Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

La trayectoria de García-Alix, al desnudo

La Sala Fundación Vital acoge más de un centenar de fotografías del artista madrileño

Vanessa Klie Alex Larretxi - Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:05h

Algunas de las fotografías originales sobre papel baritado de Alberto García-Alix, expuestas en la Sala Fundación Vital

Algunas de las fotografías originales sobre papel baritado de Alberto García-Alix, expuestas en la Sala Fundación Vital

Galería Noticia

Algunas de las fotografías originales sobre papel baritado de Alberto García-Alix, expuestas en la Sala Fundación VitalLa Sala Fundación Vital acoge más de un centenar de fotografías del artista madrileño Alberto García-Alix
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

“Soy un privilegiado por haber conocido un tiempo que era mucho más intenso que éste” “Me enamoré de la fotografía en un laboratorio, mientras jugaba con la luz”

vitoria- Gasteiz acoge, desde ayer, Dulce monstruo de juventud, exposición que se puede ver en la Sala Fundación Vital hasta el 23 de septiembre. Se trata de una cuidada selección de más de un centenar de muestras originales que ofrece una mirada al pasado de Alberto García-Alix, Premio Nacional de Fotografía (1999). Es, pues, un cóctel nostálgico en el que se mezclan 25 años de trayectoria profesional con algunos de los momentos más cambiantes de la sociedad española del último siglo, especialmente los transcurridos en el Madrid de los años 70 y 80.

“Alberto ama por este orden, las motos, las mujeres, la fotografía, la música de Elvis, Ana Curra, Gene Vincent y Gabinete, entre muchas más cosas...”. Esas palabras pintadas en la pared de Fernando Martínez Viñaspre, coordinador de la Sala, acompañan al visitante en su recorrido atemporal por las primeras obras del artista. Cada detalle está cuidado al máximo para ofrecer, ante todo, una experiencia “poco habitual”, según Josune Albizu, directora de la Fundación Vital. “Queríamos ofrecer un espacio a la fotografía artística, con personalidad, que refleja una realidad de época y que es seña de identidad de toda una generación”, asegura Albizu, a la vez que los flashes no se detienen. Y no es para menos.

Alberto García-Alix, a sus 62 años, sigue acaparando los focos al igual que las miradas. Considerado por algunos como un superviviente, admite ser un privilegiado por haber conocido un tiempo “mucho más intenso” que el actual, en muchos sentidos. Para él, seleccionar de entre todo su trabajo las 112 fotos que ya se hallan a la vista del público alavés fue el punto de partida del “camino sobre su juventud”. Las originales, envueltas en un ambiente clásico que invita a la admiración de cada imagen, forman parte de una época en la que su autor aún era casi desconocido. Entonces, ¿por qué escoger esas fotografías y no otras?

El artista confiesa haber basado la elección de su material en la obra de teatro Dulce pájaro de juventud, de Tennessee Williams. El parecido con el título de su exposición en la plaza Fueros es evidente, pero tiene una razón de ser. “Esa obra desprende gran violencia y calor”, explica García-Alix con voz rasgada, “la juventud también desprende calor, es eterna. Soy producto de un tiempo en el que la agitación, la transgresión y la lucha contra el sistema eran los valores en alza para los jóvenes. Eso se ve reflejado en las imágenes.”

La exhibición, abierta al público en días laborables (de 18.00 a 20.30 horas) y festivos (de 12.00 a 14.00 y de 18.00 a 20.30 horas), permite al espectador navegar por el mundo del arte fotográfico desde la mirada de García-Alix, una auténtica retrospección, como bien dice Pablo Sycet Torres, comisario de la muestra. “Para mí es especialmente emotiva esta galería. Cada foto es un icono de referencia de las décadas 70 y 80 en este país”. Con ojos brillantes, añade: “la forma de hacer fotografía cambió cuando Alberto estaba en la veintena. Él encontró su mirada y aportó, desde entonces, un punto de vista tan único que sus coetáneos cambiaron el suyo propio, fue un esfuerzo titánico que dejó una deuda impagable a la sociedad.” El autor, por su parte, asegura que él sencillamente se enamoró de la fotografía “en un laboratorio, mientras jubaba con la luz”.

La exposición Dulce monstruo de juventud se convierte, de esta forma, en una oportunidad única para el público gasteiztarra, el cual puede degustar, desde ayer, del carácter definitivo de la fotografía del tránsito de siglo. Es, pues, una ocasión perfecta para guardar en la mente la imagen de unos años que sólo es posible gracias a García-Alix.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus