Diario de AlavaDiario de Noticias de Alava. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Alava
“Ni en mis mejores sueños pensaba que podíamos acabar tan bien la temporada”

Una fiesta completa

El Alavés resiste las embestidas del Athletic en la primera parte, se adelanta de forma afortunada y acaba pasando por encima del vecino para ganar

Borja Mallo José Ramón Gómez - Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:04h

Ibai ajustició a sus antiguos compañeros en la segunda mitad con un gol de semivolea que supuso el 3-0.

Ibai ajustició a sus antiguos compañeros en la segunda mitad con un gol de semivolea que supuso el 3-0.

Galería Noticia

Ibai ajustició a sus antiguos compañeros en la segunda mitad con un gol de semivolea que supuso el 3-0.

3

1-0, minuto 43: Guidetti. Kepa saca un balón que rebota en el delantero sueco y el meta no es capaz de despejar y el esférico se mete en la portería.

2-0, minuto 60: Munir. El delantero madrileño provoca una falta en la frontal y el propio Munir la pone en la escuadra de Kepa. 3-0, minuto 77: Ibai Gómez. Centro desde la izquierda de Pedraza, Iñigo Martínez no puede despejar bien y el bilbaíno remacha. 3-1, minuto 79: Muniain. Barullo en el área en un saque de esquina que la zaga no despeja y Muniain marca.

Amonestó a Beñat (minuto 27), Maripán (minuto 32), Saborit (minuto 35), Munir (minuto 35), Yeray (minuto 59), San José (minuto 73) y Iñigo Martínez (minuto 90).

1

Vitoria- El Deportivo Alavés se despedía ayer de Mendizorroza en un día en el que se recordaba a los héroes que consiguieron el ascenso a Primera División en 1998 y el equipo que esta temporada ha conseguido una salvación no menos memorable quiso sumarse al homenaje que el alavesismo rindió a sus ídolos del ayer. Sin hacer un partido de alto copete, resistió durante la primera parte las acometidas del Athletic, se adelantó con un afortunado gol de John Guidetti y acabó pasando por encima de un rival indolente en una segunda parte en la que prácticamente jugó a placer. Fiesta completa en la despedida del curso en el Paseo de Cervantes.

Si en los últimos encuentros había mezclado Abelardo titulares con los menos habituales, ayer realizó un paréntesis en esa tendencia para sacar su once de gala, con las únicas excepciones de Alexis por el lesionado Duarte y Maripán relevando a Ely. No había nada tangible en juego, pero en lo emocional era un partido marcado en rojo. Mendizorroza nunca le ha fallado al equipo y había conjura para celebrar el cierre del curso por todo lo alto.

Sabiendo lo que le podía venir encima, tampoco el Athletic se asemejó en nada en el arranque a ese equipo timorato de tantos partidos y amenazó desde el inicio con sus internadas por la derecha. Así, en un saque de esquina obligó De Marcos a intervenir a Pacheco por primera vez. La réplica la dio Ibai, pero en esta ocasión el disparo de zurda se le fue desviado y no pudo calcar el golazo que le hizo al Málaga. Ni siquiera ahí se conectaron los albiazules a un derbi teñido de rojiblanco, con control absoluto visitante y sensación de peligro cada vez que aparecían De Marcos y Williams, apoyados por la movilidad de Muniain, por el costado diestro, como un disparo al travesaño del delantero.

El Alavés no era capaz de quitarse de encima el agobio al que el Athletic le estaba sometiendo y lo llevó todo a un ejercicio de resistencia. Incapaz de encadenar tres pases tras la recuperación, se parapetó en torno a su propia área y se encomendó a un Pacheco que tuvo que aparecer de nuevo para salvar ante Aduriz al tiempo que el duelo se iba enfangando en refriegas y patadas. Muchos parecían arrastrar cuentas pendientes y la temperatura sobre el césped se elevó unos cuantos grados, con Manu García y Pina marcando territorio y Saborit haciendo una dura entrada que bien pudo haberle costado la expulsión.

Entre golpes, tarascadas y tanganas se iba consumiendo la primera parte sin que El Glorioso fuese capaz de proponer nada y con el cuadro bilbaíno desaprovechando su dominio. Y cuando todo indicaba que las tablas iban a seguir inalterables al descanso, el Alavés se encontró con un golpe de fortuna. Un mal despeje de Kepa rebotó en Guidetti y el balón se coló en la portería visitante al no poder el guardameta reaccionar. Las cosas del fútbol. Johnny G, la canción que le homenajea, atronaba en Mendizorroza con todo el alavesismo coreándola a una voz.

Un paseo hacia la goleada El varapalo le causó mella al equipo de Ziganda, que tras el descanso no fue capaz de digerir el golpe y rebajó de manera considerable revoluciones a su regreso al campo. Mientras, el Alavés comenzaba a salir con cada vez mayor peligro. Sólido ya en defensa, sin pasar apuros, la cuestión era encontrar buenos enlaces con los puntas. Así, Yeray tuvo que cortar con falta una cabalgada de Munir que se iba ya a buscar la portería, pero la interrupción en el juego no quebró el objetivo del madrileño, que puso el balón en la escuadra de Kepa en el primer gol de falta directa del curso.

Quedaba más de media hora de derbi por jugarse, pero ya solo quedaba un equipo sobre el césped. Tuvo Munir el tercero, anulado por anterior fuera de juego, y Muniain sacó a relucir un golpe de casta ante la decadencia de su equipo. Así, de nuevo se metió el encuentro en la refriega, el juego subterráneo y el intercambio de golpes.

Entre unas y otras cosas, aún quedó tiempo para más goles. Ibai Gómez acabó remachando una gran internada de Pedraza y el enésimo desastre defensivo de los bilbaínos, mientras que Muniain apretó los dientes hasta marcar y poner una fina capa de maquillaje al desastre del Athletic en el día de la gran fiesta del alavesismo, que recordó a los héroes del ascenso de 1998 y también rindió tributo a lo menos legendario equipo que esta temporada ha salvado la categoría con una resurrección histórica.

la figura

El madrileño volvió a ser la pieza determinante de la ofensiva y firmó un golazo de falta directa además de llevar peligro en todas sus intervenciones en el ataque.

debe mejorar

Dentro de un colectivo que no estuvo mal en líneas generales, el bilbaíno no tuvo esa presencia de actuaciones precedentes, aunque apareció en el momento oportuno para marcar.

Abelardo

Prima la efectividad. El Alavés firmó una primera parte muy mala, en la que se vio superado casi en todo momento por el Athletic, pero de la nada se consiguió adelantar justo antes del descanso. En el segundo acto jugó a placer durante muchos minutos, fue tremendamente efectivo en sus llegadas y solo el gol en contra y no dejar la portería a cero empañó un poco el final.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Álava se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Gasteiz 22 bis 1ª Oficina 13 Vitoria - Gasteiz
    • Tel 945 163 100, Fax Administración 945 154 344, Fax Redacción 945 154 346

    • Oficina Comercial: Calle Portal del Rey 24 (Esquina calle Paz), Tel 945 201000, oficinacomercial@noticiasdealava.eus