Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Uxue ironwoman

Esta joven de 14 años con parálisis cerebral tomará parte en la distancia ‘half’ del triathlon de Vitoria junto a Hektor Llanos

Txema Sierra DNA - Domingo, 1 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Uxue juanto a sus padres y los miembros del equipo

Galería Noticia

Uxue juanto a sus padres y los miembros del equipo

vitoria- Dice uno de los himnos más conocidos de toda la historia del soul que no hay montaña lo suficientemente alta, ni valle lo suficientemente profundo, ni río lo suficientemente ancho que pueda impedir al protagonista de la canción compuesta por Marvin Gaye acudir junto a la persona que ama por lejos que se encuentre o complicado que sea el camino. Pues bien, este relato parece la descripción perfecta de la filosofía vital de una familia vitoriana compuesta por Álvaro Txasko, Miriam Ganuza y sus hijos mellizos de catorne años Oier y Uxue. Esta última tuvo una hemorragia en la cabeza debido a una hidrocefalia a los quince días de nacer, lo que derivó en una parálisis cerebral que le provoca una discapacidad del 97%. Sin embargo, este grave problema y las evidentes dificultades que acarrea no han conseguido, ni mucho menos, hundirlos. Más bien al contrario, les han empujado a afrontar nuevos desafíos y a no rendirse bajo ningún concepto por grandes que pudieran parecer los obstáculos a priori. El último ejemplo podrá verse el próximo 8 de julio en la XII edición del Triathlon de Vitoria, cuando Uxue sea una de las participantes en la distancia half.

Para ello, contará con la ayuda del extriatleta profesional Hektor Llanos. El gasteiztarra, que ha sido campeón de España en todas las distancias y subcampeón de Europa en ironman y triatlón cross, lleva ya unos cuantos años alejado de la competición de primer nivel aunque sigue practicando este deporte, que le sitúa ahora ante un nuevo reto. En este caso de marcado carácter solidario, pero también repleto de exigencia física. Porque tendrá que nadar 1.900 metros en el embalse de Ullibarri tirando de una piragua en la que se situará Uxue, recorrer 93 kilómetros en bicicleta con el carrito en el que se instalará la niña enganchado detrás y terminar con una carrera a pie de otros 21 kilómetros empujando el mismo vehículo. En total, 116 kilómetros de esfuerzo, 116 kilómetros por Uxue -eslogan que da nombre a la iniciativa- que, eso sí, están acompañados de enormes recompensas inalcanzables desde el ámbito estrictamente deportivo.

Pero, claro está, una pareja así no se forma de un día para otro ni es fruto de la casualidad. Su origen hay que buscarlo en el espíritu inquieto de Hektor y los siempre caprichosos guiños del destino. Y es que unos amigos comunes, muchas horas de trabajo y dedicación y la implicación de un nutrido grupo de valientes han permitido que Uxue esté a punto de debutar como triatleta. Su padre, Álvaro, practica este deporte y comparte habitualmente entrenamientos -y amistad- con alguno de los integrantes del equipo que prepara Hektor. Miembros de esta escuadra corrieron el maratón de Donosti del año pasado con niños con parálisis, lo que de inmediato despertó la inquietud de Llanos por realizar algo parecido. Y, como en un púzle, todas las piezas fueron encajando una a una. “Rápidamente pensamos en la posibilidad de hacerlo por Uxue. Se lo comentamos a Hektor, le pareció una gran idea, quedó con los padres para conocerse y plantear el posible reto y desde entonces ya no hemos parado”, relata Iciar Peña, una de las culpables de esta aventura. Esa semilla plantada hace aproximadamente nueve meses está a punto de convertirse en una espectacular flor pero, por el camino, ha debido superar muchas etapas.

La primera, buscar información e idear los mecanismos que permitan completar la aventura sin riesgos. “Nos lo propusieron y después de valorarlo tiramos para adelante. Porque claro cuando te hablan de triatlón lo primero que viene a la mente es el agua y es lo que más respeto nos da. Pero lo hablamos, dijimos que sí y nos hemos ido juntando viernes y viernes dándole un poco forma hasta hoy. Locura no nos pareció porque hemos hecho muchas cosas pero sí teniéndolo un poco claro. Al final primando sobre todo su seguridad, que no le pase nada. Está todo controlado pero esto lleva su tiempo porque ella tiene una postura muy difícil y es complicado ajustarle la silla, la bici y todo. Hay que hacer muchos apaños”, confiesa Miriam.

En esta parte del proceso ha cobrado especial protagonismo Juan Ignacio Pérez, también triatleta, que ha sido quien se ha encargado fundamentalmente de la labor logística y la construcción de los vehículos que utilizará Uxue. “Como no teníamos muchas referencias de otras personas que hubieran hecho esta misma prueba pues partimos todo de una silla que nos prestó una persona que corría maratones con su hijo. Con esa corrimos la Media Maratón de Vitoria y a partir de esa silla lo que hicimos es copiar y hacer pequeñas modificaciones. Por otro lado la parte de natación en los casos que habíamos visto lo habían hecho más con una barca hinchable pero como yo procedo de remar en piragua de chaval optamos por una piragua. Debido a que hay muchos participantes y no queriamos molestar ni interferir buscamos una pequeña, de free style, de carbono, que es un material bastante ligero. Y le hemos ido haciendo también pequeñas adaptaciones, incorporándole dos estabilizadores para que no tenga problemas”, explica. Con todo ya preparado, hicieron un primer ensayo en el pantano y el resultado fue totalmente satisfactorio. Lo mismo que ocurrió en la reciente carrera de la mujer que Uxue completó empujada por Iciar en la silla que empleará en el Triathlon.

Por supuesto la otra pata imprescindible en este emocionante proyecto es Hektor Llanos, que será el encargado de completar la prueba junto a la pequeña vitoriana. “La idea es hacer el reto deportivo con ella, que sea triatleta. Acabar el triatlón, disfrutarlo y que Uxue y su familia también lo disfruten. Somos un grupito y cada uno tiene su función. La mía va a ser digamos que ser la cara visible, que no me gusta mucho, pero me ha tocado así”, apunta el exprofesional, que se someterá a un duro examen el día 8 de julio. “Va a ser muy exigente. No estoy en la misma forma que hace unos cuantos años, tengo cierta edad... y va a ser muy, muy duro. Pero yo creo que con el plus de la motivación y el añadido emocional que también es una cosa muy importante nos dará ese pequeño punch que nos puede faltar en forma de entrenamiento y kilómetros”.

Y es que, más allá del propio deporte, los aspectos humano y emotivo son las principales recompensas para todos los que se han implicado en este gran proyecto. “Emocionalmente la verdad es que es una pasada. Solo ver cuando Uxue saca esas sonrisas ya te vienes arriba y buff, merece mucho la pena”, significa Juan Ignacio. Algo más que lógico teniendo en cuenta que se trata de una Ironwoman.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus