Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
más de 24.000 copas servidas

El Txakolin Eguna brinda por sus veinte años

Cientos de personas se congregan en Amurrio para celebrar la fiesta de este producto alavés con más de 24.000 copas servidas

Araceli Oiarzabal Pilar Barco - Lunes, 21 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

XX Txakolin Eguna en Amurrio.

XX Txakolin Eguna en Amurrio.

Galería Noticia

XX Txakolin Eguna en Amurrio.XX Txakolin Eguna en Amurrio.XX Txakolin Eguna en Amurrio.

AMURRIO- Los termómetros del centro urbano de Amurrio marcaban al mediodía de ayer 24 agradables grados que hacían presagiar una exitosa nueva edición de la fiesta del txakoli alavés. Y así fue. El XX Txakolin Eguna fue un auténtico hervidero de gente que, atraída por el sol y el aroma del oro líquido de los campos ayaleses, consumió a lo largo de la jornada entre 6.000 y 7.000 botellas del caldo protagonista, distribuidas en algo más de 24.000 copas y vasos. “Nos ha salido un día estupendo, en cuanto a clima se refiere, y eso es el 80% del éxito de esta fiesta. Impresionante es la palabra que creo mejor define lo que estamos viviendo en el recinto ampliado del parque y el entorno de la escultura Guk. Todo un acierto, sin duda, que intentaremos tripitir, si el Ayuntamiento está de acuerdo, porque estamos ante el año récord en venta de tickets”, explicó el gerente de Arabako Txakolina, Joxean Merino, echando mano del balance de la pasada edición, en la que se sirvieron en torno a 3.000 botellas distribuidas en 18.000 copas.

De lo acertado de repetir ubicación también habló Bittor Villanueva de la bodega Astobiza de Okondo. “El parque de Amurrio es un sitio perfecto y estamos viviendo el mejor Txakolin Eguna con diferencia”, espetó. En las inmediaciones, Josu Ortuzar de la bodega Artomaña le daba la razón: “Lo que no se es cómo no lo han hecho antes. Es un entorno fabuloso para un día excepcional, que espero no se tuerza a la tarde porque el sol esta un poco cabreado y eso, en esta zona, implica tormenta”, señaló con la experiencia que da toda una vida pendiente del cielo. Por su parte, Angelines Villate de la bodega Arzabro de Delika no podía disimular su sonrisa y no tenía más que agradecimientos para el público congregado, “cada año esto va a mejor. Es un sitio privilegiado y la gente sigue respondiendo. ¡Hasta de Suecia han venido a conocer la fiesta!, estamos super contentos”, resumió. Y es que en su stand nos encontramos con el sueco Steven Ekholm, un “enamorado” confeso del vino y del País Vasco, que explicó a DNA los motivos de su presencia en Amurrio. “Ya tengo un libro escrito en inglés sobre Euskadi, enfocado sobre todo al turista extranjero, pero he venido a conocer la fiesta del txakoli alavés porque estoy preparando un nuevo trabajo sobre las tres denominaciones de origen de chacolí. Me gusta la gente vasca, es genuina y me siento adoptado”, aseguró este embajador nórdico.

La alegría del sector txakolinero también estuvo respaldada por la tranquilidad de haber superado una de las fases criticas del proceso vegetativo del viñedo, sin el riesgo de heladas que ocasionó, en la última vendimia, una caída del 43% en la producción de uva y que esta añada solo hayan podido poner en el mercado 350.000 botellas, frente a las 630.000 de la campaña record de 2017. “De momento la viña evoluciona sin sobresaltos, que es lo que queremos. A ver si logramos volver a las 40.000 botellas que, este año, solo hemos podido elaborar 25.000”, matizó Villate, en lo que respecta a su txakolinería de Delika.

la añada Villanueva corroboró el buen estado del viñedo también en la zona más alta del Valle de Ayala: Okondo. “Visualmente viene muy cargado de uva, a ver si llegamos a la floración y pasan las primeras tormentas, que son las que a estas alturas pueden mermar la cantidad, y podemos hacer una primera estimación, pero pinta muy bien la cosa”. Por su parte, Ortuzar -cuya plantación se encuentra en pleno Valle de Arrastaria- rogó al cielo “por unos días sanos, en los que el calor no traiga tormentas, porque ahora mismo el chiquillo acaba de nacer y esta fabuloso, con racimos visibles y sanos que no han sufrido heladas, veremos cómo evoluciona” resumió. Y es que, como bien señaló el presidente de Arabako Txakolina, Luis Mariano Álava, “aunque parece que San Isidro y San Jorge se han acordado de nosotros y nos han librado de las heladas por las que, hace ahora un año, estábamos disimulando el serio disgusto que teníamos por el batacazo en producción, tampoco podemos lanzar las campanas al vuelo. Eso sí, ahora la evolución del viñedo depende más de nuestros cuidados que de la climatología, así que seguiremos trabajando para elaborar vinos de calidad reconocida”, subrayó. De hecho, la merma en cantidad no ha ido ligada a un descenso de calidad, ya que la calificación oficial de la añada -según los paladares expertos del laboratorio de análisis sensorial de la Facultad de Farmacia de la UPV- ha sido de muy buena. “Un 56% se ha llevado un excelente, pero hace falta un 75% para que la puntuación se extienda a toda la producción que, en un 30% ha recibido un muy bueno y un 2,8%, bueno, y de ahí la media”, matizó Merino;mientras la teniente de diputado general, Pilar García Salazar -que acudió a Amurrio acompañada de una nutrida representación institucional, como el diputado de Agricultura, Eduardo Aginako;el presidente de la Juntas Generales de Álava, Pedro Elosegi;o el Director de Calidad e Industrias Alimentarias del Gobierno Vasco, Peli Manterola, por citar alguno- exhortó “a disfrutar del día y beber con moderación”, argumentó la representante jeltzale de la diputación.

el rebujito vascoLa población hizo caso a la recomendación de la teniente de diputado general y no solo estuvieron abarrotados los stands de las txakolinerías, sino también la docena de puestos de comida que se acercaron para acompañar al caldo protagonista de la jornada. Hubo productos con el sello Euskolabel tales como pollo de caserío, hamburguesas, tocineta natural y costilla de ternera;a los que se sumaron pintxos morunos y morcilla de las carnicerías locales, gildas, queso Idiazabal de la comarca y patata de Álava elaborada, así como champiñones y txistorra de Amurrio, que fue asada por la Federación de Sociedades Gastronómicas de Álava, Boilur.

Como novedad, hubo un puesto de talo ecológico que ofrecía hasta relleno de chocolate, y otro de marisco gallego a cargo del restaurante Sukalki de Vitoria. “Han venido a tantear el terreno, pero a ver si para próximas ediciones logramos sellar un hermanamiento con Galicia y podemos traer un puesto de nécoras y navajas o similar”, avanzó Merino.

El que tampoco faltó a la cita, tras su debut del año pasado, fue el hostelero gasteiztarra Miguel García y su Falzue. Una bebida refrescante y suave que, además de txakoli alavés, lleva agua carbonatada, unas gotitas de licor Karpy y mucho hielo, que corona con una uva. “Los andaluces tienen el rebujito y yo lo he mejorado utilizando productos locales. Lo estoy promocionando llevándolo en carretilla por las calles y ferias de toda Euskadi, para ver cómo funciona y si gusta a la gente, porque la idea es embotellarlo en el centro de interpretación de Kuartango. De momento, este año mucho mejor porque ya hasta nos buscan”, esgrimió.

el homenajeadoCon todo, si alguien se comprometió ayer a “hacer todo lo que este en nuestras manos para promocionar esta joya que es el txakoli, y a cuyos productores conozco desde hace casi 30 años, porque nací a ocho kilómetros de Amurrio y mi sentimiento por el Valle de Ayala es profundo”, ese fue Patxi Antón. Y es que el presidente de Vitoria-Gasteiz Wine City -que tomó el relevo a la periodista de ETB, Vanessa Sánchez, embajadora de la cosecha de 2017 que también acudió a la fiesta, no así el de este año, el cocinero gasteiztarra, Diego Guerrero- recibió ayer el homenaje de Arabako Txakolina, porque “pese a ser una asociación de nuevo cuño, las personas que la integran nunca se han olvidado de nosotros y nos están ayudando a posicionar el txakoli alavés en el mapa vitivinícola de la provincia, aunque somos muy conscientes de que Rioja Alavesa es el referente y de que compartir espacio con ella es una tarea difícil”, afirmó Álava. La respuesta de Antón fue rotunda: “cuando alguien tan pequeño logra llamar la atención, será por algo, y la capital tiene la obligación de defenderlo y promocionarlo. Por ello, Vitoria-Gasteiz Wine City tiene una bandera a agitar con dos caras, en una esta Rioja Alavesa, pero en la otra, Arabako Txakolina”, remarcó.

Mientras transcurrían estos actos, el paseo del Guk acogió un mercado de productos locales y artesanos al que acudieron 35 expositores;así como animación musical con la banda Santa Cecilia de Orduña y una romería que se alargó hasta bien pasadas las cinco de la tarde. De igual forma, el quinto concurso de garrafa registró diez participantes, entre los que se impuso la joven Ane Amirola, relegando a un cuarto puesto al vencedor de la pasada edición: Koldo San Pedro de Orozko. Como suele ser habitual, este certamen de elaboración de granizado de chacolí en heladeras tradicionales sirvió de punto de encuentro entre generaciones que se iban relevando a la manivela. Y es que eso fue ayer el Txakolin Eguna de Amurrio, una jornada de disfrute entre amigos y familiares.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus