Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
tour de francia

Dispuestos a la revolución

Alejados de la lupa que observa a los máximos aspirantes al trono de la carrera francesa, camuflados en un discreto segundo plano, ciclistas como Roglic, Bernal, Adam Yates o Fuglsang están llamados a dejar su sello 

Un reportaje de César Ortuzar - Sábado, 7 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Adam Yates consiguió la txapela de la Clásica San Sebastián el año pasado.

Adam Yates consiguió la txapela de la Clásica San Sebastián el año pasado. (EFE)

Galería Noticia

Adam Yates consiguió la txapela de la Clásica San Sebastián el año pasado.

Nada tan jerárquico y nuclear como el Tour, que, sin embargo posee la capacidad de encerrar en los Campos Elíseos todas las aventuras posibles después de una travesía de más de 3.000 kilómetros y 21 días. Por eso, la Grande Boucle,es la carrera de las carreras, donde el orden establecido solo puede ser derrocado por la revolución. Nada es sagrado en el julio francés salvo la propia grandeza de la carrera. Así se fraguó la Francia que es República tras guillotinar a los reyes. Esa es la aspiración, no solo un anhelo de los que ven el cogote de Froome al detalle, sino también la de aquellos a los que se les espera en las proximidades, aunque en la salida de la cita francesa aún empleen prismáticos para mirar al trono.

Sobresale desde el extrarradio la escultórica figura de Primoz Roglic, vencedor de la Itzulia, el Tour de Romandía y el Tour de Eslovenia. Roglic, que llegó al ciclismo después de destacar en los saltos de esquí en su juventud, debutó el pasado año en la carrera francesa, donde logró una etapa después de una tremenda escapada en la que derrotó al Galibier. Roglic asoma como una de las firmes promesas del ciclismo. Se espera un salto cualitativo del esloveno de 28 años, un ciclista que ha demostrado enorme cuajo en lo que va de campaña. Nadie discute la consistente y continua progresión de Roglic, un excelente contrarrelojista que se maneja muy bien en las alturas. El hombre pájaropertenece a la estirpe de corredores que se asemejan al estilo de Dumoulin, pero que es despositario de un cambio de ritmo más explosivo en las ascensiones. Roglic será el cabeza de cartel del Lotto NL-Jumbo, donde también formará Steven Kruijswijk, al que se le recuerda la mejor pose en el Giro de Italia de 2016. Queda por comprobar cuál será la respuesta de Roglic en una carrera gigantesca, un desafío para un ciclista que se ha confirmado como un excelente corredor de pruebas de una semana. El catálogo del Tour es otro, más amplio y complejo.

En ese laberinto de pasiones que es el Tour también se espera mucho de Egan Bernal, probablemente, la irrupción más rotunda del año. El colombiano del Sky, de apenas 21 años, se ha erigido por derecho propio en un ciclista de enorme impacto. Bernal apunta con descaro y sin disimulo al estrellato. Vencedor de la Colombia Oro y Paz por delante de Rigoberto Urán o Nairo Quintana, campeón de contrarreloj de su país y ganador final del Tour de California, Bernal es un talento al alza. El colombiano estará supeditado a las necesidades de Chris Froome, líder indiscutible de la escuadra británica, pero no son pocos los que observan en el colombiano un futuro escrito con su nombre. “Hay corredores que tienen mucha clase, pero luego se quedan mirando al cielo, sin desarrollar su talento. Egan no es de esos. Quiere aprovechar su momento y en ese aspecto es muy maduro. Es muy profesional y cuida mucho los detalles”, describe Xabier Artetxe, uno de los técnicos del Sky sobre Egan Bernal, una de las piedras preciosas del joyero de la formación británica. “Egan tiene mentalidad de campeón y es muy maduro, pero queremos que siga aprendiendo, no hay que perder la perspectiva, porque es muy joven. Es un chaval despierto. Conoce muy bien su cuerpo, las reacciones que tiene y eso es fundamental en el ciclismo. A la hora de correr no se achanta. Tiene clase y personalidad”, destaca el técnico. Egan Bernal, debutante en el Tour, arropará a Froome.

En la otra orilla se encuentra Jakob Fuglsang, que partirá como líder del Astana. Una vez logrado el podio con Miguel Ángel López en el Giro, Fuglsang es la apuesta inequívoca del conjunto kazajo. El danés, segundo en la reciente Vuelta a Suiza, ha dado un paso al frente. “Está muy bien de forma, y, aunque sea difícil, no lo descarto para el podio”, apunta Omar Fraile, que trabajará para él. También tendrá ese objetivo Marc Soler en el Movistar. El catalán, al que se le presupone, un futuro esplendoroso, debutará en el Tour. Ya lo conoce Adam Yates, líder del Mitchelton. El ciclista inglés fue cuarto en 2016 y es otro de los hombres con capacidad para sorprender y que tiene la idea de imprimir su sello. Dispuesto para la revolución.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus