Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava

De Abelardo a Mané

Martes, 15 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

El ‘Pitu’ Abelardo y Manu García, renovados la semana pasada por el club, son los dos primeros movimientos del Alavés 18/19.

El ‘Pitu’ Abelardo y Manu García, renovados la semana pasada por el club, son los dos primeros movimientos del Alavés 18/19. (Foto: Alex Larretxi)

Galería Noticia

El ‘Pitu’ Abelardo y Manu García, renovados la semana pasada por el club, son los dos primeros movimientos del Alavés 18/19.

Uno de los mejores resúmenes de la temporada del Alavés lo escribió Fidel de Gloriosonet en Twitter. “Pasarán generaciones y se seguirá hablando de aquel Alavés que perdió los primeros seis partidos y se salvó a falta de cuatro jornadas”. Aunque ya se había materializado hace algunas semanas, la victoria contra el Athletic (empieza a ser un hábito) fue el fin de fiesta más inesperado que se hubiera podido imaginar los primeros dos meses de competición. Al final ha sido una temporada muy grande en la que el club se ha conseguido consolidar en primera a pesar de la rémora inicial y de haber tenido tres entrenadores. Es posible que quien escribe se pasara de pesimista en las primeras semanas, pero no había ningún síntoma de esperanza. Alavesistas sin ningún atisbo de sospecha solo pedían una cosa en aquellos oscuros momentos. Llegar vivos a Navidad. La cosa pintaba tan mal que se apelaba al espíritu de Jaén. Solo que Jaén, hubiera sido Sevilla. No recuerdo quién fue pero en Twitter leí a alguno de mis alavesistas de cabecera decir que firmaban ir al Pizjuán en la misma situación que a Jaén. No ha sido necesaria la épica gracias a una plantilla corta pero mejor de lo que muchos pensábamos (perdón Sergio) y al trabajo de un entrenador en el que algunos no creíamos nada (perdón Pitu). La ausencia de lesiones graves, la irrupción de Martín, la explosión de Munir, el retorno bestial de Laguardia, el liderazgo futbolístico de Ibai, el emocional de Manu y la veteranía de Pina o Torres han pesado más que pufos como el de Erasmus Bojan. Todo aderezado por un Abelardo que ganaba a sus predecesores en todo. En capacidad, en clarividencia y en conocimiento de los jugadores que tenía que entrenar y los rivales a los que se tenía que enfrentar. El Pitu es el padre de esta salvación y solo me queda desearle que sus jugadores de ahora no le fulminen un día como aquellos a los que “hizo ganar mucho dinero” en el Sporting.

La renovación de Manu García es una buenísima noticia para el Alavés. Retiene a una figura trascendental para explicar el alavesismo y a un jugador que se ha demostrado productivo. Conseguida la continuidad espero que termine ese partido entre ‘Amigos de Manu’ contra ‘Enemigos de Manu’ en el que algunos hemos intentado, probablemente sin conseguirlo, mantener la equidistancia. Manu García se merece el respeto de todos. Y la única manera que hay de demostrar respeto a un jugador es juzgarlo por lo que hace en el campo. El resto suele ser manipulación interesada. También se lo deseo para esta nueva y probablemente última etapa que se abre para él como futbolista del Alavés.

El sábado tuvo lugar un homenaje a los jugadores, técnicos y staff que consiguieron el ascenso en 1998. Un grupo de leyenda que probablemente puso las bases de lo que es el Alavés moderno. Toda una generación crecimos admirando a ese equipo que siempre se empeñó en desmentir el imposible. Muchos vivimos nuestros primeros encuentros de fútbol en un estadio en Segunda B y acompañamos a aquel equipo a Primera y finalmente a Dortmund. Y ahí seguimos. Iraultza 1921 ha sido el autor intelectual y material del tributo a aquellos héroes. En todo lo que tiene que ver con alavesismo el grupo es un motor sin el que es imposible entender en lo que se ha convertido el sentimiento a día de hoy. Cuidan la historia, el presente y el futuro del Alavés y los valores que representa. A nivel albiazul es un movimiento completamente integrador y transversal y admirado por todos los visitantes de Mendizorroza. La capacidad de arrastre al resto del estadio también es digna de mención. Iraultza tiene foco en Polideportivo pero réplicas en las otras tres tribunas. Su implicación en el homenaje, al menos en términos de calor y cariño, está varios cuerpos por delante de la mostrada por el propio club. La entrada en el descanso de los miembros del equipo del ascenso fue un poco deslabazada y desangelada. Había quince minutos para hacer algo con mucho más cariño. Al final esto probablemente es un recordatorio último de que el sentimiento no es ni de los dirigentes, ni de los jugadores ni de los entrenadores. La transmisión de los valores y de la historia de un club recae en sus aficionados. El resto son gente de paso a la que se simplemente se puede exigir profesionalidad. No es poco, ojo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus