Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Ramiro González diputado general de álava

“El objetivo para la próxima legislatura debe ser acercarse al pleno empleo”

En el fin de semana en el que se cumple el tercer aniversario de su investidura, el diputado general alavés analiza el pasado, presente y futuro del gobierno foral, con las próximas elecciones a menos de un año en el horizonte

David Ortega José Ramón Gómez - Domingo, 1 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Ramiro González, diputado general de Álava

Ramiro González, diputado general de Álava

Galería Noticia

Ramiro González, diputado general de Álava

Se cumplen tres años desde su investidura como diputado general. Con menos de un año por delante para el final de la legislatura, ¿hay margen para nuevos proyectos?

-Todavía queda casi un año de legislatura, y eso es mucho tiempo. Escucho estos días a quienes dicen que estamos ya en la antesala de las elecciones , pero yo al menos voy a trabajar con las mismas ganas y el mismo ímpetu hasta el final, al igual que hemos hecho durante tres años en los que la Diputación Foral de Álava ha trabajado intensamente para conseguir sentar las bases de la Álava del futuro. La mejora del territorio ha sido evidente en todos los aspectos. Hemos pasado de afrontar el inicio de legislatura con la idea de ver cómo conseguíamos acabar con la crisis a estar ahora pensando en una Álava líder en innovación y calidad de vida.

¿Con qué se queda de lo hecho hasta ahora?

-Hay cientos de cosas importantes que se han hecho en el territorio y es muy difícil destacar uno o dos. Cuando uno hace balance puede priorizar con la cabeza o dejarse llevar por el corazón, y yo voy a hacer lo segundo en este caso. En 2017 se produjeron 4.500 nuevas afiliaciones en la Seguridad Social, 4.500 personas que empezaron a trabajar el año pasado. Un cambio en el que ha tenido un papel importantísimo la actuación en materia económica e industrial de la Diputación Foral de Álava. Ése es mi mayor motivo de orgullo sin ninguna duda, porque era mi mayor preocupación. Y más allá de eso también destacaría el empeño que hemos tenido en hacer de Álava el verdadero nodo logístico del suroeste de Europa, un objetivo que tenía muy presente cuando estaba en la oposición. Ahora por fin es una prioridad para todos los actores, para las administraciones y las empresas.

¿En qué trabajan para poner en marcha en este último tramo de legislatura?

-La prioridad es la mejora de la economía y del empleo, como hasta ahora. El empleo se ha ido recuperando hasta el punto de que el reto en la próxima legislatura debe ser acercarse al pleno empleo. Ése es el objetivo hacia el que tenemos que caminar, mejorando además la calidad del empleo. Es cierto que centrarnos en el empleo ha ido provocando que nuestras prioridades se fueran ampliando, y ahora otras cuestiones importantes que parecían tapadas por la dureza de la crisis han pasado a primera línea de nuestra preocupación. Ahora mismo tenemos que tener muy en cuenta el envejecimiento de la población en el territorio, cómo atender a esa población envejecida y el problema que puede suponer el riesgo de despoblamiento en el futuro para el equilibrio territorial. Ésa es una gran prioridad de la Diputación en este momento. Se han adoptado medidas importantes durante estos tres años y se van a adoptar otras también lo que queda de legislatura.

¿Por ejemplo?

-Sin ir más lejos, esta misma semana el gobierno foral detallará un programa de inversiones en el territorio, por un importe económico significativo, con el que pretendemos ahondar en las políticas de equilibrio y cohesión territorial. Serán inversiones en diferentes puntos del territorio que partirán de varios departamentos del gobierno foral.

¿Alguna que pueda avanzar?

-Las daremos a conocer esta misma semana.

Lo que parece complicado, o al menos lo es todos los últimos años de cada legislatura, será sacar adelante un pacto presupuestario cuando se sienten a negociar en octubre, teniendo en cuenta que las elecciones forales se celebrarán en mayo de 2019.

-Sé que el último año es más complicado, porque las fuerzas políticas de la oposición se colocan en clave electoral y creen que pactar con el gobierno foral les condiciona de alguna manera. Yo pienso sinceramente que la ciudadanía valora el esfuerzo por acordar desde la oposición, y me gustaría creer que la cercanía de las elecciones, cuando haya que abordar en octubre la negociación presupuestaria, no va a impedir un acuerdo presupuestario. De cualquier forma, me gustaría destacar que en estos tres años ha habido un cambio de cultura política muy importante en Álava. Se ha pasado de una Álava crispada en lo político, en la que era muy difícil la negociación y el acuerdo, a una Álava en la que la norma es la negociación y el acuerdo. Hemos pactado presupuestos con EH Bildu dos años y el PP un año, y a todo el mundo le ha parecido normal y natural pactar presupuestos con dos fuerzas políticas tan alejadas entre sí.

Pero pueden encontrarse con un escenario en el que el previsible incremento de la recaudación para este año no quede reflejado en los presupuestos de 2019, yendo a una prórroga presupuestaria.

-La prórroga presupuestaria siempre supone limitaciones, aunque hay proyectos importantes que están en marcha y tienen créditos de compromiso, por lo que se pueden desarrollar igual. Para Álava es mejor que en 2019 haya presupuestos, pero si no los hay los proyectos importantes están encaminados. Sobre la recaudación, hay que tener en cuenta, en la comparativa con el año pasado, que se produjo el acuerdo sobre el Cupo en la comisión mixta del Concierto Económico, y eso supuso un incremento añadido de recaudación que no va a existir este año. Pero las perspectivas en lo que a la recaudación ordinaria respecta son francamente positivas, con un crecimiento cercano al 8% según los últimos datos que tenemos.

¿Puede oficilizar ya que repetirá como candidato del PNV a diputado general?

-En el PNV estas cuestiones siempre están en manos de la filiación, que decide quién reúne las condiciones para ser candidato. Yo puedo decir que me siento con fuerzas y con ganas para continuar una legislatura más. El balance de lo que llevamos es positivo y tenemos proyectos en marcha que tienen recorrido de futuro, además de otros por hacer.

¿Apostaría también por el continuismo en su equipo de diputados en el gobierno foral?

-El conjunto del gobierno foral ha hecho un trabajo extraordinario del que estoy muy orgulloso. Ha funcionado como un verdadero equipo, y eso es muy importante, además de haber sacado adelante proyectos que a veces no eran sencillos de poner en marcha.

¿Qué le va a pedir al nuevo ministro de Fomento, el socialista José Luis Ábalos, cuando puedan cerrar la fecha para la reunión que han solicitado?

-Álava tiene cuestiones fundamentales para su futuro que dependen del Ministerio de Fomento. Tenemos la recuperación del H24 para Foronda, que es una decisión que damos todos por sentado pero que está pendiente concretar cómo y cuándo se va a llevar a cabo, al igual que debemos concretar las inversiones para el aeropuerto, con una terminal de pasajeros que lleva cuarenta años sin una reforma. Tenemos pendiente la forma en la que se debe llevar a cabo la transferencia de la AP-1 en el tramo Miranda-Armiñón, además de reclamar la de la AP-68, que es la gran autopista de Álava y es lógico que se produzca la transferencia aunque todavía queden años de concesión. Tenemos pendiente la concreción de los dos trazados de Alta Velocidad, el Miranda-Vitoria y el Vitoria-Pamplona, la definición de la estación intermodal de Jundiz, la entrada soterrada a Vitoria de la Alta Velocidad... Lo que nos interesa es que todos estos proyectos se aborden a la mayor brevedad porque son compromisos ya adquiridos.

¿Alguno de esos compromisos puede estar en peligro?

-Estoy convencido de que todos los acuerdos se van a cumplir.

¿Espera mayor sensibilidad de Fomento a la hora de decidir el trazado definitivo del TAV por la Llanada?

-Confío en que así sea, porque lo que ha hecho la Diputación es trabajar duro para conseguir que, si finalmente hay un trazado que transcurra por la Llanada porque el Ministerio de Fomento considera que es el mejor, la afección al territorio sea la menor posible. Ha habido un trabajo impresionante por parte de los técnicos de la Diputación, proponiendo cambios significativos que disminuirían de forma importante la afección. Espero que se estimen nuestras alegaciones, porque la diferencia entre el trazado que propone el Ministerio y el nuestro es radical, no tiene nada que ver.

Durante los últimos años en Álava ha habido tres temas clásicos pendientes de solución: el cierre de Garoña, el H24 de Foronda y la anexión de Trebiño. El primero ya es historia y el segundo está encauzado, pero el tercero sigue enquistado, como se ha podido comprobar esta misma semana en el Senado.

-En los tres temas se ha avanzado de forma importantísima estos tres años, más que en muchísimos años anteriores. En Garoña sin ninguan duda porque se ha conseguido el cierre definitivo. Con Foronda se ha logrado que renazca y tenga ahora un futuro extraordinario con el H24 y los vuelos de pasajeros. Y en el caso de Trebiño creo que la mejora ha sido significativa, y probablemente necesitaremos algo de perspectiva para ver lo que se ha conseguido durante esta legislatura. La Diputación Provincial de Burgos ha aceptado la firma de un protocolo y unos convenios para asumir con naturalidad y normalidad dos cosas. Primero, que Álava va a prestar servicios en Trebiño como lo hace en el resto del territorio alavés. Y segundo, que ésta es una situación temporal que se produce hasta que se resuelva la situación de Trebiño, que en algún momento se tendrá que resolver pero cuya resolución definitiva está en Madrid, como han sabido entender los alcaldes que han ido esta semana allí a exponer su situación.

las claves

“Me siento con fuerzas para ser candidato de nuevo y continuar una legislatura más. Tenemos proyectos en marcha y otros por hacer”

“Esta semana presentaremos

un programa de inversiones en Álava para ahondar en el equilibrio y la cohesión territorial”

“Hemos logrado pasar de una Álava crispada políticamente a otra en la que la norma es la negociación y los acuerdos entre fuerzas diferentes”

“Ampliar Mendizorroza permitirá al Alavés estar muchos años en Primera”

¿Por qué va a implicarse económicamente a ese nivel la Diputación en la ampliación de un estadio de propiedad municipal y cuyo principal beneficiario es una entidad privada?

-Porque hablamos del Alavés, el club que lleva el nombre de Álava por toda Europa y por todo el mundo. Para la Diputación es muy importante apoyar el proyecto de reforma de un campo que es propiedad del Ayuntamiento de Vitoria. Es decir, una inversión pública en una infraestructura pública, en la que una empresa privada va a invertir una cantidad equivalente al 60% del coste de la reforma del campo. Un estadio que además habría que reparar por un importe de 20 millones si no se aborda esta ampliación. Es mucho mejor que las administraciones públicas pongan entre 20 y 22 millones de euros para hacer un nuevo estadio sobre el actual, con la colaboración de una empresa privada, a que dediquen ese importe a una reparación puntual del campo. No hay color, cualquier gestor mínimamente serio y responsable preferirá invertir la misma cantidad en un campo nuevo que en la reparación de los defectos del actual. Y creo que es bueno para Álava tener un campo de fútbol que permita al Alavés estar muchos años en Primera División, si deportivamente puede hacerlo.

El Buesa Arena, de propiedad foral, requiere también algunas reformas para albergar la Final Four en 2019. ¿Va a sufragar la Diputación esas adecuaciones?

-Las instituciones públicas no vamos a invertir en el Buesa Arena. Se van a acometer una serie de mejoras, pero las va a pagar el Baskonia. Ése es el compromiso, Habrá inversiones que mejorarán el pabellón, pero no las van a pagar las administraciones públicas. Lo que van a hacer las administraciones es simplemente poner el canon que la Euroliga exige para que una ciudad organice la Final Four.

Cuatro millones de euros de los que la Diputación pone 1,5 millones, el Gobierno Vasco otros tantos y el Ayuntamiento un millón.

-Se trata de traer a Álava y Vitoria el mayor evento que se ha organizado aquí nunca, por el que se llevaba peleando y trabajando muchos años y que por fin se ha conseguido. No parecía fácil traer la Final Four a Álava, porque nuestra capital es pequeña en comparación con otras que la han organizado como Madrid, Berlín, Londres o Estambul. Es una oportunidad para demostrar que en Álava somos capaces de organizar un gran evento, y también una oportunidad desde el punto de vista económico. La Euroliga calcula que el retorno económico de la Final Four puede rondar los 50 millones de euros. No es un cálculo de la Diputación, es de la Euroliga. No sé si el retorno económico será ese realmente, o si será mayor o menor, pero es una inversión que merece la pena porque es un motivo de orgullo ser capaces de organizar en un territorio como el nuestro un evento que va a ser visto por gente de todo el mundo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus