Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
mundial de fútbol

Palomar estará en Rusia

El colegiado vitoriano será uno de los asistentes de Mateu Lahoz en la mayor competición futbolística, que arrancará el día 14 del próximo mes de junio

Mikel Uriarte José Ramón Gómez - Martes, 15 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

El juez de línea Pérez de Palomar.

El juez de línea Pérez de Palomar.

Galería Noticia

El juez de línea Pérez de Palomar.El juez de línea Pérez de Palomar.El juez de línea Pérez de Palomar.El juez de línea Pérez de Palomar.El juez de línea Pérez de Palomar.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

“Para nosotros, como para los jugadores, un Mundial es lo máximo;todo el mundo está pendiente” “Los árbitros no tenemos a nadie que nos ayude ni anime, es algo vocacional”

vitoria- Roberto Díaz Pérez del Palomar es el único árbitro alavés en la élite del fútbol. Lleva ya diez años como internacional y en 2016 estuvo en los Juegos Olímpicos de Río. Ahora le llega el mayor de los premios. En apenas tres semanas se va a Rusia para tomar parte en el Campeonato del Mundo que centrará la atención del planeta futbolístico este verano. El trencilla vitoriano cuenta los días que le quedan para estrenarse en la más importante competición balompédica. “Para nosotros es lo máximo, lo mismo que para un futbolista. Todo el mundo está pendiente de ese evento y es lo más. Diría que por encima de los Juegos Olímpicos porque en un evento como ese el fútbol es un deporte más. En Río me lo pasé genial, pero el nivel de las selecciones es inferior al de un Campeonato del Mundo”, confiesa en conversación con este diario. El integrante del equipo arbitral liderado por Mateu Lahoz está a punto de vivir un sueño que perdurará para siempre en su memoria pero por el que ha tenido que pelear de lo lindo. Porque el camino para poder acceder a una cita de esta magnitud no es en absoluto sencillo. “Es un proceso largo. En el anterior Mundial estaba en el equipo de Undiano Mallenco y nada más acabar el de Sudáfrica empezaba la cuenta atrás para ser designados. Estábamos el grupo de Velasco Carballo y nosotros y en enero de aquel año les eligieron a ellos. Nada más acabar esa cita comenzó el proceso para el de Rusia, con la diferencia de que sólo estaba el equipo de Mateu. Mucha gente se piensa que al no haber más árbitros españoles lo teníamos más fácil pero no es así porque nos ha tocado competir contra el resto de compañeros del mundo y si no estás a un nivel top, no vas. La última decisión se tomó en Dubai hace dos meses”.

Una confirmación de su selección para el torneo de Rusia que le llegó en el momento más inesperado. “Me pilló con mi familia dando un paseo por Armentia. Recibí un correo electrónico de Massimo Busacca diciéndonos que estábamos seleccionados. Lo primero que hice fue abrazar a mi familia. Es un proceso largo y duro. Paso una media de 150 días al año fuera de casa. A finales de julio empezamos con un curso y acabamos la Liga en mayo. Si tienes alguna cita internacional la cosa se alarga más. Este año me quedaré sin vacaciones, pero entienden que para mí es un sueño. Sacrificarte por lo máximo y que te llegue es el no va más”, destaca.

Aunque todavía resta una jornada para que la Liga baje el telón, lo cierto es que Pérez del Palomar tiene ya la cabeza en lo que le espera las próximas semanas y la gran oportunidad -a la par que desafío- que va a suponer. “El día 3 de junio viajamos. El 14 empieza la competición y sobre el 11 harán los primeros nombramientos. Los primeros diez días son de entrenamientos y formación. Tenemos que repasar los conceptos y ahora ponernos al día con el VAR. No podemos centrarnos en los equipos que vamos a pitar hasta dos o tres días antes del partido. Tenemos una plataforma de trabajo y en esas jornadas haces un intensivo. Más o menos a los jugadores de las selecciones europeas los tienes controlados porque les has arbitrado mucho y ves mucho fútbol. Los más desconocidos para nosotros son los africanos y los asiáticos”, explica.

Ese desconocimiento además no se refleja únicamente en sus características futbolísticas sino que también tiene importancia por las evidentes diferencias que se aprecian en su manera de encarar un partido o comportarse sobre el césped respecto a los conjuntos europeos. “No tiene nada que ver. Un equipo africano es más físico, igual te hacen entradas que aquí no estás acostumbrado a ver. De entrada por el impacto te puede chocar, pero son muy nobles. Hay que saber valorar dónde está. El europeo es más técnico y luego hay combinados que debutan en un Mundial y su estado de ánimo es superior a otros”, detalla. Aunque cuenta con una enorme experiencia ya a sus espaldas, el asistente vitoriano va a participar en su primer Mundial, con todo lo que ello acarrea. Sin embargo, considera que no variará demasiado la manera en la que encare los duelos en los que deba impartir justicia. “Mi preparación sigue parecido a lo previsto porque yo venía trabajando con la mente puesta en estar en Rusia. Mi programación física y mental estaba dirigida a eso. Si no hubiésemos sido elegidos habría cambiado, porque ya estaría centrado en terminar la temporada ahora en mayo. Ahora mismo hacemos más incidencia en lo físico, en lo mental y en la preparación. Ya sabes qué combinados van a estar y puedes ir viendo cosas. Lo normal es que en la primera fase no pites europeos”, apunta.

estudio de cada jugadorClaro que donde sí hay notables diferencias es en la comparación con los métodos que empleaban hasta hace no demasiado los árbitros en su particular puesta a punto. En los últimos tiempos, este apartado ha experimentado una auténtica revolución para dar paso a una visión mucho más global. “Comparado con lo que era antes se ha evolucionado en todo. Somos muy parecidos a un equipo de fútbol. Cuando llegas al campo ya tienes que saber cómo ejecuta cada uno los córners, si hay bloqueos... El famoso gol de Puyol en la final no fue al azar;eso lo hacían también en el Barcelona. Casi nada se deja a la improvisación y nosotros tampoco. Estudiamos a los jugadores cómo atacan y defienden. Un equipo que juega al contraataque es raro que te haga presiones altas. Tienen un patrón de juego y casi siempre van a seguir así”, revela. Sin embargo luego llega la hora de la verdad con el pitido inicial y ahí toca tomar decisiones en milésimas de segundos y tratar de llevar el encuentro de la manera más tranquila posible. Y siempre sobrevuela la cuestión de si es mejor aplicar la mano dura o adoptar un perfil más comprensivo con los futbolistas. “Eso es para gustos. He estado con colegiados muy calladitos, con otros muy habladores y con alguno intermedio. Esto es como los padres;algunos les dicen a sus hijos que estas son las normas, las cumples y ya está y otros son más abiertos. Hay estilos de arbitraje que son de entender más al jugador y no buscar ese conflicto mientras te mantenga el respeto, claro. Con los que he estado en Primera tienen fama de ser más dialogantes pero porque es un tipo de arbitraje que les ha funcionado. Buscan estar a bien con el futbolista. Si el jugador pregunta educadamente el árbitro va a responder”, clarifica.

Pero lo cierto es que incluso cuando las cosas discurren dentro de los cauces normales resulta prácticamente inevitable que la labor del trío arbitral esté en el punto de mira a la conclusión de los noventa minutos. “Siempre hemos sido los hombres de negro. No tenemos a nadie que nos ayude ni anime. ¿A quién sacudimos? Pues a este que no va a decir nada. Si el equipo ha perdido, ¿qué es más fácil asumir los errores o decir que en el minuto uno se equivocó en un saque de banda? Esto es vocacional. Tú estás concentrado en lo tuyo. Es verdad que fallamos mucho y te gusta que te lo digan. Pero vamos al porqué he errado y por eso es importante que estudiemos a los equipos”, argumenta el trencilla vitoriano.

Pero, pese a todo, no se arrepiente del camino iniciado hace ya muchos años. Si se le cuestiona qué le diría a un joven que quiere empezar en el mundo del arbitraje, lo tiene muy claro. “Suelo acudir a los cursos de formación a dar la primera charla. Digo que es ingrato y que pasas muchas noches sin dormir, pero a mí me ha desarrollado como persona y me ha aportado muchas cosas en la vida. He tenido la suerte de viajar mucho y conocer mucha gente. Mis mejores amigos son gente que empezó conmigo en esto. Si entras por quedarte en lo bonito es mejor que no empieces, tiene que ser algo más”, advierte. Eso sí, alerta de una de los grandes problemas que afectan al fútbol, incluso en la base. La mala conducta de los espectadores, con insultos graves o incluso agresiones. “Es la mayor lacra. En otros deportes no se ve tanto y no sé si es el centro de desahogo o qué. Recuerdo un partido de infantiles o juveniles y tener que decirles a los padres que se callaran o paraba el partido. El objetivo es el deporte y si la gente no lo tiene claro es mejor que no vaya a un campo. El árbitro que pita estas categorías es vocacional y lo que quiere es pasárselo bien”, reflexiona Roberto.

el sueño de una championsUna vocación que ha llevado a Pérez del Palomar nada menos que hasta la competición más importante a la que podía aspirar, nada menos que ser uno de los jueces del Mundial. Sin embargo, no se da todavía por satisfecho. “Siempre se pueden conseguir más cosas, aunque es cierto que esto es el escalafón máximo. Me quedaría pelear por una final de Champions, aunque con tanto equipo español luchando por las finales no llegamos nunca. Me gustaría estar también en una Eurocopa para completar todo”, reclama.

Y, pese a todas estas experiencias, continuará sin poder evitar los nervios en el estómago antes de cada partido. “Siempre. Hay que tener el gusanillo todos los días. No vas a sumar dos más dos todos los días. Sabes lo que se juegan los equipos y lo que tienes tú también de responsabilidad. Hay un cierto aspecto de incertidumbre”, reconoce. Una responsabilidad que, a partir del próximo 14 de junio, afectará nada más y nada menos que a los que luchen por el título de campeón del mundo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus