Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Crónicas desde el asfalto

Primaveral

Por Txusmi Sáez - Domingo, 20 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Galería Noticia

Cuando parece que los calores primaverales han entrado por todos los lados (hasta en Alemania, tierra gélida donde las haya, están padeciendo temperaturas de más de treinta grados), aquí en la muy noble y leal ciudad de Vitoria no logramos deshacernos de la chaquetita de punto inglés, de la sudadera fina con alegres estampados o de la rebeca recalcitrante. Dicen que los alaveses, y en especial los de la capital, somos fácilmente reconocibles allá donde vayamos porque nunca abandonamos de nuestro brazo, cintura u hombro, esa prenda auxiliar “por si acaso refresca, que nunca se sabe”. Es evidente que el clima nos marca, como marca un hierro candente al ganado, como marca un infante sus primeras letras en el cuaderno, como marca una ruptura sentimental, y como marca registrada es sin duda la Pepsicola. Tal vez de ahí que tengamos los vascos en general fama de ser un tanto ariscos o antipáticos. Recuerdo que un amigo mío malagueño que vino a visitarnos, además de acabar deprimido después de pasar tres días sumido en el gris plomizo de nuestro cielo, me preguntaba cuál era la manera de ligar con una chica en estas tierras. “De milagro” -le respondí sin pensármelo demasiado-. Al marcharse de nuevo hacia el sur luminoso y cálido me confesó que comer, había comido mucho y bien, pero que frío había pasado en mayor abundancia si cabe.

La emisora del autobús crepitó sacándome de mi propio ensimismamiento para advertirnos, por boca del inspector de servicio, de que no nos adentráramos en la calle General Álava porque el tráfico había quedado cortado por algún tipo de accidente ajeno a la circulación. Por desgracia para el pasaje que transportaba, ya había tomado la curva de Independencia y me dirigía inevitablemente hacia el atasco forzoso. Al poco, me detuve ante la cola de coches junto a una patrulla de la Ertzaintza. Más adelante, en el suelo, se apreciaba como unos sanitarios atendían lo que parecía ser una persona inconsciente desparramada por el asfalto. Abrí la puerta delantera y bajé del vehículo acercándome a una de las policías que echaba un pitillo apoyada en el capó del automóvil.

-Hola, ¿tendremos para mucho? -le pregunté señalando el atasco-.

-Espero que no -me respondió poco convencida-. Están atendiendo a un hombre malherido debido a un golpe de calor.

-¿Un golpe de calor? -repetí asombrado- ¡Pero si el termómetro marca menos de diez grados!

-Ya… -continuó la agente del orden-. Lo que pasa es que ha tenido una discusión con su compañero de piso y cuando ha salido por el portal, éste le ha lanzado desde la ventana una estufa de butano que le ha alcanzado de lleno…

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

Más sobre ¡Qué mundo!

ir a ¡Qué mundo! »

  • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
  • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

  • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus