Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
Lucas Etxeberria vicepresidente de la asociación cultural lazarraga

“En una semana no se puede decidir sobre el palacio Ruiz de Vergara. Necesitamos más detalles”

El proyecto del Gasteiz Antzokia encuentra otro obstáculo con un depósito de fuel en Escoriaza que coloca al palacio Ruiz de Vergara como alternativa.

Jose Luis del Campo José Ramón Gómez - Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Palacio Escoriaza Esquível.

Palacio Escoriaza Esquível.

Galería Noticia

Palacio Escoriaza Esquível.La infografía de los equipamientos de la renovada manzana de Escoriaza Esquível concede una gran relevancia al espacio del frontón que queda encuadrado en la caja de madera que se aprecia en la imagen, junto a una primera planta con el salón multiusos y l

Vitoria- No está resultando sencilla la definición de todo lo que rodea al futuro Gasteiz Kafe Antzokia. Tras convenir como ubicación la manzana de Escoriaza Esquível, unas catas arqueológicas sacaron a la luz un depósito de fuel que relegará los plazos marcados. Ante este contratiempo, se ha ofrecido un escenario alternativo como el palacio Ruiz de Vergara, cuya idoneidad se analiza por parte de Lazarraga Kultur Elkartea.

Una sorpresa el descubrimiento de ese depósito en el subsuelo de la antigua hospedería de Escoriaza Esquível

-Habíamos tenido noticias en marzo de la existencia de ese depósito de fuel. En ese momento tampoco se le dio mucha relevancia y sí que se comentó que podría acarrear retrasos, pero no esperábamos un cambio así. Ante la convocatoria de una nueva sesión del elkargune de Euskera, el pasado 2 de mayo, nosotros acudimos con una propuesta ante este descubrimiento y no teníamos ni idea de que también el Ayuntamiento se iba a presentar con su propia alternativa.

¿Para ustedes supuso toda una sorpresa ese nuevo espacio como Ruiz de Vergara?

-Sí, efectivamente supuso una sorpresa encontrarnos sobre la mesa con otra alternativa, aunque también valoramos que se presentaran con un cambio de ubicación, como finalmente sucedió. También nosotros les planteamos otra alternativa como la de un cambio de fases, referido a comenzar las obras por Escoriaza Esquível y montar allí Euskararen Etxea, ante el anuncio de posibles retrasos con el tema del depósito. Esto es una manera de superar el problema que se plantea, aunque no es una cuestión nueva ya que a finales del año 2016 comentamos al Ayuntamiento que valoraran un posible cambio de fases.

Lazarraga plantea un cambio en las fases del proyecto, pero en sus comparencias el alcalde, Gorka Urtaran, no la ha mencionado y se refiere a asumir los retrasos en Escoriaza o una nueva sede en Ruiz de Vergara.

-El tema del cambio de fases se ha comentado en anteriores ocasiones y quizá por eso para el alcalde no supone ninguna novedad. Lo importante no es si se ha comentado, se ha hablado o dejado de indicar. En este momento contamos con dos propuestas y es más importante centrarnos en ellas y proceder al análisis por ambas partes para ver cual es la mejor y más idónea. También hay que tener en cuenta que en una semana no se puede decidir así como así. Aparte de la ubicación también hay otras cosas.

¿Han valorado ya los aspectos a favor y en contra de uno y otro palacio para una respuesta final?

-Todavía no hemos elaborado ese cuadrante y vamos a tener más reuniones de las habituales para ello. Habrá que preguntar a los grupos euskaltzales cómo lo ven y lo valoran. Nos faltan muchos detalles.

Lazarraga participó en la visita al interior de Ruiz de Vergara, ¿qué impresiones obtuvieron?

-En un principio mucho más reducido, más pequeño, pero es valorable y con posibilidades. Nos hacen falta más detalles para conocer las posibilidades reales. La ubicación no es mala al tener un acceso más directo desde la calle Herrería o Siervas de Jesús, que pueden ser positivas en esa alternativa.

El proyecto del Gasteiz Antzokia va más allá de concretar el espacio físico donde va a estar situado.

-Es una cuestión en la que venimos insistiendo constantemente. Además del continente, al proyecto cultural hay que dotarlo de contenido y para ello es imprescindible que tenga una personalidad jurídica propia para que sea autónomo y pueda funcionar por si solo. También necesita de una financiación, viabilidad económica y un modelo de gestión. Esos tres elementos son indispensables. Sobre eso mismo se estuvo trabajando en un grupo dentro del Ayuntamiento, que comenzó en octubre de 2017 y llevó a cabo seis reuniones. Lazarraga trabajó sobre esos tres pilares y se presentó a ese grupo, formado por un representante de cada formación política municipal. Fue un punto de partida y el equipo de gobierno escuchó la propuesta, pero todavía no ha habido una respuesta pública, ni se ha pronunciado o presentado cuál es su fórmula de personalidad jurídica, financiación o modelo de gestión. Es tan importante definir eso como la ubicación. Históricamente siempre se ha dado mucha importancia al espacio físico, pero nosotros nos hemos centrado en el proyecto en su globalidad.

Las posibles ubicaciones han sido infinitas y al final se eligió. ¿Es el Casco Medieval el mejor emplazamiento del Antzoki?

-Lo consideramos como una buena ubicación para el proyecto. Por un lado, llevamos ya tres años en Oihaneder y estamos siendo ya un punto de referencia y, por otro, el Casco Medieval o sus inmediaciones es la zona donde mayor actividad cultural o social puede haber. Le hicimos saber al Ayuntamiento que teniendo Euskararen Etxea en el casco, el Kafe Antzokia lo veíamos alrededor. Eso, en su momento, se lo hicimos saber al equipo de gobierno y ahora estamos valorando su propuesta, al igual que también pedimos que valoren la nuestra del cambio de fases.

¿Cuáles son las propuestas de Lazarraga Kultur Elkartea respecto a fórmula jurídica y financiación del Gasteiz Kafe Antzokia?

-Entre las diferentes personalidades jurídicas, la fundación puede ser el modelo que mejor se adapta a este proyecto, con sus aspectos a favor y en contra. Así lo expusimos en ese grupo de trabajo y no dijeron nada en contra los partidos políticos, mientras el equipo de gobierno se limitó a señalar que lo iba a estudiar y no tenemos más noticias hasta ahora. Dentro de esa fundación, pueden formar parte Lazarraga KE, así como otros agentes del mundo euskaltzale, administraciones públicas y cualquier otro agente privado que pudiese tener interés.

¿En cuanto a gestión y modelo económico también transmitieron sus preferencias e ideas?

-En ese grupo de trabajo se valoró y estudio un posible presupuesto aproximado para llevar a cabo, pese a no contar con toda la información necesaria, pero tampoco hemos recibido respuesta del equipo de gobierno y se limitaron a remitirlo al departamento de Hacienda. Es cierto que fueron unos números adaptados a Escoriaza Esquível.

Su propuesta es alterar el orden de las fases de las obras. ¿La han contrastado y consultado para comprobar que es posible?

-No hemos recurrido a nadie externo para que nos asesore sobre esa cuestión. Es un tema de pura lógica al entender que se pueden realizar trabajos en uno de los espacios, mientras en el otro la actividad es la habitual, y al revés.

Esa comisión de seguimiento, ¿en qué consistió y qué pasos dio?

-En las seis primeras reuniones sí que fueron al ritmo estipulado y para final de año y se decidió darle continuidad con un grupo de seguimiento para supervisar las diferentes fases de las obras. Estamos ya a 13 de mayo y no nos hemos vuelto a juntar desde diciembre.

Están analizando Ruiz de Vergara y por ahora están en un no por respuesta.

-Todavía no tenemos referencias exactas de las dimensiones de la alternativa planteada. Escoriaza es un edificio muy grande y Ruiz de Vergara es mucho más pequeño. Ahora hay que mirar si en esos metros se puede desarrollar el proyecto. Cada vez que hay un cambio de ubicación es como un paso atrás y que la opinión pública se pregunta por el proyecto. Es un edificio que lo han rehabilitado por fuera y por dentro está como vacío. Hay que concretar los metros finales totales, si se puede echar un suelo y sacar una planta más, por ejemplo. Necesitamos detalles concretos, como saber el plazo de descontaminación del depósito y sin saber todas las posibilidades que tiene el edificio no se puede valorar. No vale con tener cuatro paredes. Nosotros hemos hecho los deberes en el sentido de presentar un proyecto viable, analizando en un informe posibles formas jurídicas y es lo que han utilizado en la mesa de trabajo. Consenso político y social hay. Ahora analicemos en detalle las posibilidades.

Desde el equipo de gobierno, en unas declaraciones de Iñaki Prusilla se condiciona a un acuerdo en Ruiz de Vergara para establecer el resto del proyecto del Antzoki, que sitúa a Lazarraga entre la espada y la pared.

-También es esas mismas declaraciones en la Cadena SER le preguntaron si descartaban Escoriaza Esquível y dijo que no. Lógicamente, como propuesta del equipo de gobierno verán Ruiz de Vergara como más adecuada. Lazarraga se ciñe a ese proceso de valoración de las alternativas y cuando decidamos algo, informaremos de ello.

Con tantos escenarios planteados y obstáculos ¿cómo está los ánimos dentro del amplio colectivo euskaltzale de Gasteiz?

-El objetivo es lograr que este año se puedan dar pasos adelante con garantías y que de verdad se incluya una ubicación final y que de verdad se empiece a trabajar en el desarrollo del mismo, teniendo en cuenta esos otros aspectos como la gestión, forma jurídica o financiación. Tenemos mimbres suficientes para que todo quede encaminado por el trabajo hecho, como para definirlo bien y avanzar. En las reuniones con el equipo de gobierno siempre les hemos dicho que faltan mensajes positivos, y uno de ellos fue que, en enero de 2017, se superó el tema del frontón y fue una buena señal y la gente empezó a creer.

La sombra del frontón siempre ha estado presente con partidarios de su conservación o de su derribo. Finalmente se mantendrá.

-Fue un tema de cuestión de meses, como puede ser ahora el del depósito. Nosotros damos por concluida la etapa de ese escollo y ya está superado. El alcalde ya sabía que ahí había un problema que tenían que trabajarlo y no lo consiguieron desbloquear.

Otro elemento que apareció en el camino fue el de un concurso de ideas que ya marcaba de antemano que el proyecto vencedor no se iba a aplicar ni ejecutar.

-Se resolvió por estas fechas y el alcalde, a posteriori, en el elkargune de julio ya aceptó que el frontón se quedaba fuera y presentó planos y maquetas. De esa idea vencedora tampoco la estudiamos porque se quedó ahí y no trascendió.

El Gasteiz Kafe Antzokia se ha instalado en la actualidad municipal como tema de discusión entre grupos políticos, ¿se sienten rehenes, en cierto modo, de este tira y afloja entre los partidos?

-No nos sentimos así. Pero comentábamos en una respuesta previa, que el mensaje que se manda hacia el exterior no es positivo, pero a nosotros como colectivo no nos afecta, ni nos vemos así. Hay un consenso político detectado en las reuniones con todos los partidos políticos y su claro compromiso desde el PP hasta EH Bildu. Por eso hay pocos proyectos que tengan el consenso de todas las formaciones.

El proyecto final del Antzoki conllevará la mudanza de Euskararen Etxea de su actual emplazamiento de Montehermoso.

-Eso ya lo tenemos interiorizado y además creemos que es necesaria una nueva ubicación. Aquí en Montehermoso conviven dos proyectos y tiene sus partes negativas, a veces, en cuanto a gestión.

Al hablar del Antzokia, muchos pensamientos evocan al de Bilbo ¿es exportable ese modelo a la futura instalación de Gasteiz?

-No tiene nada que ver y se lo dejamos claro desde el principio al equipo de gobierno. El de Gasteiz es un proyecto con dos patas, Euskararen Etxea y el Antzoki. En este caso, la función del Kafe Antzoki sería la de poder programar actividades creadas en Euskal Herria que a Gasteiz no llegan. Para nada queremos copiar al de Bilbo. Ellos son un referente exterior con conciertos de grupos internacionales. Para eso en Gasteiz hay otros equipamientos como Jimmy Jazz o Hell Dorado. No es nuestra intención hacer un calco ni una discoteca nocturna. Únicamente lo tomamos como referencia de la cultura euskaltzale.

las claves

“Además de la ubicación, el Gasteiz Antzokia debe tener un modelo económico,

una personalidad jurídica y

unas vías de financiación”

“Lazarraga trabajó esos tres pilares del proyecto y se presentaron al equipo de gobierno, pero aún no ha habido respuesta pública”

“En 2016 ya trasladamos

al Ayuntamiento la opción

del cambio de fases en Escoriaza Esquível y ahora

le pedimos que lo valoren”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    Más sobre ¡Qué mundo!

    ir a ¡Qué mundo! »

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus