Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Williams Nordhaus EXPERTO EN ECONOMÍA DEL CAMBIO CLIMÁTICO

“El problema y la solución al cambio climático está en la economía”

Que el cambio climático afecta a la economía no siempre fue así. Nordhaus creó el primer modelo que los relaciona. Su receta: gravar con impuestos las emisiones de CO2

Una entrevista de Nekane Lauzirika Fotografía Kike Para - Lunes, 2 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Williams Nordhaus

Williams Nordhaus

Galería Noticia

Williams Nordhaus

madrid- Su programa, que relaciona economía y clima, es indispensables para evaluar la eficacia de las estrategias contra el cambio climático. La receta de este economista estadounidense, premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Cambio Climático, para paliar el cambio climático: que gobiernos, empresas y hogares paguen un precio alto por sus emisiones de carbono. “No es una receta que sepa bien, pero es la más eficaz”, sentencia a DNA.

Durante años el cambio climático parecía un asunto de matemáticos y físicos concienciados junto a biólogos conservacionistas y ecologistas. ¿Por qué, cuándo y cómo se le ocurrió relacionar estas áreas con la economía?

-Es verdad que la economía y las ciencias sociales relacionadas con la política han entrado más tarde en el cambio climático. Por lo visto se tenía otras cuestiones que atender: crisis financieras, guerras, la formación de la Unión Europea. Había que entender que la economía del cambio climático dependía de la ciencia;y hasta que la ciencia no se desarrolló lo suficiente, de manera que se resolviera lo que estaba pasando a nivel geográfico y nacional, la economía no podía entrar. Podrías hablar del calentamiento global, pero no de una economía global. Por tanto, se necesita una ciencia que esté suficientemente avanzada para estar a ese nivel, para ver el impacto específico del cambio climático en cada país. Eso no se desarrolló hasta los años 90.

A la hora de limitar, controlar y reducir el cambio climático, ¿cuál es el papel de la economía? ¿De qué tipo de economía hablamos?

-El problema y la solución del cambio climático está en la economía y en la política. El principio del problema climático es el sector de la energía y el uso de los combustibles fósiles;por ello hay que identificar instrumentos que ayuden a sustituirlos por combustibles bajos en carbono, así que la economía y la política se han desarrollado en esa línea.

Si le invitaran a realizar en el verano de 2025 un crucero por el Ártico, surcando el polo Norte, me imagino que no se alegraría mucho.

-Igual sí que sería un panorama bastante bonito (ironía) en torno al futuro del polo Ártico. Sobre los tiempos no está muy claro lo que va a pasar. Pero parece muy probable que en el verano el hielo en el polo Norte se fundirá en los próximos cincuenta años;puede ser en veinte o treinta años, pero se fundirá. Cuando empecé a trabajar sobre esto, un prestigioso climatólogo ruso ya predecía que para 2030 no habría hielo en verano. Luego, parece muy probable que el crucero ese llegará pronto.

Con tantos datos y tan contrastados, ¿es posible que siga habiendo quien niegue que somos los humanos el factor clave en este cambio climático?

-Lo que ha sucedido con el tabaco es trasladable al cambio climático. Hay estudios sobre lo que la gente pensaba sobre el fumar en los años 50. Entonces el 80% de los fumadores no creía que fumar provocara cáncer. Se puede establecer un paralelismo con la gente que dice que el cambio climático no existe, que no hay que preocuparse, que es demasiado caro combatirlo, que nada va a pasar realmente. En el tabaco, con la combinación de la evidencia científica en las comunidades de salud pública junto con los médicos provocaron que la mayoría de la gente crea que fumar provoca cáncer. Con el clima hay que enseñar a la gente, en los colegios en especial, y así la gente empezará a asumirlo, pero es un proceso muy lento.

¿Hay conciencia real de los riesgos, daños y catástrofes socieconómicas a medio plazo consecuencia del cambio climático antrópico?

-La gente informada, los científicos, universitarios, los economistas... reconocen que es un peligro muy serio para el planeta. Si consideramos a toda la población, muchas personas escuchan a los políticos decir que es un peligro y no se lo creen. Es un tema supercomplicado y la gente que está muy ocupada no puede ir a las fuentes científicas para informarse. En los países católicos cuando el Papa hace unos años hizo una encíclica sobre el tema, eso influyó muchísimo en la gente que lo sigue.

Protocolo de Río de Janeiro, acuerdo de París... Muchos investigadores como James Hansen predijeron que el aumento de la concentración de CO2 era el causante principal del cambio climático. ¿Por qué no les hicieron caso en los años 70 u 80?

-Porque lleva tiempo que la gente lo comprenda. Tienes que tener prueba de lo que estás diciendo. En la década de los 80, Hansen empezó a hablar de ello y el IPCC vino después. Cada vez más gente se amplía a la comprensión del problema. Pero lo importante es que cada vez sea más asumido por los científicos, políticos, economistas que influyen en las intervenciones. Sin embargo, la comprensión del público va muy lenta.

Más vale tarde que nunca. ¿Cómo valora la efectividad del acuerdo de París?

-No tengo grandes esperanzas. El acuerdo conlleva una serie de compromisos a nivel internacional sobre cambio climático pero hay dos problemas Uno, no hay coordinación, no se vinculan los esfuerzos a nivel nacional con los globales. El segundo es que no hay obligación ni incentivos sobre lo acordado. Si no se cumplen los compromisos los países no van a enfrentarse a ninguna consecuencia.

Y aunque fuera eficaz. ¿Qué podemos hacer los demás si el presidente Trump, de la mayor potencia y mayor productor de CO2, se retira del acuerdo? ¿Y si China, India y Brasil lo ven como algo lejano?

-Trump es un problema para todos y espero que lo sea durante un periodo pequeño de tiempo y el próximo Gobierno retome la cooperación internacional en temas de Cambio Climático. El momento actual es muy malo. Para progresar en el cambio climático es clave que los grandes países -Estados Unidos, China, India y los de la Unión Europea- se reúnan. Eso requiere alguna estructura del Acuerdo de París para que haya acuerdos vinculantes e incentivos para que los países participen.

Para evitar el aumento de CO2 y limitar el cambio climático, las ciencias medioambientales proponen acciones como no talar bosques, no contaminar el mar… ¿Qué acciones propone la economía?

-Hace falta estimular a los individuos para que cambien su comportamiento;los consumidores a titulo individual, los productores y los gobiernos. Eso significa que debemos incentivar la reducción del uso de productos que tienen mucho componente de carbono y usar más productos bajos en carbono. Y para los productores lo mismo, motivarles para que no elaboren esos productos altos en carbono, sino los bajos… Los economistas dicen que lo mejor es subir el precio de las emisiones de carbono con un impuesto alto;es la mejor receta.

Está claro que nos salvamos todos o perecemos todos. ¿Se va hacia esa integración económico-ambiental?

-En la comprensión del problema se ha avanzado muchísimo, pero en las políticas casi nada.

En castellano se dice que un pesimista es un optimista bien informado. ¿William Nordhaus es optimista?

-Trato de ser realista, pero no hemos hecho mucho por ralentizarlo. Necesitamos asegurarnos que no será tremendamente serio y grave.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus