Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Oskar Conde e Ibon Salterain Tutan Come on

“Al rock se le ha dado muchas veces por muerto y todavía está ahí”

Será el viernes a las 17.45 horas cuando el dúo gasteiztarra Tutan Come On se adueñe de Mendizabala dentro del decimoséptimo Azkena Rock Festival

Una entrevista de Carlos González Fotografía José Ramón Gómez - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Oskar Conde e Ibon Salterain, Tutan Come on.

Oskar Conde e Ibon Salterain, Tutan Come on. (Fotografía José Ramón Gómez)

Galería Noticia

Oskar Conde e Ibon Salterain, Tutan Come on.

Vitoria- “El que tenga ilusión por hacer música y llegar a tocar en un festi de rock, ya sabe: a darle caña. Si nosotros lo hemos hecho, cualquiera puede”, ríen Oskar Conde Kanda e Ibon Salterain. En realidad Tutan Come On decidió hace uno tiempo parar su actividad, aunque la llamada del Azkena Rock ha hecho que se vuelva a juntar para el concierto que ofrecerá este viernes en Mendizabala.

El suyo va a ser el segundo concierto de esta edición en Mendizabala, es decir, toca actuación corta.

-Oskar Conde: Bueno, 45 minutos no están nada mal. De hecho pensábamos que iba a ser menos. Nunca hemos sido de tocar mucho tiempo cuando actúas con más grupos y nos viene bastante bien el formato. Otra cosa es tocar solos, que a veces hemos hecho alguna intro, alguna versión o...

-Ibon Salterain: Así que vamos a hacer el repertorio que estábamos haciendo antes del parón que hemos decidido.

Serán casi las seis de la tarde, con el ARF arrancando... ¿un concierto distinto?

-I.S.: Por la hora, igual sí es una actuación diferente, pero no nos preocupa eso, no estamos pensando: bueno, es a las seis, el primer día... Queremos ir, hacer lo que sabemos e intentar tocar como siempre lo hemos hecho.

-O.C.: Al final, el Azkena lo conocemos. No se te hace raro que nosotros o grupos de nuestro pelaje en este u otros festivales toquemos en horario diurno, por así decirlo. De hecho, cuando yo actué con Sorkun en el año 2008 eran las cuatro de la tarde o antes. Eso sí era criminal.

De hecho, los dos han estado en el cartel, aunque en formaciones diferentes y no en el mismo escenario.

-O.C.: Eso es. Nosotros con Sorkun estuvimos en el segundo e Ibon estuvo en el grande con Bronze.

-I.S.: Sí, el año de Kiss, en 2010. Recuerdo un escenario gigante en el que me costaba ubicarme. No estaba acostumbrado a eso. Bueno, ni lo estoy ahora. Me oía muy bien por los monitores con los pedazo de trastos que me pusieron. Pero bueno, ya te digo, no me ubicaba mucho. Claro, normalmente tocas en un bar o en un espacio más pequeño y aquello era todo lo contrario.

-O.C.: Yo tengo el recuerdo de un día de mucho estrés. Fue llegar, todo estaba medio montado, tocar... No tengo un recuerdo ni agradable ni desagradable. Fue bastante estresante. Además, nos teníamos que marchar pronto porque tocábamos en otro lado, aunque creo que me dio tiempo de ver algo de Orange Goblin y poco más.

Cuando llegó la llamada para actuar en este Azkena, en realidad Tutan Come On había decidido parar. ¿Cómo recibieron el interés del festival?

-I.S.: Tuvimos claro que era un sitio donde queríamos tocar.

-O.C.: A mí me sorprendió. Es cierto que tampoco habíamos hecho ningún anuncio de nada. Desde el principio del grupo, siempre habíamos mandado material con la idea de que nos llamasen. Y justo el año que menos intención teníamos de nada, llegó esto y fue toda una sorpresa. De hecho, si el Azkena no nos llama, no hubiésemos hecho nada porque cada uno está con su historia. Pero cuando nos lo propusieron, hablamos y vimos que nos faltaba tocar en un festival un poco grande. Claro, siendo además en Gasteiz, era algo que no queríamos dejar pasar. Hemos tocado con bandas que nos gustan mucho, también en escenarios más o menos grandes con gente como SA, Su ta Gar, Berri Txarrak... y hemos hecho cosas muy guapas, por ejemplo en Helldorado, sin olvidar cuando nos hemos ido fuera. Pero hasta ahora no habíamos tenido la oportunidad de tocar en un festival grande. Así que no ha habido mejor excusa para reunirnos y echar unos temas. Además, creo que nuestra propuesta pega en el festival. Bueno, y que es el Azkena Rock, que es un certamen que nos toca de cerca, al que hemos ido muchos años y en el que mola actuar, además con esto. Que haya alguien que piense que tenemos un hueco en el ARF está bien, es un logro.

¿Ha sido fácil reengancharse?

-I.S.: En cuanto llegó el ofrecimiento, hablamos y no hubo dudas. Lo teníamos muy claro desde el principio.

-O.C.: Además, nos llamaron con mucho tiempo y nos mentalizamos rápido. Yo sí que llevo tiempo sin tocar y al principio sí pensaba si me iba a costar mucho o no. Claro, desde julio del año pasado estaba sin coger una guitarra. ¿Se me habrá olvidado? Pero qué va. Igual si fuera más difícil...

-I.S.: Nada, nada, esto es como lo de andar en bici (risas).

Ambos llevan ya en esto unos cuantos años. Si en el concierto del viernes, viéndoles, están los llamados a ser las nuevas generaciones del rock, ¿qué les dirían?

-I.S.: Ilusión, pasión y a tocar.

-O.C.: Esto lo hemos hablado con diferentes personas en varias ocasiones: que ya no hay gente que haga grupos de rock y tal. Creo que lo enfocamos desde un punto de vista negativo y a veces no nos damos cuenta de que ese es un pensamiento un poco abuelo Cebolleta. Igual es tan simple como entender que tiene que haber un cambio generacional total. Los chavales que vienen no tienen que hacer exactamente lo que hicimos nosotros. Es su movida. Igual el tiempo del rock tal y como nosotros lo conocíamos está desapareciendo o está mutando. Sólo hay que esperar. El que tenga ilusión por hacer música y llegar a tocar en un festi de rock, ya sabe: a darle caña. Si nosotros lo hemos hecho, cualquiera puede (risas).

-I.S.: De hecho, si me hubieran dicho, cuando empezó el Azkena y yo estaba aprendiendo a cómo montar un timbal, que iba a tocar dos veces y con dos grupos distintos, no me lo hubiera creído.

-O.C.: Son ciclos, como todo. Igual dentro de unos años vuelve el tema de las bandas. Pero estamos en una época en la que parece que hay tanto de todo... Antes, lo de hacer una banda en Vitoria era casi obligatorio. Todo el mundo tenía un grupo. Bueno, aquí y en casi cualquier punto de Euskal Herria.

Pues ahora estamos en que casi no se puede tocar ni en los bares...

-I.S.: Calla, calla...

-O.C.: Pero ya te digo, no hay que ser tampoco excesivamente pesimista. Mira, me acuerdo en un concierto con Berri Txarrak. Se acercaron unos chavales que no tendrían más de 16 o 17 años. Nos preguntaron por los amplis y esas cosas. A mí me extrañó muchísimo pero me hizo ilusión porque te das cuenta que todavía quedan raros como nosotros a los que les gusta este rollo. Al rock se le ha dado muchas veces por muerto y todavía está ahí.

Músicos y también espectadores. ¿De este ARF les apetece ver algo de manera especial?

-I.S.: Hombre, están grupos como Turbonegro que son muy especiales para nosotros porque hemos crecido con ellos.

-O.C.: De hecho, a mí me apetece mucho verles por su último disco. Eso me motiva más. No quiero ir al revival de lo de siempre, sino que me interesa mucho lo nuevo. Bueno, también tengo curiosidad por Dead Cross, por ejemplo.

-I.S.: Es que más que esos cabezas de cartel que está habiendo últimamente, somos más de media tarde, que es donde hay más sorpresas.

Eso sí, este año, Tutan Come On es de lo poco de stoner que se va a poder escuchar.

-O.C.: Bueno, Nebula están también.

Pasará el Azkena, el grupo se quedará ahí y...

-I.S.: Ahora estoy tocando con Txus (Same Old) y con Gorka (Kashbad). Tenemos un proyecto con el que hemos sacado ya unos siete temas en el local y a finales de este año nos gustaría entrar a grabar. Pero bueno, vamos poco a poco, sin ponernos metas a corto plazo.

-O.C.: Yo estoy completamente out de todo.

¿Cuando terminen los 45 minutos, además de llevar una buena sudada, se tienen que bajar del escenario con qué sensaciones?

-I.S.: Con la de que lo hemos dado todo, que lo hemos pasado de puta madre y que ha sonado bien. Queremos hacerlo como sabemos. Ya está.

-O.C.: Que todo salga como estaba previsto. Quiero bajarme del escenario con la sensación de que no ha pasado nada raro. Hacer una cagada es algo que no me importa. Puede pasar y a veces es hasta bueno.

-I.S.: Ha habido grandes conciertos con grandes cagadas.

-O.C.: Pero que pase algo anormal, sí que te rompe. Así que, esperemos que todo vaya como debe.

las claves

“Hasta ahora no habíamos tenido la oportunidad de tocar en un festival grande. No ha habido mejor excusa para reunirnos y echar unos temas”

“Queremos bajar del escenario con la sensación de que lo hemos dado todo, que lo hemos pasado de puta madre y que ha sonado bien”

“El que tenga ilusión por hacer música y llegar a tocar en un ‘festi’ de rock, ya sabe: a darle caña. Si nosotros lo hemos hecho, cualquiera puede”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus