Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
adiós a la temporada

Un año sísmico

Jugadores, técnicos, club y aficionados despiden con alivio y satisfacción uno de los cursos más convulsos que se recuerdan en los últimos años

Andrés Goñi - Domingo, 20 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Wakaso, que jugó a pesar del Ramadán, volvió a mostrarse como un jugador de una potencia explosiva al que, sin embargo, le hace falta mucho más control.

Wakaso, que jugó a pesar del Ramadán, volvió a mostrarse como un jugador de una potencia explosiva al que, sin embargo, le hace falta mucho más control. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Wakaso, que jugó a pesar del Ramadán, volvió a mostrarse como un jugador de una potencia explosiva al que, sin embargo, le hace falta mucho más control.El técnico del Sevilla, Joaquín Caparrós, se dio un baño de masas al final del partido.

Como en aquella formidable película que en 1982 firmó Peter Weir en torno a la figura de un reportero australiano -encarnado para la ocasión por Mel Gibson- al que se le presenta la oportunidad de su vida cuando lo mandan como enviado especial a una Indonesia inmersa en plena insurrección comunista contra el presidente Sukarno, el Glorioso también puso ayer fin con no muy buenas sensaciones a una maldita temporada en la que ha vivido peligrosamente y coqueteado durante demasiado tiempo con un viaje a los infiernos para el que, afortunadamente, se quedó sin billete a última hora. Un golpe de suerte que el año que viene le permitirá a cambio volver a estar entre los grandes del fútbol español por decimocuarta temporada en su casi centenaria historia. Y además lo hará, o al menos esa es la idea, con la lección bien aprendida. No habrá ni experimentos en el banquillo ni fichajes de campanillas llegados desde el otro mundo a golpe de talonario. Se apostará por la continuidad del grupo que ayer echó el telón a la temporada y la tecla mágica de Abelardo, sin duda el hombre milagro que le cambió la cara al equipo allá por el mes de diciembre, cuando con apenas seis puntos en el casillero y el farolillo rojo brillando con más intensidad que nunca en el vestuario albiazul, asumió el gran reto, o suicidio profesional, según vaticinaron entonces varios de sus compañeros de profesión, de enderezar una nave que por momentos zozobraba tras las fallidas apuestas de Luis Zubeldía, Javi Cabello y Gianni De Biasi, aquel simpático entrenador italiano que meses antes había obrado otro milagro con la selección de Albania pero al que los futbolistas albiazules, literalmente, no le entendían.

En una de las temporadas sísmicas más activas que se recuerdan en la historia reciente del club -la permanencia en Segunda de la 15/16 ante el Jaén en la última jornada también fue poco recomendable para los alavesistas con dolencias en el corazón-, Abelardo se aprovechó de todo el trabajo realizado por sus colegas de banquillo y empastó un equipo a partir del orden, la seguridad defensiva y la confianza. Fue meter todo aquello en una coctelera, tener una pizca de suerte y resucitar el equipo hasta límites insospechados. Ayer en Sevilla echó el telón a una temporada de infarto cuyo valor, realmente solo será considerado en su justa medida con el pasar de los años.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus