Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Rusia 2018 rusia 2018

Rumbo a octavos

grupo a Rusia fulmina a Egipto que ve casi imposible la clasificación a la siguiente ronda del torneo

Miércoles, 20 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Los jugadores rusos, celebrando el primer tanto.

Los jugadores rusos, celebrando el primer tanto. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Los jugadores rusos, celebrando el primer tanto.

Rusia 3

Egipto 1

RUSIA Akinféev;Mario Fernandes, Ignashévich, Kutepov, Zhirkov (Kudriasov, min. 86);Zobnin, Gazinski;Samédov, Golovin, Cheryshev (Kuziaev, min. 74);y Dyuba (Smólov, min. 79).

EGIPTO El Shenawy;Fathy, Gabr, Hegazy, Abdelshafy;Elneny, Hamed;Salah, Elsaid (Amr Warda, min. 63), Trezeguet (Ramadan Sobhy, min. 67);y Marwan (Kahraba, min. 81).

Goles 1-0 min.47 Ahmed Fathy, en propia meta. 2-0 min.59 Cheryshev. 3-0 min. 62 Dzyuba. 3-1 min.73 Salah, de penalti.

Árbitro Enrique Cáceres (PAR). Amonestó a Trezeguet (min. 56) y Smolov (min. 84).

Estadio Saint Petersburg Stadium de San Petersburgo ante 64.468 espectadores.

san petesburgo- La selección de Rusia puso rumbo a los octavos de final con su segunda goleada del Mundial, un 3-1 al Egipto de Mohamed Salah, que marcó un gol de penalti en su debut mundialista y ve cómo pasar de ronda se convierte casi en un imposible con dos derrotas en dos partidos.

El duelo comenzó con ritmo, impreciso por parte de Egipto que intentaba tomar la iniciativa, mientras la selección rusa imponía una presión alta que se convertía en la primera ocasión clara para Alexandr Golovin, que robó la cartera a Tarek Hamed y lanzó un disparo buscando el palo derecho del portero egipcio.

Despertó Egipto en cuanto vio a su ídolo aparecer. En una pared con Abdalla Said, Salah recordó que estaba ahí, y de alguna forma insufló ánimo a los suyos para sacudirse la presión local.

Marwan, de cabeza tras un saque de esquina, y Trezeguet, en una internada por la izquierda del área en la que buscó un disparo con rosca, avisaron de que querían dar guerra.

El partido no tenía dueño, pero sí mucho ritmo, convertido en un festival del contragolpe. Unos y otros buscaban su oportunidad a la carrera o en un rechace, como el que recogió Cheryshev para lanzar un chut desde fuera del área que se fue dos palmos por encima del larguero de El Shenawy.

Cuando bajó el ritmo del duelo, el balón se hizo egipcio. El pueblo de las pirámides buscó transportarlo al ataque sin éxito, hasta que el lateral izquierdo Abdelshafi encontró una autopista por su banda: en su primer centro, peinado por Marwan, Yury Zhirkov le arrebató el balón a Salah cuando el 10 buscaba el remate solo.

El segundo intento fue aún más claro, con el mismo guión, pero por bajo: centro raso del lateral, Marwan la dejó pasar y Salah se revolvió, giró sobre sí mismo, y disparó con la izquierda. Su chut se fue a la derecha del meta ruso Igor Akinfeev, justo antes del descanso.

A Rusia le vino bien el intermedio. Salió a la segunda mitad volcada como en el arranque del duelo, y encontró un premio inesperado.

El rechace de un centro desde la derecha de Alexander Samedov que El Shenawy sacó de puños, le llegó a Golovin, cuyo centro tenso buscando a Dzyuba se encontró con Ahmed Fathi, que en su intento por despejar introdujo el balón en su propia portería.

Dos goles había visto el San Petersburg Stadium, ambos anotados por futbolistas que nunca hubieran deseado hacerlos: el capitán egipcio Fathi ayer, hace cinco días el marroquí Aziz Bouhaddouz, entonces para alegría de Irán y desgracia del conjunto magrebí.

La afición local espoleó a los suyos en busca del segundo, mientras Egipto permanecía noqueado. Y respondió Cheryshev, llegando desde atrás para rematar un pase atrás de Mario Fernandes desde la línea de fondo. El del Villarreal acrecentaba su imagen de ídolo local con su tercer gol en dos partidos, y sería elegido mejor jugador del encuentro.

Pero la fiesta rusa no había terminado, porque en la siguiente acción del partido sería Dzyuba quien reclamara su lugar en el recuerdo de los hinchas de San Petersburgo con el tercer tanto, fruto de un saque larguísimo de Kutepov, que el gigantón bajó al piso, sorteó a Ali Gabr y remató a placer. Dos goles en dos duelos.

Siguió intentándolo Egipto, que pudo acortar distancias por medio de Trezeguet, que no estuvo fino en un disparo solo ante Akinfeev;pero lo logró de la mano de Salah, que recibió un agarrón por parte de Zobnin en el borde del área por el cual el árbitro paraguayo Enrique Cáceres, previa consulta al árbitro asistente de vídeo, concedió penalti. Y el Faraón se estrenó con un tanto.

Reclamó otro penalti Marwan por un agarrón de Kutepov, pero esta vez el colegiado ni siquiera consultó a sus compañeros de la sala de visionado. Rusia ya vislumbra los octavos de final -la celebración final de jugadores y público dio fe de ello- y tanto Egipto como Salah temen que su aventura mundialista tenga fecha de caducidad. - Efe

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus