Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
kirolbet baskonia 87 - 70 unicaja

De la angustia al desenfreno

En un trepidante final presidido por su fuego triplista, el Baskonia se sacude los miedos y destroza al Unicaja para establecer el 1-0

Oscar San Martín - Lunes, 28 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Poirier, en la imagen presionado por Brooks y Díaz, impuso su ley bajo los aros. Fotos: Jorge Muñoz

Poirier, en la imagen presionado por Brooks y Díaz, impuso su ley bajo los aros. Fotos: Jorge Muñoz

Galería Noticia

Poirier, en la imagen presionado por Brooks y Díaz, impuso su ley bajo los aros. Fotos: Jorge MuñozEl banquillo azulgrana, que vivió el despegue final con la máxima emoción, celebra una acción positiva del partido de ayer.

87

70

pedro martínez

Decisión valiente. El Baskonia rompió el partido en el último cuarto sin el concurso de Shengelia, muy desacertado ayer y al que el técnico catalán retiró su confianza con cierta lógica. Granger ha vuelto para ejercer como ‘dos’ ante el imparable crecimiento de Vildoza, que necesita abrirse paso como escudero de Huertas. Movió con habilidad sus piezas y el equipo llegó muy entero a la recta final.

las claves

Volcánico epílogo. El Kirolbet, desatado al contragolpe y entonado desde la línea de tres, aniquiló al frágil equipo andaluz al inicio del último cuarto con un contundente parcial de 17-4.

Trabajo coral. Pedro Martínez agradeció la solvencia de un puñado de jugadores. La pegada de Beaubois o Timma, la sobriedad de los bases o la contundencia interior de Poirier enmascaron la floja actuación de Shengelia.

Incapacidad andaluza. El Unicaja justificó en el Buesa Arena su precario estado emocional. En el tramo final careció de antídotos y se desvaneció por completo allanando con su ternura el camino azulgrana hacia las semifinales ligueras.

vitoria- El Baskonia ya otea de cerca unas nuevas semifinales de la ACB. Por quinta vez desde el arranque del curso, supo hincarle el diente a un Unicaja que agudizó sus pesadillas en el Buesa Arena ante su particular bestia negra azulgrana y vivirá mañana un match ballal amparo de su público para evitar las vacaciones y, de paso, su despedida de la próxima Euroliga. El desigual estado de ánimo de unos y otros quedó reflejado en un trepidante cuarto final donde el equipo vitoriano ahuyentó los miedos que le agarrotaron en varias fases, impuso sus mayores gotas de talento y aprovechó el pavoroso desmoronamiento andaluz para disparar sus dígitos. A base de un vértigo centelleante en las transiciones, algunas finalizadas en alley oop, un devastador instinto asesino desde el perímetro y una eficiente contundencia defensiva, el Unicaja quedó prácticamente reducido a escombros en el Buesa Arena.

Nada hacía presagiar un epílogo tan plácido e incontestable presidido por el desenfreno anotador de los numerosos virtuosos en manos de Pedro Martínez. Sin embargo, el Kirolbet dejó atrás su peligrosa angustia de los tres cuartos iniciales y adoptó su disfraz más implacable para destapar la fragilidad malagueña. El 59-58 establecido por en la primera posesión del último periodo por Shermadini prendió la mecha del despegue alavés. Después de que el Unicaja dispusiera incluso de dos ataques para recuperar la iniciativa en el marcador, el anfitrión entró en erupción y disipó las dudas gracias a la pegada propia de un peso pesado.

Con Shengelia atornillado en el banquillo por el entrenador catalán, tuvo lugar un despegue voraz que encumbró básicamente a Beaubois y Timma, ejecutores de un melancólico visitante que se desmoronó como un castillo de naipes. El francés volvió a ser villano con sus desquiciantes faltas de la primera parte y, a renglón seguido, héroe con su providencial irrupción en el epílogo. El letón, reducido a un francotirador en los esquemas azulgranas y siempre liberado en las esquinas, también apuntilló a los pupilos de Joan Plaza tras una óptima circulación de balón. Entre medias, el Baskonia agradeció la conquista de varios rebotes ofensivos, la enésima demostración del orgullo de Marcelinho al frente del timón, la estabilidad interior de Poirier o los chispazos del irreverante Vildoza, un diamante en bruto que ha desplazado a Granger de las labores creativas mediante una madurez impropia de su edad.

imprevisto visitanteCon un marcador abultado que no reflejó en parte los padecimientos de gran parte del choque, el Baskonia terminó haciendo honor a su etiqueta de favorito y despachando con relativa suficiencia al Unicaja, cuyos problemas estructurales se vieron agravados por el tempranero esguince de tobillo sufrido por Adam Waczynski. El alero polaco agravó la precariedad de los costasoleños en el juego exterior tras lastimarse el pie izquierdo en una acción fortuita y quedar fuera de combate al inicio del segundo cuarto. Su presencia también se antoja improbable en el Martín Carpena.

Al Kirolbet le costó entrar en calor y despojarse el agarrotamiento inherente a un partido de estas características, pero pronto encontró resquicios de debilidad en un Unicaja que confirmó su debilidad emocional en este tramo de la temporada donde debe obrar un milagro de dimensiones siderales para seguir en la élite continental a partir del próximo ejercicio. El altruismo local propició tiros abiertos que tanto Timma como los dos bases de Pedro Martínez aprovecharon para abrir hueco en los minutos previos al descanso. La igualdad imperante fue alterada de un plumazo por tres dianas casi consecutivas de Huertas, pero los problemas reaparecieron tras el descanso con un protagonista destacado en el Unicaja: Milosavljevic.

Antes de que el encuentro desembocara en un cara o cruz mortal de necesidad, el Baskonia supo reconducir el rumbo y recuperar su esencia como colectivo. Poco importó que Pedro Martínez prescindiera de Shengelia a la hora de la verdad. La ausencia del georgiano, superado en su emparejamiento con Brooks, fue suplida con extremado acierto por sus compañeros. Con una descarga mortal de necesidad concretada en un parcial de 17-4, la incertidumbre desapareció en un abrir y cerrar de ojos en la cancha de Zurbano. El 1-0 ya es una realidad, pero bien hará el Baskonia en no sentirse ganador antes de tiempo.

la figura

Propició el despegue del segundo cuarto con su acierto triplista y brindó estabilidad en los minutos calientes con una notable dirección que capitaneó el racial despegue en el marcador.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus