Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

La F4 de Querejeta y Laso

Iñaki Angulo - Martes, 22 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Pablo Laso ha conducido al Real Madrid hacia un gran éxito en Belgrado.

Pablo Laso ha conducido al Real Madrid hacia un gran éxito en Belgrado. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Pablo Laso ha conducido al Real Madrid hacia un gran éxito en Belgrado.

Casi ocho años después de la inauguración del nuevo Buesa Arena, Vitoria será la sede de la Final Four de la Euroliga. La F4 es el premio a la determinación de Querejeta de seguir dotando de sentido a la famosa ampliación (del pabellón, no la de capital aquella). También hay un punto de agotamiento del modelo de exposición anterior, o al menos la necesidad de refrescarlo con otro tipo de ciudades y mercados. Fracasado el intento de llevar el baloncesto a Londres si Londres no va al baloncesto, la Euroliga ha rotado grandes metrópolis como Berlín, Madrid o Estambul antes de acceder a la insistencia y los merecimientos de Baskonia. Sin duda es un gran hito para la ciudad y el club, pero también tiene un toque de cuando James Bond se dejó caer por Bilbao. Ese giro de llevar la fiesta a un microcosmos como el que ejecutó la UEFA con la coqueta Cardiff. Lo de la disponibilidad hotelera y el tema de los aeropuertos es una de las grandes mentiras que nos han contado, por cierto. Vitoria está más preparada para recibir a 13.000 aficionados que la capital galesa para organizar la final de la Champions League. Si la F4 ha tardado ocho años en venir al Buesa Arena es porque la Euroliga quiso explorar primero la opción de exponer su producto en algunos de los motores sociales y, sobre todo económicos, de Europa. La diferenciación de Vitoria reside precisamente en la dimensión de la ciudad, donde la concentración de los espacios de ocio permite aglutinar a los aficionados y crear una sensación de evento más allá del pabellón o el estadio. Eso es imposible en una gran ciudad, donde todo está mucho más fragmentado y un evento pequeño se diluye en la inmensidad de la urbe. Baskonia ha irrumpido en el establishment organizacional y logístico de la Euroliga y ahora su reto es penetrar en el coto de equipos que juegan la Final Four, como ya hizo en 2016. Real Madrid, CSKA y Fenerbahce son casi fijos últimamente en la cita que corona al campeón. Olympiacos está en un escalón elevado de habitualidad y generalmente hay invitación para un outsider como Zalgiris este año o el propio Baskonia en Berlín. El destino ha querido que la Final Four sea en Vitoria en pleno esplendor del Real Madrid, que lo está haciendo de la mano de un vitoriano que ha construído uno de los programas de baloncesto más exitosos de los últimos veinte años. En Belgrado se coronó como campeón de Europa por segunda vez y los datos de la era Laso son abrumadores. El vitoriano ha puesto a su equipo en condición de ganar casi siempre. En 28 torneos oficiales que ha disputado ha jugado la final en 20. Ha participado en el 80% de los partidos por el título de Liga, Copa y Euroliga, ha llegado a la F4 en cinco de siete años y suma ya catorce títulos. Aunque ha tenido derrotas dolorosas, especialmente en Europa, donde un mal partido te tumba, su éxito es el de un modelo por encima de los nombres. Es evidente que el Madrid es uno de los equipos más ricos del baloncesto, pero su capacidad de sobreponerse a lesiones o salidas importantes y estar siempre ahí es mérito del liderazgo baloncestístico y emocional de Laso. También lo es la eclosión de Doncic, un fenómeno al que Laso nunca ha taponado. Se va de Europa como el jugador más dominante y un ejemplo último de por qué el Madrid es la institución deportiva más eficiente del mundo en estos momentos. Una final entre Baskonia en Real Madrid allá por mayo de 2019 pondría frente a frente a los dos vitorianos más influyentes de la industria del baloncesto. Querejeta ya tiene la escarapela de organizador de la Final Four pero su modelo de gestión se ha ido alejando progresivamente del último anhelo que supongo le queda por cumplir, que es ganar la máxima competición continental. La próxima oportunidad tendrá el punto final en su casa. Para tener la opción tendrá que confeccionar una plantilla brutal, sobreponerse al establishment, tener esa dosis de suerte que siempre tiene que acompañar y, probablemente en algún punto del campo, quién sabe si el último día, derrotar al mejor entrenador del momento en Europa.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus