Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Inés Enciso Gestora cultural

“Para el niño, la interpretación en un trabajo profesional tiene que ser un juego”

Artium acoge hoy una nueva sesión de las charlas abiertas del programa Trans_Foko, que, a las 18.00 horas, recibe a Inés Enciso para compartir su experiencia escénica

Carlos González Cedida - Jueves, 17 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Inés Enciso.

Inés Enciso.

Galería Noticia

Inés Enciso.

Vitoria- Su presente pasa por Primera Nota, el primer estudio en Madrid que forma a niños y jóvenes en el mundo de la interpretación y les pone en contacto con el mundo profesional, un proyecto con el que, por ejemplo, acaba de trabajar en Campeones, el último éxito en taquilla de Javier Fesser. También pasa por el festival Una Mirada Diferente del Centro Dramático Nacional, una apuesta por mejorar la visibilidad y la inclusión de los artistas con discapacidad en la vida cultural en cuyo contexto, por cierto, el año pasado se pudo ver Mur, de Camaleónica Producciones, que la próxima semana visitará el escenario del Félix Petite. Inés Enciso comparte hoy esa experiencia en Artium a las 18.00 horas, justo después de que haga lo mismo Marta Pérez Ibañez, profesora del mercado del arte, que estará en el auditorio del museo de arte contemporáneo a las 16.00 horas.

A Gasteiz viene a explicar, sobre todo, la experiencia de Primera Toma.

-Eso es. Trabajamos con niños y adolescentes que sólo quieren ser actores. Luego, en el camino, muchos van a cambiar de opinión, pero nosotros nos centramos en quienes están, en este instante, muy motivados de cara a la interpretación.

Aquí siempre aparecen los tópicos, sobre todo el referido a que en realidad ese deseo tiene que ver más con los progenitores que con otra cosa o que los menores son explotados en rodajes y representaciones...

-Sí, hay muchos tópicos en esta cuestión. La realidad es que los niños que tenemos son personas muy motivadas y concienciadas. De hecho, nos llegan pequeños de 6 y 7 años que tienen claro que quieren ser actores, más allá de sus padres. En lo otro que comentabas, ahí está, afortunadamente, la Ley del Menor, que es muy restrictiva en el trabajo con niños y jóvenes en contextos profesionales. Hay mucho tópico, eso es así. La realidad es que hay niños y jóvenes que tienen un interés artístico muy claro y que acuden a Primera Toma porque quieren hacer interpretación ya que, al fin y al cabo, es lo más visible. En ese sentido, nosotros también hacemos una labor de concienciación para mostrarles otras posibilidades y profesiones artísticas relacionadas que ellos no conocen pero que son muy interesantes. Por eso nos gusta traer a gente que les hable de figuras como el ayudante de dirección o del director de fotografía o...

¿Qué aprenden ustedes de estos pequeños y jóvenes?

-Cuando trabajas con gente que tiene ese entusiasmo y esa mirada tan limpia con respecto al futuro y a la profesión es muy motivador. Disfrutamos mucho. Nos encanta ver cómo muchos de ellos van poco a poco consiguiendo sus sueños. Pero, sobre todo, lo que más nos gusta, es encontrárnoslos en los patios de butacas y ver que, efectivamente, la cultura es importante para ellos, al igual que nosotras creemos que es fundamental en el desarrollo de las capacidades de cualquiera. Ver que eso lo han interiorizado y que, de manera autónoma, van al cine, al teatro... nos encanta.

¿Cómo se desenvuelven en un rodaje, en un trabajo teatral...?

-Nosotras insistimos mucho, en este sentido, en la figura del coach. Debe ser el puente entre el equipo artístico profesional y el menor. Para el niño, la interpretación tiene que ser un juego, sino, no tiene ningún sentido. Pero, por otro lado, el menor también tiene que entender que está en un contexto profesional en el que hay que cumplir una serie de objetivos. El coach debe estar ahí para asegurar ambos ámbitos. Además, debe hacer entender al equipo profesional que cuando trabaja con menores tiene que adaptar su método y ritmo de trabajo a la presencia del menor.

Por poner un ejemplo práctico, usted acaba de trabajar en ‘Campeones’ como coach de actores menores de edad. ¿Cuál es su papel en un día de rodaje?

-En esta película en concreto, nosotras participamos durante todo el proceso de casting e hicimos la selección de los diez intérpretes finales que conforman el equipo de baloncesto. Es un colectivo especialmente sensible con el que trabajar porque cada uno traía su propia peculiaridad y había que adaptar el trabajo a cada uno de ellos. Cada día, nuestro objetivo era asegurarnos de que cada uno se supiese el texto que le tocaba, que entendieran bien qué es lo que iba a pasar en cada una de las secuencias y todo ello sabiendo trasladar a la realidad el imaginario de Fesser. Eso supuso trabajar mucho todas las acciones físicas hasta segundos antes de que se dijera “acción”. Pero bueno, fue un rodaje maravilloso en el que todos disfrutamos muchísimo y en el que todo el equipo de rodaje se volcó.

El éxito en taquilla del filme también tiene que suponer para ustedes una satisfacción por el trabajo realizado, ¿verdad?

-Estamos muy contentas. Por supuesto, fue un rodaje en el que hubo ciertas dificultades pero que disfrutamos mucho. Además, la satisfacción no es tanto por el éxito en taquilla, sino por lo que está suponiendo para el colectivo. Una manera de visibilizar la discapacidad tan positiva a través de un proyecto en el que has tomado parte es maravilloso.

En ese contexto también está su labor en el festival Una Mirada Diferente, una apuesta que a buen seguro también ha sido complicada de sacar adelante.

-En nuestro caso tenemos la suerte de que se desarrolla dentro del Centro Dramático Nacional, lo que nos facilita unos recursos y un apoyo. Es un proyecto muy necesario que este año celebra la sexta edición. Nació con unas ambiciones mucho menores de los resultados que luego hemos conseguido.

En Vitoria se lleva a cabo un programa específico que se traduce en una representación anual en este sentido y el gran problema que las asociaciones que lo impulsan vienen detectando es que el público en general no responde como a otras ofertas escénicas.

-A nosotros nos ocurre también. En cuanto incluyes la palabra discapacidad en contextos artísticos, la gente se va, de manera automática, a pensar en un trabajo amateur o de arte terapia. Es complicado que se entienda que hay propuestas profesionales que tienen la misma calidad que cualquier otro espectáculo que se programa en el Centro Dramático Nacional. De todas formas, aún siendo verdad que a la gente le cuesta mucho acercarse, en cuanto lo hacen, les cambia tanto la mirada, que se vuelven fieles del festival.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus