Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
retabet bilbao basket 74 - 78 kirolbet baskonia

Bienvenidos los regalos

Indultado por un vecino que consumó su descenso, un frágil Baskonia evita el sonrojo en Miribilla

Oscar San Martín - Lunes, 14 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Shengelia, que jugó pese a sus problemas de espalda, lanza forzado ante Thomas.

Shengelia, que jugó pese a sus problemas de espalda, lanza forzado ante Thomas. (Foto: A11)

Galería Noticia

Shengelia, que jugó pese a sus problemas de espalda, lanza forzado ante Thomas.Momento en que Janning se levanta desde el 6,75 y ajusticia al Bilbao Basket con el triple que subió el 73-76 en el marcador a falta de siete segundos.

74

78

pedro martínez

Un equipo irreconocible. Le sobraron minutos a jugadores más propensos a hacer la guerra por su cuenta que a otra cosa. En Miribilla faltó el célebre espíritu colectivo que el técnico catalán había inoculado al grupo desde su llegada. El Baskonia carece de la chispa, energía y alegría de los últimos meses de competición. Un rival de la zona baja repleto de limitaciones le llevó ayer al límite.

las claves

Resurrección final. Reo de sus miedos y sabedor de que un error le condenaba a la hoguera del traumático descenso, un Bilbao Basket repleto de limitaciones puso en bandeja la victoria a un Baskonia que renació en el epílogo gracias a un ‘dos más uno’ de Poirier y el posterior triple de Janning.

Debilidades azulgranas. Tras el 41-52 del minuto 52, el Kirolbet perdió por completo el rigor, se desangró en la defensa al perímetro vizcaíno y naufragó sobre la pista con un pernicioso individualismo de varios jugadores. Pese a la victoria final, el conjunto vitoriano confirmó las dudas de su juego y se vio sonrojado durante muchos minutos por un anfitrión a tumba abierta.

En medio de los errores de bulto de un anfitrión reo de sus miedos, un ‘dos más uno’ de Poirier y el triple providencial de Janning salvaron los muebles para los vitorianos

Quedó el buen sabor de boca del redentor resultado final, pero poco más tras un derbi de escasa vistosidad que no pasará a la historia por el virtuosismo de sus protagonistas ni mucho menos por la teórica superioridad que todos los entendidos otorgaban al Baskonia antes del salto inicial. A la hora de la verdad, fue el más débil y necesitado quien se autoinmoló en Miribilla, testigo de una resurrección azulgrana con tintes casi milagrosos y también de los pavorosos miedos del Bilbao Basket, que se pegó un tiro en el pie a partir del minuto 37 con un parcial de 1-9 y acabó maldiciendo su traumática despedida de la ACB si alguien no lo remedia este verano en los despachos.

El Baskonia quemó ayer una nueva etapa en la búsqueda de la segunda posición al término de la fase regular, pero sufrió lo que no está en los escritos para satisfacer su objetivo y de paso poner el último clavo en el ataúd del Bilbao Basket con destino a la LEB Oro. Si salvó su pellejo en los instantes finales fue casi más por las terribles limitaciones locales que por sus propias virtudes pese a la sangre fría de ese tirador de hielo llamado Matt Janning a la hora de certificar el triple de la victoria o previamente la buena conexión entre Huertas y Poirier que se tradujo en un providencial dos más uno del gigante francés. Dos acciones determinantes que enjugaron la jugosa jugosa ventaja bilbaína y precedieron un funeral en Miribilla.

Entre medias, el RETAbet se disfrazó de perdonavidas con un carrusel de errores inherentes al clásico grupo atenazado y angustiado por su crítica situación en la tabla clasificatoria. Reo de sus miedos y carente de instinto asesino, el conjunto vizcaíno cavó su tumba de forma muy cruel para sus aficionados y entregó en bandeja el triunfo al Baskonia, cuyo desmoronamiento a partir del tercer cuarto (41-52) resultó más inexplicable aún que la falta de mordiente del anfitrión en el desenlace. A años luz del grupo cautivador del mes marzo, la tropa alavesa contrajo todos los méritos del mundo para salir de Miribilla con un rejonazo sobre sus espaldas que podía haber comprometido al máximo su valiosa segunda posición.

Un Kirolbet de trazos vulnerables enmascaró su discreta actuación gracias a la muñeca de seda del tirador más infalible de su plantilla. Fue Janning quien resolvió un final de locos con la finura y elegancia de un pistolero despiadado. El de Minnesota recibió el balón de Huertas y, después de que Todorovic llegase tarde a su defensa, embocó un misil desde casi ocho metros que revivió las peores pesadillas del RETAbet, de nuevo masacrado desde la línea del 6,75 en el peor instante tras el aguijón de la semana pasadas rubricado por el obradoirista Albert Sàbat. El desastre bilbaíno quedó consumado tras la derrota y el triunfo del Joventut ante el Fuenlabrada. El mejor aliado de los vitorianos fue el propio anfitrión, quemado en la hoguera de su inestabilidad con un plantel entrado en años y repleto de bultos sospechosos.

malas sensacionesTras un derbi con más nervios que juego, el Baskonia evitó sobre la bocina el sonrojo de una derrota que parecía imposible ante los excelentes réditos del bloqueo y continuación liderado por Huertas o la sonrojante falta de centímetros y músculo en la pintura local. El Bilbao Basket se le subió a las barbas con el paso de los minutos e incluso disfrutó de un escenario idílico (73-69) para prolongar sus esperanzas de permanencia. De nuevo irreconocible por todos sus poros e incapaz de enhebrar el baloncesto colectivo que le rescató de las catacumbas tras la llegada de Pedro Martínez, el Kirolbet salió indemne de forma milagrosa de la emboscada de Miribilla, donde confirmó que su estado actual no le alcanza para buscar la cuarta corona liguera de su historia ni tan siquiera alcanzar la final.

El equipo azulgrana se desangró en la defensa del perímetro de Lakovic. Tabu, Todorovic y Redivo ocasionaron una escabechina con su visceralidad y colmillo afilado en las penetraciones. Sobraron las decisiones a nivel individual y faltó sentido colectivo para dar respuesta a la desbocada ambición de los vizcaínos, a tumba abierta en la que suponía su última bala para agarrarse a la Liga Endesa. Beaubois y Shengelia encarnaron las malas sensaciones alavesas. Individualistas y propensos a hacer la guerra por su cuenta, ambos hicieron un flaco favor a la solidez de un Baskonia huérfano del espíritu altruista que le ha caracterizado bajo la dirección del entrenador catalán, penalizado por su desacierto exterior e incapaz de sacar provecho a la sideral diferencia en cuanto a complexión física bajo los aros. El peso de la lógica terminó imponiéndose finalmente en Miribilla, convertido en un valle de lágrimas pese al orgullo de sus pupilos.

la figura

El único que mostró una buena lectura de juego. Asistió de manera magistral a Poirier y Janning en los segundos finales para propiciar la reacción. Tabu le desbordó en varias ocasiones.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus