Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

Las chicas vuelven a ganar

Lo importante, un año más, fue participar y visibilizar que quienes luchan contra el cáncer de mama nunca estarán solas. Objetivo de sobra cumplido. La XI Carrera de la Mujer convirtió las calles de Gasteiz en una inmensa marea rosa.

Un reportaje de Carlos Mtz. Orduna. Fotografías Jorge Muñoz - Lunes, 11 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Una espectacular marea rosa se dispone ayer a tomar la salida desde las inmediaciones del parking de Mendizorroza, en el paseo de Cervantes. Manos arriba... ¡y a correr!

Una espectacular marea rosa se dispone ayer a tomar la salida desde las inmediaciones del parking de Mendizorroza, en el paseo de Cervantes. Manos arriba... ¡y a correr!

Galería Noticia

Una espectacular marea rosa se dispone ayer a tomar la salida desde las inmediaciones del parking de Mendizorroza, en el paseo de Cervantes. Manos arriba... ¡y a correr!Instantáneas de ayer. Sobre estas líneas, la ganadora Elena Loyo.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente
“Es importante que nos reunamos para apoyar este tema. Lo principal es que se siga con la investigación” “Hay que motivar a la gente que está pasando por esto: Que sepa que de todo se sale” “Lo fundamental es participar y ayudar un poco. Tengo una pierna mal y no sé cómo llegaré, pero aquí estoy” “Es la cuarta o quinta vez que participo. De normal hago atletismo, así que esto es lo mío”

hoy ganan las chicas. El lema que imprimía en mayúsculas las miles de camisetas rosas que inundaron ayer las calles de Gasteiz volvió a cumplirse al pie de la letra. Un año más, y ya van once consecutivos. La Carrera de la Mujer contra el cáncer de mama convirtió las calles de la ciudad en una inmensa marea solidaria donde, más allá de las marcas, primó la visibilización de una patología contra la que han luchado y siguen luchando a día de hoy millones de personas en todo el mundo. Y por supuesto, la reivindicación de que los recursos económicos que se destinen a la investigación para derrotar al cáncer siempre serán pocos. La cita popular, que había agotado sus 6.000 dorsales disponibles desde hace ya unos cuantos días, supuso también un nuevo grito en favor de la igualdad y contra la violencia machista, lanzado al aire por mujeres de todas las edades, la mayor de 83 primaveras, procedencias y condiciones.

Desde bastante antes de las 11.00 horas, momento fijado para el inicio de la prueba, cientos de chicas se congregaban ya en el parking de Mendizorroza y sus inmediaciones, junto a la línea de salida. Un buen momento para encontrarse con compañeras de carrera, familiares y amigas, para estirar y calentar o para hacer piña para un selfieque engrosaría después la fototeca de una jornada para recordar. El sol, mientras tanto, lucía espléndido, todo un regalo en esta loca primavera vitoriana. Muy cerca, el bar de los frontones Beti Jai despachaba cafés y refrescos sin descanso para las participantes, sus acompañantes y quienes se acercaran a apoyar la causa, muchos hombres también.

Sara, Ania, Naiara, Iria, Izaskun y Haizea, seis jóvenes amigas que aguardaban al pistoletazo de salida, enseñaban en sus rostros una mezcla de ilusión y nervios ante la que para la mayoría sería su primera Carrera de la Mujer. “Todas somos chicas y eso es lo que llama la atención. Somos una piña entre todas”, apuntaba Iria. Izaskun, que participaba por segunda vez en la prueba, se había encargado previamente de empujar a las demás tras la buena experiencia del año pasado. “No estaba muy preparada, pero me gustó mucho”, reconocía la joven. No importó tampoco este año porque, como en todas las ediciones de la Carrera de la Mujer, lo importante no fue otra cosa que participar.

Es la máxima que siguieron Begoña Valle, vecina de Bergara, y un grupo de 24 compañeras más procedentes de la vecina localidad guipuzcoana. Integrantes de la asociación Katxalin, repetían asistencia a la cita gasteiztarra, a la que acudieron con varias motivaciones y reivindicaciones debajo el brazo. “Es importante que nos reunamos porque hay que apoyar este tema: Que se siga con la investigación, que es lo principal, y que a través nuestro Osakidetza nos tome el relevo y siga para delante”, anhelaba la corredora, dispuesta a completar la prueba “andando” como muestra de que “todo el mundo la puede hacer”. El objetivo para el año que viene, doblar la expedición hasta las 50 corredoras.

begoña valle

Corredora de Bergara

pili suso

Superó dos cánceres de mama

sátur niso

Veterana debutante en la carrera

leire ascacibar

Atleta... y solidaria

Muy cerca se encontraba Sátur Niso, que a sus 70 años tomaba parte por primera vez en la carrera. “Lo importante es participar y ayudar un poco. No sé cómo llegaré porque tengo una pierna mal, pero aquí estoy”, reivindicaba esta vecina de Gasteiz, que acudió a la prueba acompañada por una amiga. “A ver cómo lo hacemos, pero seguramente un poquito corriendo y un poquito andando”, pronosticaba. Debutante como también lo fue Carmen que, acompañada por su amiga Laura, no ocultaba su emoción antes de dirigirse a la salida. “Lo importante es participar, pasar un buen rato y estar con la gente”, apuntaba esta vecina de Gasteiz.

“muy veterana”Tampoco faltaron a la cita corredoras “muy veteranas” como Pili Suso, que ya ha perdido la cuenta de cuántas veces se ha vestido de rosa para participar en la prueba. Toda una luchadora que ha logrado superar dos cánceres de mama y que animaba a la organización a abrir el abanico de inscripciones también a los hombres, que aunque en un bajo porcentaje también son susceptibles de padecer este tumor tan común entre las mujeres. “Hay que motivar a la gente que está pasando por esto: Que sepan que se pasa, que de todo se sale y mucho ánimo”, arengaba Pili.

La madrina de la carrera, Elena Sagaseta, fue la encargada de dar un siempre espectacular pistoletazo de salida, que se alargó exactamente hasta los diez minutos y diez segundos que tardaron en cruzar la línea todas las participantes. A los 17 minutos y dos segundos, casi sin tiempo para darse cuenta, cruzó la meta tras completar como ganadora los cerca de cinco kilómetros de recorrido la gasteiztarra Elena Loyo, a quien siguieron a cierta distancia Sian Robertson y Dolores Marco, segunda y tercera. Aunque un año más, el podiumfue secundario. “Hoy es un día para felicitar a la primera, la segunda, la quinta y la 5.000. Hay valores más importantes que la competitividad”, reflexionaba la propia vencedora tras cruzar la meta.

Bastante cerca, en el puesto 99, cruzó la línea final la gasteiztarra Leire Ascacibar, una jovencísima veterana que cumplía ayer su “cuarta o quinta” participación. “De normal hago atletismo, así que esto es lo mío”, pronosticaba acertadamente antes de tomar la salida.

Posteriormente llegaron la entrega de premios y de donaciones a los proyectos solidarios a los que se ayudará este año gracias a la carrera y el tradicional festival de aeróbic, que prolongó esta celebración de vida en el parking de Mendizorroza hasta primera hora de la tarde. Un perfecto colofón para una jornada redonda.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus