Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Crónicas desde el asfalto

Estrafalarios

Por Txusmi Sáez - Domingo, 27 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Galería Noticia

El viernes se presentaba como un cómico de vodevil barato: aburrido y repetitivo. Tal vez la semana se hacía algo pesada, el tiempo no acompañaba ni una pizca (cosa sorprendente en nuestra ciudad cuna del clima mediterráneo) y el sueño, ese tedioso compañero de viaje al que nunca puedes ignorar, convergían al unísono invitando al aburrimiento y la destemplanza plena. Cambié de emisora en el dial del aparato de radio del bus y me abstraje con La ventana de la SER, incapaz de asimilar por más tiempo los éxitos de ayer y de hoy de la radio fórmula comercial, que me llevaban indefectiblemente a la cabezada contra el volante.

En una de las paradas de la calle Zumaquera, subió a bordo una pareja curiosa, un tanto variopinta en sus vestimentas. Ella llevaba un vestido de flores multicolor encintado con lo que parecía celofán azul. Calzaba unas botas Katiuskas de prominente tacón y coronaba el conjunto con una pamela naranja ladeada convenientemente en un equilibrio imposible. Él iba embutido en un traje que podía ser perfectamente de primera comunión o de última. Un bombín coronaba su testa, una pajarita adornaba su cuello y unos zapatos de charol negro completaban el atuendo. Ya la cosa prometía.

Al poco rato de iniciar la marcha, la mujer propuso a los viajeros un recital de poesía espontánea. Su interpretación de “Desolación” de la chilena Gabriela Mistral emocionó al pasaje. No estuvo nada mal el usuario que se animó a recitar el clásico de Bécquer repleto de oscuras golondrinas, ni la siempre amena “Canción del pirata” de Espronceda que un señor mayor acertó a exponer con bastante buena voz y acertada entonación.

Un poco más adelante, con el vehículo a medio llenar, la pareja decidió organizar una carrera de sacos desde el fondo del bus articulado hasta la máquina validadora. Al aproximarnos a la siempre tumultuosa rotonda de América Latina, ella estaba inmersa en una cata a ciegas de gominolas que había comprado antes en el Gretel. Para cuando paré junto al Boulevard, en el final del trayecto, había decidido hacer un monólogo de chistes estilo “El club de la comedia” que arrancó los aplausos del respetable. Paré el autobús y saliendo de mi asiento me quedé apoyado contra el salpicadero mirándola mientras descendía el resto del personal.

-Mi mujer es muy divertida -me dijo el hombre del bombín aprovechando que estaba cerca mío-.

-No le quepa duda -respondí sincero-.

-¿Sabe? -Me confesó el caballero antes de apearse del autobús viendo la sonrisa en mi cara, hay que enamorarse siempre de una loca. Las locas aman con locura. En cambio -concluyó-, las cuerdas atan...

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus