Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Tabú facilita el tratamiento a usuarios de Sidálava

Un estudio ayudará a borrar tatuajes “estigmatizantes”

Se trata, sobre todo, de población exreclusa que busca empleo

Carlos Mtz. Orduna Alex Larretxi - Sábado, 7 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Santi Ramírez, de Tabú, con la máquina de láser que elimina los tatuajes.

Santi Ramírez, de Tabú, con la máquina de láser que elimina los tatuajes.

Galería Noticia

Santi Ramírez, de Tabú, con la máquina de láser que elimina los tatuajes.

vitoria- Los tatuajes ya no son para toda la vida. Gracias a los avances tecnológicos, a día de hoy es posible eliminar cualquier rastro de estas marcas de tinta hace un tiempo eternas sin dejar cicatrices u otras secuelas, y olvidar así errores del pasado, malos trabajos o dibujos con los que ya no existe identificación. El empleo del láser permite esta suerte de milagro. Y el estudio Tatto Tabú &Piercing, que ya acerca la técnica a cualquier gasteiztarra tras la reciente compra de una máquina de última generación, también va a poner estos avances al servicio de un fin social.

Es el resultado de un acuerdo de colaboración que este veterano establecimiento ubicado en la plaza Pepe Ubis, en Judimendi, acaba de alcanzar con la comisión ciudadana antisida de Álava (Sidálava). Gracias a él, varias personas que en la actualidad son atendidas por esta entidad social, que están siguiendo procesos de incorporación sociolaboral y que tienen marcados en su piel tatuajes que pueden resultar “estigmatizantes” o “limitadores”, van a poder beneficiarse de sendos tratamientos individualizados para eliminarlos. Podrán hacerlo, además, a un coste mínimo, el que les permitan sus economías, muchas veces maltrechas.

Según explica Rocío Vitero, coordinadora de Sidálava, la idea de establecer esta alianza surgió porque un trabajador de la comique ya conocía a la gente de Tabú se enteró de que el estudio había adquirido una máquina para eliminar los tatuajes con láser, llamada Ink Hunter Master, que como su propio nombre indica hace posible cazar la tinta. El contacto entre Vitero y Santi Ramírez, responsable del estudio, no tardó en dar sus frutos. “Todos los años intento hacer alguna obra social porque me da la gana, y este año que justo hemos comprado la máquina surgió esto y nos pusimos a ello”, expone Ramírez.

Ambas entidades darán prioridad a la eliminación de tatuajes realizados en zonas altamente visibles como la cara, el cuello y las manos, que según Sidálava “en muchos casos generan desconfianza y rechazo” y limitan las posibilidades de éxito de estas personas a la hora de incorporarse al mercado laboral. Se trata en la mayoría de los casos de población que en el pasado ha pagado con penas de cárcel.

El estudio comenzará a tratar “en los próximos días” a las dos primeras personas derivadas por Sidálava, una chica y un chico que han recorrido un camino importante hacia la plena reinserción y de hecho ya están trabajando de cara al público. Como paso previo, Sidálava ha realizado un censo integrado por las personas que atiende y que potencialmente podrían beneficiarse de esta colaboración. La entidad, que dará prioridad a quienes se encuentren inmersas en un proceso de incorporación laboral, será la encargada de enviar al estudio a las que considere más aptas.

“Siempre tienen que firmar un contrato con el que se comprometen a seguir las pautas de tratamiento y los cuidados que deben tener mientras se les esté dando”, apunta Vitero. Además, los beneficiarios deberán afrontar un pequeño copago, muy inferior al coste real de esta técnica, que en cierta medida servirá para que se responsabilicen. “Aportarán en función de la capacidad económica de cada uno. Aunque sea algo simbólico, siempre servirá para que le den valor a las cosas”, apunta Vitero. “Como dicen en Cuba, a veces vale más un dólar que 100 dólares. Con esto pasa igual. Si las cosas no se cobran, acaban perdiendo ese valor”, añade por su parte Ramírez.

El tratamiento con esta máquina de láser, de hecho, es bastante caro, porque requiere la aplicación de varias sesiones -“entre tres y ocho, según el tatuaje”, según Ramírez- y el mantenimiento de la máquina es también muy costoso. A cambio, expone el responsable de Tabú, “se logra eliminar del todo el tatuaje” y además sin ocasionar quemaduras. “Sólo hay una pequeña agresión, una deshidratación en la piel que se tiene que tratar con una crema. Es igual que cuando te haces un tatoo”,ejemplifica Ramírez.

sin lesionesEsto es posible porque la máquina emplea un tipo de láser fotoacústico y no térmico, que emite un haz de luz a gran velocidad que impide que la piel absorba suficiente energía como para quemarse. Esta energía se focaliza en los puntos de la piel pinchados con tinta, es absorbida por los pigmentos y, después, éstos estallan rompiendo la cápsula donde se encuentran alojados. Los restos que vuelven a quedar libres en el cuerpo son eliminados a través del sistema linfático y la orina.

El número de sesiones a aplicar depende “de distintos factores”, desde la densidad de la tinta empleada en cada tatuaje, su antigüedad, la profundidad del pigmento o los colores empleados. Ramírez calcula que durante la vigencia de esta colaboración con Sidálava, que se extenderá como mínimo hasta final de año, su estudio podrá realizar el tratamiento completo “a entre cinco o seis personas”, teniendo en cuenta que entre una sesión y la siguiente debe pasar “un mes o mes y medio” como mínimo. No obstante, el responsable de Tabú abre las puertas a colaboraciones posteriores con la comi, que bien podrían materializarse en precios especiales para los usuarios que quieran borrarse tatuajes en un futuro más lejano.“Aún me sigue sorprendiendo la capacidad que tiene la gente para ayudar”, agradece Vitero.

al detalle

La iniciativa. La Comisión Ciudadana Antisida de Álava y Tabú Tattoo &Piercing han firmado un acuerdo de colaboración para facilitar que personas atendidas en Sidálava puedan optar a la eliminación de tatuajes que pueden resultar “estigmatizantes y limitadores” para sus procesos de incorporación socio laboral. Se priorizará a las personas que estén marcadas en zonas altamente visibles del cuerpo como la cara, el cuello o las manos.

La técnica. Tabú ha adquirido recientemente una máquina de última generación que, a través del láser, permite eliminar los tatuajes al completo sin dejar cicatrices ni provocar quemaduras. En función del dibujo de tinta que se trate, son necesarias entre tres y ocho sesiones.

las frases

El responsable de Tabú, el estudio que participa en el programa, pone el valor la nueva tecnología, de la que podrán beneficiarse ‘a priori’ entre cinco y seis personas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus