Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Curso de la Ertzaintza para padres. TENSIÓN EN EL ENTORNO DE LA IKASTOLA

Seis escolares, autodenominados Bad Boys, dividen a las familias

Unos padres hablan de bullying y otros dicen que sólo son revoltosos

Axier Burdain Jorge Muñoz - Domingo, 1 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Un grupo de escolares ajenos a la información camino de clase.

Un grupo de escolares ajenos a la información camino de clase.

Galería Noticia

Un grupo de escolares ajenos a la información camino de clase.

vitoria- En la Ikastola Ibaiondo se respira un cierto ambiente de tensión. Tirantez puntual dentro del centro educativo, más extendida en las zonas verdes que se encuentran en las cercanías, y ya acusada entre los padres de algunos de los alumnos. El origen de este nerviosismo parte de un pequeño grupo de chavales que se hacen llamar los Bad Boys. Según algunos padres que se han puesto en contacto con este diario, una pandilla que amedrenta a sus compañeros de colegio, tanto físicamente como a través de una aplicación de móvil que les ofrece cierto anonimato, y que han llegado a causar problemas entre el profesorado del centro. Según otros, que también han aportado su punto de vista al respecto, una cuadrilla de chavales un poco revoltosos que de vez en cuando hacen alguna trastada, pero que no obran con mala intención. En cualquier caso, el problema que se originó en las aulas ha ido trascendiendo, poco a poco, al ámbito de las familias, adquiriendo cada vez mayor magnitud por el camino. Tanto es así que la dirección del centro, consciente de que la situación podía complicarse, asegura haber intervenido para rebajar la crispación y reconducir la situación.

Quienes ven a esta media docena de menores como una amenaza, relatan que uno de los episodios más controvertidos de esta historia se remonta a cuando uno de ellos tuvo un encontronazo con una de las profesoras de la ikastola. Aseguran que ésta acabó cogiéndose la baja por estrés después de aquél episodio. En el extremo opuesto, algunos padres de alumnos que conocen a estos chicos desde pequeños y cuyos hijos acuden al mismo centro educativo, ofrecen otra versión, mucho más sencilla. Aseguran que la profesora simplemente mantuvo una discusión con el menor y creen que la historia se fue magnificando con posterioridad.

Hay quien habla directamente de bullying fuera de las aulas, en el espacio en el que se reúnen los chicos del barrio, situado entre la plaza Zumaia y la plaza Cataluña. Sobre todo los viernes, concretamente en uno de los columpios al que llaman “la cazuela”. Refieren actitudes agresivas, supuestas amenazas y presuntas situaciones de acoso continuado que, en algunos casos, se han prolongado durante dos años. Explican que el grupo, en ocasiones, se sienta junto a algún chaval, le arroja encima cáscaras de pipas y se mete con él hasta que se va. Relatan que otras veces la toman con alguna chica y la increpan. Lo peor llega cuando los padres de algunos de estos chicos les recriminan su actitud y acaban produciéndose enfrentamientos verbales entre ambas partes. Al preguntarles si han tratado de hablar con los padres de este grupo para llegar a algún acuerdo, afirman que “no hacen nada”. Aseguran que cuando los niños llegan a casa con notas de sus profesores en los que se advierte de su comportamiento, se limitan a romperlas y no les dan importancia.

autoridadIncluso los padres de alumnos que no están directamente relacionados con estos chicos esperan que se tomen cartas en el asunto, al menos para ofrecer una apariencia de autoridad. Lamentan que las paredes de la ikastola luzcan numerosos carteles en contra del bullying y que luego se produzcan episodios de este tipo en el mismo entorno escolar sin que se haga nada. Sospechan que al tratarse de alumnos de sexto, el centro simplemente esté esperando a que acabe el curso para que pasen al instituto y el problema se solucione por sí mismo. Pero al mismo tiempo temen que si se ha producido este episodio sin que nadie haya sido capaz de atajarlo a tiempo, puedan producirse otros hechos similares en el futuro. De hecho, algunos se plantean elevar el caso al Departamento vasco de Educación.

La dirección del centro, consciente de lo que ha ocurrido hasta la fecha, manifiesta que los padres han sido puntualmente informados de lo que sucede y aseguran que se han tomado diferentes medidas para rebajar la tensión. Afirman que una vez que se ha dialogado con las partes, la situación se ha apaciguado y explican que, a pesar de que aún se está trabajando en ello, se halla en vías de resolución. Al menos de puertas para adentro, ya que reconocen no disponer de medios para poder saber lo que pueda llegar a ocurrir fuera del centro educativo.

Resulta complicado que los padres de los alumnos de la ikastola hablen abiertamente de este asunto. Unos porque aseguran sentir miedo de que el problema acabe salpicando a sus hijos y otros porque entienden que el asunto no reviste tanta gravedad y que cuanto más importancia se le dé, más se descontrolará la situación. Estos últimos aseguran que nunca ha habido agresiones y recuerdan que se trata de un reducido grupo de niños, un tanto impetuosos, jugando a ser rebeldes. Es más, sostienen que el problema se ha agudizado después de que los padres se hayan convertido en los protagonistas del enfrentamiento, llegando a crear sus propios grupos de WhatsApp a modo de bandos confrontados en los que la crispación ha ido ganando enteros.

las claves

Agentes de la Policía ofrecen pautas para lograr un uso responsable y adecuado de las redes sociales

vitoria- Al igual que ha sucedido en otros centros educativos de Vitoria, los expertos de la Ertzaintza visitaron la Ikastola Ibaiondo para impartir un curso de sensibilización y buenas prácticas en redes sociales. Los destinatarios de esta interesante formación fueron, en primera instancia, los padres de los alumnos y, posteriormente, los menores. La iniciativa se solicitó después de que surgieran los problemas en el colegio y los agentes ofrecieron pautas de comportamiento para tratar de evitar que en el futuro puedan volver a producirse posibles enfrentamientos, tanto entre los alumnos como entre sus padres. Tal y como precisaron desde la dirección de la Ikastola, el objetivo consistió en atajar un problema incipiente.

A pesar de las llamadas realizadas por algunos de los progenitores a la Policía autonómica reclamando la adopción de medidas, los agentes únicamente pueden asesorar y ofrecer este tipo de cursos de formación, ya que hablamos de niños de 11 años. La Ertzaintza imparte cada año más de medio millar de sesiones formativas a menores y adultos sobre diferentes temáticas, entre las cuales destacan las relacionadas con la violencia de género, las drogas, los peligros de Internet o el acoso escolar. Ertzaintza. La Agencia Vasca de Protección de Datos ha premiado este programa, llamado Prevención desde la Comunicación,impulsado por el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, por promover el conocimiento del derecho entre los jóvenes escolares y la prevención ante los riesgos del uso irresponsable de las redes sociales. - A. B.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus