Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Editorial

Como si nada hubiera cambiado

Es un contrasentido mantener la misma política penitenciaria tras la desaparición de ETA y persistir en la política de dispersión para los presos no tiene que ver con la impunidad y sí con la injusticia y la venganza

Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Todos los partidos con representación parlamentaria salvo PNV, EH Bildu y ERC participaron el jueves en la reunión del Pacto Antiterrorista convocados por el Gobierno de Mariano Rajoy como respuesta al adiós definitivo de ETA. Según explicaron los asistentes, fue una reunión para “constatar la derrota de la banda” y transmitir un mensaje de apoyo, reconocimiento y solidaridad con las víctimas. No hubo sitio para debatir la política penitenciaria y las declaraciones a la salida de la reunión de los portavoces de los partidos se movieron en parecida sintonía sobre esos dos ejes, aunque con matices, precisamente cuando fueron preguntados por la cuestión de los presos, donde Ciudadanos y UPN sacaron músculo para ver quién aprieta más las tuercas al Gobierno del PP, llegando los regionalistas navarros a condicionar su apoyo a los presupuestos si Rajoy acerca un solo recluso a cárceles vascas. Apenas ha pasado una semana desde que la organización terrorista anunciara su disolución pero, pese a ello, lejos de abrirse un escenario favorable a reconducir la excepcionalidad de la política penitenciaria, que tiene en el alejamiento de los presos y en el mantenimiento de un régimen que impide la excarcelación por motivos de deterioro grave de la salud a sus principales exponentes, el discurso de dureza y de máxima exigencia carcelaria se ha reavivado con el recuerdo doloroso de la violenta historia de ETA espoleado por aquellos sectores políticos y mediáticos que no renuncian al relato de vencedores y vencidos, y que ETA con su falta de autocrítica y su petición de perdón selectivo no ha hecho sino favorecer. Pero lo que sería un contrasentido es que cuando el terrorismo ha llegado a su fin, un anhelo por el que se ha luchado durante décadas y que se ha conseguido sin que haya logrado ninguno de sus objetivos, se quiera dar a entender que nada ha cambiado y que las medidas que en su día se adoptaron porque existía ETA no pueden eliminarse. Ese es el caso de la política de alejamiento de los presos. Pese a que se ha repetido una y otra vez que la dispersión perdería su sentido con ETA desaparecida, se buscan nuevas excusas para mantener a los reclusos lejos de sus casas, lo que no tiene nada que ver con evitar la impunidad de los terroristas sino con el castigo inmerecido a sus familiares, lejos de lo que en un estado democrático se entiende por justicia y cerca de lo que se tiene por venganza.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus