ocurren en el fútbol, sin más...

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus